Inicio


La diversidad de las poblaciones que atendemos desde las instituciones sociales y educativas no es algo nuevo, se ha manifestado en las diferencias de procedencias culturales, de clase social, de género, medio de procedencia (rural/urbano), generacionales, profesionales, etc. La mediación social se reconoce como una propuesta reciente que permite el logro de objetivos educativos valiosos desde los presupuestos propios de sociedades democráticas que defienden la participación y la justicia social (Giménez, 1996) teniendo en cuenta los aspectos anteriores.

En la actualidad la educación social atendiendo a su potencial como perito judicial se prepara para obtener los conocimientos necesarios para intervenir como Perito en los juzgados y Tribunales de Justicia, especialmente en el ámbito civil y penal.

Se trata de un programa formativo diseñado en competencias profesionales, que capacita para el desarrollo de propuestas de mediación civil y peritaje judicial del educador social.

El perfil profesional de salida es un profesional con competencias específicas en mediación y peritaje, más concretamente en:

  • Arbitraje laboral
  • Mediación penitenciaria,
  • Administración concursal
  • Mediación familiar,
  • Perito Judicial,
  • Perito en ámbito privado,
  • Colegios de Educación Infantil, Primaria y Secundaria sostenidos con Fondos Públicos o Privados.
  • Educadores sociales en Centros Educativos.