Revisión de líquidos.

La revisión de los niveles de líquidos de nuestro coche supone una tarea de mantenimiento básica y sencilla. Preste especial atención a esta revisión si su vehículo tiene ya cierta edad. Para localizar los elementos que vamos a revisar pinche en Vista General del Capó.
 
Por su SEGURIDAD, realice sus revisiones SIEMPRE con el vehículo en frio.
 
Google
Líquido refrigerante auto.
 
1.- El líquido refrigerante de nuestro coche es el encargado de mantener controlada la temperatura del motor. Los hay de diversos tipos que se distinguen principalmente por sus colores vivos, aunque sin duda alguna la diferencia más práctica es la temperatura que aguanta el líquido sin congelarse, es decir, el punto de congelación. Esto es  especialmente importante el climas donde el frio hace estragos, ya que una congelación de este líquido causaría una tragedia en nuestro vehículo: por efecto de la congelación el líquido se dilataría y reventaría buena parte del corazón de nuestro vehículo.
Revise que el nivel esté entre las líneas de máximo y mínimo del vaso de expansión. Si decide rellenarlo, abra el tapón del vaso y eche el líquido poco a poco. Nunca sobrepase el nivel de máximo.
 
2.- Si observa que el nivel ha bajado, revise cuidadosamente los manguitos que van hacia el radiador y los que van al motor. El contendor del refrigerante es un compartimento estanco y no debe perder líquido.
 
3.- El color brillante del refrigerante facilita la detección de fugas. Revise también el tapón del vaso de expansión y ciérrelo bien. 
 
4.- Revise el radiador y verifique que no hay fugas.
 
5.- Si aun así no encuentra Vd. la posible fuga, preste especial atención al estado del nivel de líquido en las próximas semanas. Si el nivel de líquido baja rápidamente y Vd, sigue sin encontrar por donde se escapa, piense la posibilidad de que sea el radiador de la calefacción el que esté picado y sea el causante de nuestro problema. Algunos síntomas que le podrán ayudar a detectar este problema pueden ser (además de la pérdida de líquido refrigerante):  vapor en el interior del coche ( en la luna) cuando el coche está caliente, olor desagradable y un sonidillo como de vapor saliendo. Con estos síntomas, problamente sea el radiador de la  calefacción el problema. La solución sería la sustitución del radiador de la calefacción, aunque sin Vd. anda corto de recursos, también puede hacer un apaño con el que su vehículo dejará de perder refrigerante. Piche AQUI para ese Brico.
 
SI VD. OBSERVA UN COLOR IRREGULAR EN EL LÍQUIDO DEL VASO DE EXPANSIÓN:
 
1.- Si en el vaso de expansión observa Vd. que el líquido tiene un color como de barro, un color como de óxido, posiblemente tenga el radiador un tanto oxidado en su interior. Preste especial atención a esto, pues con el tiempo, el óxido producirá picaduras en el radiador y por lo tanto fugas en el mismo.
 
2.- También puede Vd. ver manchas como de aceite en el líquido refrigerante. En este caso, el aceite del motor, por alguna causa  (problablemente problemas con la junta de culata) ha pasado o está pasando al circuito de refrigeración. En tal caso, lleve el coche a un taller a que lo revise un profesional.
 
PRECAUCIÓN!!  NUNCA abra el vaso de expansión con el motor caliente. El peligro de quemaduras es real. No juegue con su seguridad.
 
Líquido limpiacristales.
 
Mantenga el contenedor del vehículo con liquido limpiacristales siempre lleno. Por varias razones es recomendable usar el líquido específico (color azul) para coches. Éste, además de limpiar perfectamente su luna,  evitará la acumulación de cal en los conductos y los difusores que puede provocar problemas.
Aun así, si Vd. quiere emplear agua ordinaria, le recomendamos una mezcla casera a base de agua, lavavajillas, un chorro de vinagre y otro  chorro de alcohol. Esta mezcla limpia eficazmente a la vez que evita acumulación de cal. ¡Pruébela!
 
Nivel de aceite.
 
Verifique el nivel de aceite de su coche mensualmente. Si Vd. utiliza un aceite sintético, el consumo del mismo será mayor que con un aceite mineral. Es totalmente normal que el coche consuma aceite y este consumo se irá haciendo mayor conforme el coche cumpla años. Así mismo, el tipo de conducción y el tipo de carretera por el que se transite influyen mucho en este consumo. El consumo de aceite será mayor cuando el conductor apure mucho las marchas y cuando conduzca en carreteras con muchas cuestas.
 
Mida el nivel con el coche siempre frio y rellene cuando sea necesario. Hágalo siempre poco a poco para no sobrepasar el nivel máximo.
 
UN CONSEJO: NUNCA sobrepase el nivel maximo marcado en la varilla. Esto podría dañar el catalizador del vehículo.