Prácticas del Lenguaje - Planificación Anual

 

PRÁCTICAS DEL LENGUAJE

 

Primer grado

 

Maestra de Grado    .................................... 

Coordinadora  MS    ....................................

 

PLANIFICACIÓN ANUAL

 

 

 

  

PROPÓSITOS

 

 

  • Fomentar la interacción entre los alumnos para que aprendan a cooperar, a asumir responsabilidades para una tarea en común, participando de esta manera en la producción colectiva del conocimiento matemático en el aula.

 

  • Brindar oportunidades a los alumnos para que usen en el aula los conocimientos que poseen y los compartan con sus compañeros, buscando que establezcan vínculos entre lo que saben y lo que están aprendiendo.

 

  • Proponer a los alumnos una variada gama de situaciones de trabajo que enriquezca sus experiencias y representaciones sobre lo que es hacer matemática en el aula.

 

  • Desarrollar una actividad en el aula que permita, desde los primeros contactos con la matemática, que los niños adquieran confianza en sus posibilidades de producir resultados matemáticos.

 

  • Crear las condiciones que permitan a los alumnos participar en la resolución de problemas sin que el éxito inmediato sea el objetivo central, valorando en su lugar el intercambio, la discusión, el análisis de los aciertos y los errores como parte del proceso de resolución.

 

  • Proponer actividades tendientes a que los alumnos asuman como propia la evaluación de los procesos y los resultados, y se dispongan a reelaborarlos cuando sea necesario. 

 

 

 

 

Diseño Curricular 2004 - GCBA - Páginas  299 y 300.

 

 


PROPÓSITOS - Práctica de la Lectura y de la Escritura

 

·         Hacer de cada aula una colectividad de lectores y escritores, en el marco de la cual los alumnos puedan desplegar sus propias posibilidades como intérpretes y productores de textos, de tal modo que leer se transforme en una ocupación predilecta y en un valioso instrumento de resolución de diversos problemas, que la escritura llegue a ser elegida y utilizada como un medio efectivo de comunicación, como un instrumento de reflexión sobre el propio conocimiento.

 

·         Involucrar a los alumnos en una amplia gama de situaciones de lectura y escritura, garantizando un intenso contacto con escritos de diversos géneros y brindándoles múltiples oportunidades para explorarlos, seleccionarlos y leerlos en función de propósitos relevantes para ellos, así como para producir variados textos con propósitos significativos para sus autores y dirigi­dos a diferentes destinatarios.

 

·         Ofrecer a los niños múltiples oportunidades de actuar como lectores de literatura, acercándolos a obras de calidad literaria y sensibilizándolos ante fa manera en que los escritores narran historias y construyen mundos imaginarios, ante la riqueza expresiva de las imágenes y la musicalidad de los poemas, ante la fuerza dramática de las obras teatrales.

 

·         Instaurar un ambiente de trabajo cooperativo que permita a los alumnos enfrentar sin temor situaciones de lectura y de escritura que representan un desafío para ellos -porque les plantean problemas cuya resolución requiere la elaboración de nuevos conocimientos- con la seguridad de que el error está previsto y permitido porque forma parte del aprendizaje, con la convicción de que tendrán la colaboración del maestro y de sus compañeros y con la responsabilidad de hacer su aporte al trabajo grupal.

 

·         Preservar en la escuela el sentido (social e individual) que las práctica de lectura y escritura tienen fuera de ella, enmarcando las situaciones didácticas en proyectos o secuencias de actividades que -al mismo tiempo que permiten concretar objetivos de enseñanza- tienden hacia el cumplimiento de los diversos propósitos que llevan a las personas a leer o escribir, de propósitos cuyo valor puede ser apreciado por los alumnos porque tienen sentido para ellos no sólo como preparación para el futuro sino también desde su perspectiva actual.

 

·         Destinar a las prácticas de lectura y escritura el tiempo didáctico necesario para que los alumnos comiencen a desempeñarse como practicantes de la cultura escrita, distribuyéndolo de tal modo que sea posible evitar la fragmentación de las prácticas.

 

·         Asegurar que los alumnos puedan ejercer derechos del lector tales como: formular anticipaciones sobre el sentido de los escritos con los que interactúan; elaborar interpretaciones propias sobre los textos que leen y ponerlas a prueba confrontándolas con las de otros y recurriendo tanto al texto como a elementos contextuales para dirimir discrepancias; autocontrolar la coherencia del sentido que van construyendo mientras leen; consultar con personas autorizadas -en particular con el maestro- para obtener informaciones suplementarias sobre el tema, el autor o el texto que contribuyan a validar o rechazar las interpretaciones formuladas; interrogarse sobre las intenciones del autor y expresar sus opiniones acerca de las ideas sostenidas en el texto; seleccionar, entre varias propuestas planteadas por el docente, el cuento, poema o artículo que leerán.

 

·         Asegurar que los alumnos puedan ejercer derechos del escritor tales como: producir textos en función de propósitos valiosos para ellos, en el marco de auténticas y variadas situaciones de comunicación, dirigiéndose tanto a destinatarios específicos y conocidos como generales y desconocidos; disponer del tiempo necesario para planificar, escribir sucesivas versiones, replanificar y revisar sus escritos; tomar decisiones sobre el registro lingüístico a utilizar y sobre el esfuerzo que es necesario invertir en la producción y la revisión del texto en función del grado de formalidad o informalidad de la situación; elegir lectores de los propios escritos para someterlos a su consideración, solicitándoles sugerencias para mejorarlos.

 

·         Incorporar a los niños a una red de lectores cada vez más amplia, que se extienda desde cada aula hacia las demás y programe acciones coordinadas con la biblioteca escolar, que se proyecte hacia los padres, que trascienda las paredes de la escuela para establecer vínculos con las bibliotecas populares, para conectarse con los más variados interlocutores a través de los medios electrónicos y compartir con ellos diversas actividades de lectura, para relacionarse con clubes de lectores o con cualquier otro centro cultural que dé lugar a un desarrollo intenso del quehacer lector.

 

·         Convocar a los alumnos a comprometerse en situaciones de escritura que trasciendan las paredes del aula o de la escuela: campañas propagandísticas en la comunidad, cartas de lectores que expresen su opinión sobre problemas que los preocupan, artículos y notas de opinión para el periódico barrial o para la página de Internet de la escuela, correspondencia interescolar -utilizando, cuando sea posible, el correo electrónico-, solicitudes a diversas instituciones para cubrir necesidades o aspiraciones de la escuela.

 

Diseño Curricular 2004 - GCBA - Páginas 360 y 361.

 

 



PROPÓSITOS - Práctica de la Oralidad

 

·         Reivindicar a la escuela como un ámbito plurilingüe, legitimando la coexistencia de diversas variedades lingüísticas, poniendo de manifiesto el respeto por todas ellas -en particular por aquellas que son propias de las comunidades lingüísticas a las que pertenecen los alumnos- y asegurando a todos el derecho a hablar en su lengua materna sin temor a ser sancionados o desvalorizados.

 

·         Hacer del aula un ámbito en el cual todos se sientan convocados a intervenir y autorizados a expresar sus ideas aun cuando éstas sean diferentes de las del maestro y de las de sus compañeros, un ámbito en el que el disenso esté permitido y se constituya en el punto de partida de discusiones que inciten a comprometerse activamente con los contenidos trabajados en las diferentes áreas, a poner de manifiesto las propias conceptualizaciones acerca de ellos y a confrontarlas con las de los otros, a fundamentar las propias ideas y a comenzar a revisarlas tomando en consideración los puntos de vista de los demás.

 

·         Ofrecer a los alumnos oportunidades de participar en una diversidad de situaciones comunicativas y de asumir diversas posiciones como hablantes y como oyentes en relación con diferentes interlocutores, tanto en el marco de la actividad habitual del aula como en el contexto de otras actividades realizadas dentro o fuera de la escuela, que permitan entrar en contacto con personas menos conocidas o con personalidades públicas y entablar intercambios comunicativos más formales.

 

·         Organizar, con frecuencia creciente a lo largo del ciclo, situaciones de comunicación oral que requieran planificación previa y para cuya preparación sea necesario recurrir tanto a la lectura de diversos materiales como al registro escrito de ideas o informaciones que se desea transmitir (tal como ocurre cuando se graba una audición de radio para una emisora barrial o se realiza una exposición sobre un tema que se ha profundizado, frente a un "público" constituido por compañeros del mismo año que han investigado otros contenidos o por niños de otros años).

 

Diseño Curricular 2004 - GCBA - Páginas 362 y 363.

 


 

 OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

 

En relación con la lectura, el trabajo a desarrollar en el aula reunirá las condiciones necesarias para asegurar que los alumnos sean progresivamente capaces de:

 

·         Incorporarse como miembros activos a la comunidad escolar de lectores recurriendo a la lectura para cumplir diferentes propósitos e interactuando con los otros al contar, recomendar, comentar y discutir lo que se está leyendo o se ha leído.

 

·         Acudir por sí mismos a la biblioteca del aula ya la de la escuela para cumplir diversos propósitos lectores, desempeñándose con la independencia conquistada por haber asistido asiduamente a ellas en el marco de actividades organizadas por el maestro.

 

·         Elegir, entre varias fuentes intensamente utilizadas en la biblioteca o en el aula, la más adecuada para encontrar una información necesaria en el marco del proyecto que se está desarrollando.

 

·         Localizar los pasajes que incluyen la información buscada apoyándose en indicadores - títulos y subtítulos, índice, recuadros, negritas, datos provistos por portadas y contraportadas...-  utilizados con frecuencia en clase al explorar otros textos del mismo género.

 

·         Leer por y para sí mismos textos de géneros conocidos por haber sido muy frecuentados en el aula.

 

·         Organizar la propia acción siguiendo las indicaciones de un texto instruccional o las consignas del docente, en relación con textos de géneros conoci­dos y adoptando modalidades previamente puestas en acción en la clase.

 

·         Preguntarse por las intenciones del autor y ubicarse crítica mente frente a ellas, en función de las discusiones sostenidas en el aula y con ayuda del maestro o los compañeros.

 

En relación con la escritura, el trabajo a desarrollar en el aula reunirá las condiciones necesarias para asegurar que los alumnos sean progresivamente capaces de:

 

·         Comenzar a actuar como miembros de una comunidad de escritores, desarrollando con ayuda del docente quehaceres tales como: consultar con los compañeros mientras planifican sus textos, pedir colaboración en la revisión de propio escrito y someterlo a la consideración de otros lectores, ayudar a detectar problemas y aportar ideas para resolver los problemas planteados.

 

·         Recurrir por sí mismos a la escritura para retener o reorganizar información y para comunicarse con otros

 

·         Formular con precisión creciente los interrogantes planteados en el curso de la escritura al consultar con el maestro o los compañeros.

 

·         Acudir a diversas fuentes de información disponibles en la clase o en la biblioteca para resolver problemas que se presentan en el curso de la escritura seleccionándolas de manera cada vez más pertinente y buscando las soluciones a los problemas planteados cada vez con mayor autonomía.

 

·         Cuidar, con ayuda de maestros y compañeros, aspectos específicos del texto -antes de ser presentado o publicado- tales como: la presencia de aquellas características del género que hayan sido trabajadas en el aula, la adecuación del texto a los propósitos y destinatarios previstos, la relación con el tema de los diversos aspectos incluidos en el escrito, la conexión entre distintas partes del texto, la utilización del registro más adecuado a la situación, el uso de signos de puntuación en casos que han sido objeto de reflexiones en la clase, la ortografía de palabras frecuentes o nucleares en el texto específico, la espacialización y presentación del escrito.

 

·         Comenzar a asumir el punto de vista del lector potencial al releer sus escritos -gracias a la progresiva internalización de los interrogantes y observacio­nes de otros lectores sobre sus textos- y a considerarlos con mayor objetividad, descentrándose de las propias intenciones.

 

En relación con la oralidad, el trabajo a desarrollar en el aula reunirá las condiciones necesarias para asegurar que los alumnos sean progresivamente capaces de:

 

·         Adecuar las intervenciones orales y la modalidad de escucha a los diferentes propósitos de situaciones comunicativas que requieran conversar en grupo, expresar sentimientos y opiniones, defender puntos de vista, relatar experiencias o narraciones leídas.

·         Participar activamente, como hablante o como oyente, en diferentes situaciones de comunicación oral, aceptando y tomando en consideración las opiniones ajenas y respetando los diferentes modos de hablar.

 

  

Diseño Curricular 2004 - GCBA - Páginas 436 y 437.

 


 

PRIMER BIMESTRE

 

 

PRÁCTICA DE LA LECTURA

 

Quehaceres generales del lector

Leer para divertirse, emocionarse, conocer otros mundos posibles y reflexionar sobre el propio.

·         Participar en una comunidad de lectores de literatura.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Emplear conocimientos acerca del autor y del género para precisar las anticipaciones y enriquecer las inter­pretaciones.

·         Autocontrolar la interpretación del texto.

·         Reconocer la relación entre los elementos lingüísticos y el universo referencial.

·         Usar el contexto para desentrañar significados.

·         Utilizar la información provista por otros textos para anticipar el contenido (a lo largo de todo el procese lector) y para enriquecer las interpretaciones.

Leer para buscar información.

·         Localizar la información buscada.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Autocontrolar, monitorear la interpretación del texto.

·         Utilizar la información de otros textos para anticipar el contenido (a lo largo de todo el proceso lector; enriquecer las interpretaciones.

·         Emplear conocimientos acerca del autor y del género para precisar las anticipaciones y enriquecer las inter­pretaciones.

Leer para hacer.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Autocontrolar, monitorear la interpretación del texto.

 

Quehaceres del lector y adquisición del sistema de escritura

Usar los conocimientos sobre el género y el portador para circunscribir el lugar donde se lee. Ajustar las anticipaciones posibles -en función del contexto, del género y del tema- tomando en cuenta los índices provistos por el texto.

  • Considerar los índices provistos por el texto para anticipar el significado, para verificar o rectificar lo anticipado o para elegir una expresión entre varias posibles.
  • Ajustar el interjuego anticipación-verificación.

 

PRÁCTICA DE LA ESCRITURA

 

Quehaceres generales del escritor

  • Recurrir a la escritura con un propósito determinado.
  • Tomar en cuenta el destinatario / los destinatarios.
  • Decidir cuál va a ser la posición del enunciador dentro del texto y sostenerla en todo su desarrollo. Consultar con otros mientras se escribe y/o leerles o pedir/es que lean lo que se ha escrito.
  • Recurrir a diferentes materiales de lectura.
  • Revisar el propio texto mientras se está escribiendo.
  • Revisar las distintas versiones de lo que se está redactando hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.
  • Asegurarse de que la espacialización del texto es adecuada.
  • Editar los textos producidos.

Quehaceres del escritor, estrategias discursivas y recursos lingüísticos

  • Evitar ambigüedades y repeticiones innecesarias.
  • Controlar si todas las informaciones que se han ido incorporando al texto guardan relación (y lo hacen de I manera ordenada y coherente) con el tema seleccionado, evitando digresiones innecesarias o inadecuadas.  Cuidar que las distintas partes del texto se vinculen entre si de manera coherente.
  • Asegurarse de que los textos que están escribiendo se "parezcan" a los textos del mismo género que circu­lan socialmente.
  • Facilitar la comprensión y la interpretación de lo escrito por parte del lector, mediante el empleo de distintos sig­nos de puntuación, en relación con lo que se quiere expresar y con el propósito que ha guiado la escritura.

 

Quehaceres del escritor y adquisición del sistema de escritura

Dictar.

Escribir solo o con otros.

  • Usar escrituras conocidas para producir escrituras nuevas, adecuándolas a las necesidades de la nueva producción.
  • Solicitar, proveer y evaluar conocimientos entre usuarios acerca de la escritura.
  • Debatir acerca de la cantidad necesaria de letras y sobre sus posibilidades de combinación para producir escrituras legibles.

Alternar y coordinar roles de lector y de escritor.

  • Diferenciar entre lo dicho y lo dictado.
  • Revisar el propio texto mientras se está escribiendo.
  • Revisar las distintas versiones de lo que se está redactando hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.

Quehaceres del escritor y adquisición del conocimiento ortográfico

Quehaceres del escritor relativos a la ortografía.

  • Cuidar la ortografía de la primera versión de un escrito utilizando los medios a disposición para resolver pro­blemas sin descentrarse del proceso de escritura.
  • Revisar la ortografía del escrito antes de ser presentado o publicado.
  • Recurrir a distintos materiales de lectura, usando de manera cada vez más pertinente la información dispo­nible para resolver dudas ortográficas.
  • Decidir cómo usar las escrituras con fiables para resolver dudas ortográficas respecto de palabras nuevas. Solicitar, proveer e intercambiar conocimientos acerca de la ortografía.

Contenidos que serán objeto de reflexión sistemática (páginas 412 a 415):

  • Las restricciones gráficas del sistema de escritura.
  • Las regularidades contextuales.
  • Las separaciones entre palabras.
  • Los parentescos lexicales.
  • Rasgos morfológicos que se representan ortográficamente.
  • Ortografía y diferenciación de significados.
  • Las mayúsculas.

 

HABLAR EN LA ESCUELA

 

Hablar en la escuela: un quehacer que atraviesa el trabajo en todas las áreas

 

Quehaceres del hablante y del oyente

  • Exponer / escuchar activamente una exposición.
  • Discutir.
  • Entrevistar.
  • Narrar / escuchar historias.
  • Comentar / solicitar y evaluar comentarios.

 

 

 

 

SEGUNDO BIMESTRE

 

 

PRÁCTICA DE LA LECTURA

 

Quehaceres generales del lector

Leer para divertirse, emocionarse, conocer otros mundos posibles y reflexionar sobre el propio.

·         Participar en una comunidad de lectores de literatura.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Emplear conocimientos acerca del autor y del género para precisar las anticipaciones y enriquecer las inter­pretaciones.

·         Autocontrolar la interpretación del texto.

·         Reconocer la relación entre 105 elementos lingüísticos y el universo referencial.

·         Usar el contexto para desentrañar significados.

·         Utilizar la información provista por otros textos para anticipar el contenido (a lo largo de todo el procese lector) y para enriquecer las interpretaciones.

Leer para buscar información.

·         Localizar la información buscada.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Autocontrolar, monitorear la interpretación del texto.

·         Utilizar la información de otros textos para anticipar el contenido (a lo largo de todo el proceso lector; enriquecer las interpretaciones.

·         Emplear conocimientos acerca del autor y del género para precisar las anticipaciones y enriquecer las inter­pretaciones.

Leer para hacer.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Autocontrolar, monitorear la interpretación del texto.

 

Quehaceres del lector y adquisición del sistema de escritura

Usar los conocimientos sobre el género y el portador para circunscribir el lugar donde se lee. Ajustar las anticipaciones posibles -en función del contexto, del género y del tema- tomando en cuenta los índices provistos por el texto.

  • Considerar los índices provistos por el texto para anticipar el significado, para verificar o rectificar lo anticipado o para elegir una expresión entre varias posibles.
  • Ajustar el interjuego anticipación-verificación.

 

PRÁCTICA DE LA ESCRITURA

 

Quehaceres generales del escritor

  • Recurrir a la escritura con un propósito determinado.
  • Tomar en cuenta el destinatario / los destinatarios.
  • Decidir cuál va a ser la posición del enunciador dentro del texto y sostenerla en todo su desarrollo. Consultar con otros mientras se escribe y/o leerles o pedir/es que lean lo que se ha escrito.
  • Recurrir a diferentes materiales de lectura.
  • Revisar el propio texto mientras se está escribiendo.
  • Revisar las distintas versiones de lo que se está redactando hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.
  • Asegurarse de que la espacialización del texto es adecuada.
  • Editar los textos producidos.

Quehaceres del escritor, estrategias discursivas y recursos lingüísticos

  • Evitar ambigüedades y repeticiones innecesarias.
  • Controlar si todas las informaciones que se han ido incorporando al texto guardan relación (y lo hacen de I manera ordenada y coherente) con el tema seleccionado, evitando digresiones innecesarias o inadecuadas.  Cuidar que las distintas partes del texto se vinculen entre si de manera coherente.
  • Asegurarse de que los textos que están escribiendo se "parezcan" a los textos del mismo género que circu­lan socialmente.
  • Facilitar la comprensión y la interpretación de lo escrito por parte del lector, mediante el empleo de distintos sig­nos de puntuación, en relación con lo que se quiere expresar y con el propósito que ha guiado la escritura.

 

Quehaceres del escritor y adquisición del sistema de escritura

Dictar.

Escribir solo o con otros.

  • Usar escrituras conocidas para producir escrituras nuevas, adecuándolas a las necesidades de la nueva producción.
  • Solicitar, proveer y evaluar conocimientos entre usuarios acerca de la escritura.
  • Debatir acerca de la cantidad necesaria de letras y sobre sus posibilidades de combinación para producir escrituras legibles.

Alternar y coordinar roles de lector y de escritor.

  • Diferenciar entre lo dicho y lo dictado.
  • Revisar el propio texto mientras se está escribiendo.
  • Revisar las distintas versiones de lo que se está redactando hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.

Quehaceres del escritor y adquisición del conocimiento ortográfico

Quehaceres del escritor relativos a la ortografía.

  • Cuidar la ortografía de la primera versión de un escrito utilizando los medios a disposición para resolver pro­blemas sin descentrarse del proceso de escritura.
  • Revisar la ortografía del escrito antes de ser presentado o publicado.
  • Recurrir a distintos materiales de lectura, usando de manera cada vez más pertinente la información dispo­nible para resolver dudas ortográficas.
  • Decidir cómo usar las escrituras con fiables para resolver dudas ortográficas respecto de palabras nuevas. Solicitar, proveer e intercambiar conocimientos acerca de la ortografía.

Contenidos que serán objeto de reflexión sistemática (páginas 412 a 415):

  • Las restricciones gráficas del sistema de escritura.
  • Las regularidades contextuales.
  • Las separaciones entre palabras.
  • Los parentescos lexicales.
  • Rasgos morfológicos que se representan ortográficamente.
  • Ortografía y diferenciación de significados.
  • Las mayúsculas.

 

HABLAR EN LA ESCUELA

 

Hablar en la escuela: un quehacer que atraviesa el trabajo en todas las áreas

 

Quehaceres del hablante y del oyente

  • Exponer / escuchar activamente una exposición.
  • Discutir.
  • Entrevistar.
  • Narrar / escuchar historias.
  • Comentar / solicitar y evaluar comentarios.

 

 

 

 

TERCER BIMESTRE

 

 

PRÁCTICA DE LA LECTURA

 

Quehaceres generales del lector

Leer para divertirse, emocionarse, conocer otros mundos posibles y reflexionar sobre el propio.

·         Participar en una comunidad de lectores de literatura.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Emplear conocimientos acerca del autor y del género para precisar las anticipaciones y enriquecer las inter­pretaciones.

·         Autocontrolar la interpretación del texto.

·         Reconocer la relación entre 105 elementos lingüísticos y el universo referencial.

·         Usar el contexto para desentrañar significados.

·         Utilizar la información provista por otros textos para anticipar el contenido (a lo largo de todo el procese lector) y para enriquecer las interpretaciones.

Leer para buscar información.

·         Localizar la información buscada.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Autocontrolar, monitorear la interpretación del texto.

·         Utilizar la información de otros textos para anticipar el contenido (a lo largo de todo el proceso lector; enriquecer las interpretaciones.

·         Emplear conocimientos acerca del autor y del género para precisar las anticipaciones y enriquecer las inter­pretaciones.

Leer para hacer.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Autocontrolar, monitorear la interpretación del texto.

 

Quehaceres del lector y adquisición del sistema de escritura

Usar los conocimientos sobre el género y el portador para circunscribir el lugar donde se lee. Ajustar las anticipaciones posibles -en función del contexto, del género y del tema- tomando en cuenta los índices provistos por el texto.

  • Considerar los índices provistos por el texto para anticipar el significado, para verificar o rectificar lo anticipado o para elegir una expresión entre varias posibles.
  • Ajustar el interjuego anticipación-verificación.

 

PRÁCTICA DE LA ESCRITURA

 

Quehaceres generales del escritor

  • Recurrir a la escritura con un propósito determinado.
  • Tomar en cuenta el destinatario / los destinatarios.
  • Decidir cuál va a ser la posición del enunciador dentro del texto y sostenerla en todo su desarrollo. Consultar con otros mientras se escribe y/o leerles o pedir/es que lean lo que se ha escrito.
  • Recurrir a diferentes materiales de lectura.
  • Revisar el propio texto mientras se está escribiendo.
  • Revisar las distintas versiones de lo que se está redactando hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.
  • Asegurarse de que la espacialización del texto es adecuada.
  • Editar los textos producidos.

Quehaceres del escritor, estrategias discursivas y recursos lingüísticos

  • Evitar ambigüedades y repeticiones innecesarias.
  • Controlar si todas las informaciones que se han ido incorporando al texto guardan relación (y lo hacen de I manera ordenada y coherente) con el tema seleccionado, evitando digresiones innecesarias o inadecuadas.  Cuidar que las distintas partes del texto se vinculen entre si de manera coherente.
  • Asegurarse de que los textos que están escribiendo se "parezcan" a los textos del mismo género que circu­lan socialmente.
  • Facilitar la comprensión y la interpretación de lo escrito por parte del lector, mediante el empleo de distintos sig­nos de puntuación, en relación con lo que se quiere expresar y con el propósito que ha guiado la escritura.

 

Quehaceres del escritor y adquisición del sistema de escritura

Dictar.

Escribir solo o con otros.

  • Usar escrituras conocidas para producir escrituras nuevas, adecuándolas a las necesidades de la nueva producción.
  • Solicitar, proveer y evaluar conocimientos entre usuarios acerca de la escritura.
  • Debatir acerca de la cantidad necesaria de letras y sobre sus posibilidades de combinación para producir escrituras legibles.

Alternar y coordinar roles de lector y de escritor.

  • Diferenciar entre lo dicho y lo dictado.
  • Revisar el propio texto mientras se está escribiendo.
  • Revisar las distintas versiones de lo que se está redactando hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.

Quehaceres del escritor y adquisición del conocimiento ortográfico

Quehaceres del escritor relativos a la ortografía.

  • Cuidar la ortografía de la primera versión de un escrito utilizando los medios a disposición para resolver pro­blemas sin descentrarse del proceso de escritura.
  • Revisar la ortografía del escrito antes de ser presentado o publicado.
  • Recurrir a distintos materiales de lectura, usando de manera cada vez más pertinente la información dispo­nible para resolver dudas ortográficas.
  • Decidir cómo usar las escrituras con fiables para resolver dudas ortográficas respecto de palabras nuevas. Solicitar, proveer e intercambiar conocimientos acerca de la ortografía.

Contenidos que serán objeto de reflexión sistemática (páginas 412 a 415):

  • Las restricciones gráficas del sistema de escritura.
  • Las regularidades contextuales.
  • Las separaciones entre palabras.
  • Los parentescos lexicales.
  • Rasgos morfológicos que se representan ortográficamente.
  • Ortografía y diferenciación de significados.
  • Las mayúsculas.

 

HABLAR EN LA ESCUELA

 

Hablar en la escuela: un quehacer que atraviesa el trabajo en todas las áreas

 

Quehaceres del hablante y del oyente

  • Exponer / escuchar activamente una exposición.
  • Discutir.
  • Entrevistar.
  • Narrar / escuchar historias.
  • Comentar / solicitar y evaluar comentarios.

 

 

 

 

CUARTO BIMESTRE

 

 

PRÁCTICA DE LA LECTURA

 

Quehaceres generales del lector

Leer para divertirse, emocionarse, conocer otros mundos posibles y reflexionar sobre el propio.

·         Participar en una comunidad de lectores de literatura.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Emplear conocimientos acerca del autor y del género para precisar las anticipaciones y enriquecer las inter­pretaciones.

·         Autocontrolar la interpretación del texto.

·         Reconocer la relación entre 105 elementos lingüísticos y el universo referencial.

·         Usar el contexto para desentrañar significados.

·         Utilizar la información provista por otros textos para anticipar el contenido (a lo largo de todo el procese lector) y para enriquecer las interpretaciones.

Leer para buscar información.

·         Localizar la información buscada.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Autocontrolar, monitorear la interpretación del texto.

·         Utilizar la información de otros textos para anticipar el contenido (a lo largo de todo el proceso lector; enriquecer las interpretaciones.

·         Emplear conocimientos acerca del autor y del género para precisar las anticipaciones y enriquecer las inter­pretaciones.

Leer para hacer.

·         Adecuar la modalidad de lectura al propósito y al texto.

·         Autocontrolar, monitorear la interpretación del texto.

 

Quehaceres del lector y adquisición del sistema de escritura

Usar los conocimientos sobre el género y el portador para circunscribir el lugar donde se lee. Ajustar las anticipaciones posibles -en función del contexto, del género y del tema- tomando en cuenta los índices provistos por el texto.

  • Considerar los índices provistos por el texto para anticipar el significado, para verificar o rectificar lo anticipado o para elegir una expresión entre varias posibles.
  • Ajustar el interjuego anticipación-verificación.

 

PRÁCTICA DE LA ESCRITURA

 

Quehaceres generales del escritor

  • Recurrir a la escritura con un propósito determinado.
  • Tomar en cuenta el destinatario / los destinatarios.
  • Decidir cuál va a ser la posición del enunciador dentro del texto y sostenerla en todo su desarrollo. Consultar con otros mientras se escribe y/o leerles o pedir/es que lean lo que se ha escrito.
  • Recurrir a diferentes materiales de lectura.
  • Revisar el propio texto mientras se está escribiendo.
  • Revisar las distintas versiones de lo que se está redactando hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.
  • Asegurarse de que la espacialización del texto es adecuada.
  • Editar los textos producidos.

Quehaceres del escritor, estrategias discursivas y recursos lingüísticos

  • Evitar ambigüedades y repeticiones innecesarias.
  • Controlar si todas las informaciones que se han ido incorporando al texto guardan relación (y lo hacen de I manera ordenada y coherente) con el tema seleccionado, evitando digresiones innecesarias o inadecuadas.  Cuidar que las distintas partes del texto se vinculen entre si de manera coherente.
  • Asegurarse de que los textos que están escribiendo se "parezcan" a los textos del mismo género que circu­lan socialmente.
  • Facilitar la comprensión y la interpretación de lo escrito por parte del lector, mediante el empleo de distintos sig­nos de puntuación, en relación con lo que se quiere expresar y con el propósito que ha guiado la escritura.

 

Quehaceres del escritor y adquisición del sistema de escritura

Dictar.

Escribir solo o con otros.

  • Usar escrituras conocidas para producir escrituras nuevas, adecuándolas a las necesidades de la nueva producción.
  • Solicitar, proveer y evaluar conocimientos entre usuarios acerca de la escritura.
  • Debatir acerca de la cantidad necesaria de letras y sobre sus posibilidades de combinación para producir escrituras legibles.

Alternar y coordinar roles de lector y de escritor.

  • Diferenciar entre lo dicho y lo dictado.
  • Revisar el propio texto mientras se está escribiendo.
  • Revisar las distintas versiones de lo que se está redactando hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.

Quehaceres del escritor y adquisición del conocimiento ortográfico

Quehaceres del escritor relativos a la ortografía.

  • Cuidar la ortografía de la primera versión de un escrito utilizando los medios a disposición para resolver pro­blemas sin descentrarse del proceso de escritura.
  • Revisar la ortografía del escrito antes de ser presentado o publicado.
  • Recurrir a distintos materiales de lectura, usando de manera cada vez más pertinente la información dispo­nible para resolver dudas ortográficas.
  • Decidir cómo usar las escrituras con fiables para resolver dudas ortográficas respecto de palabras nuevas. Solicitar, proveer e intercambiar conocimientos acerca de la ortografía.

Contenidos que serán objeto de reflexión sistemática (páginas 412 a 415):

  • Las restricciones gráficas del sistema de escritura.
  • Las regularidades contextuales.
  • Las separaciones entre palabras.
  • Los parentescos lexicales.
  • Rasgos morfológicos que se representan ortográficamente.
  • Ortografía y diferenciación de significados.
  • Las mayúsculas.

 

HABLAR EN LA ESCUELA

 

Hablar en la escuela: un quehacer que atraviesa el trabajo en todas las áreas

 

Quehaceres del hablante y del oyente

  • Exponer / escuchar activamente una exposición.
  • Discutir.
  • Entrevistar.
  • Narrar / escuchar historias.
  • Comentar / solicitar y evaluar comentarios.

 

 

 

OBSERVACIONES

 

 

Proyectos que se realizarán este año

 

         Anuales

         Bimestrales

 

 

Rincones

 

 

Carteleras

 

 

Material de lectura

 

 

Forma de evaluación y de corrección de cuadernos

 

 

 

 

 

 

 

.........................................

Maestra de primer grado

FC.........................          

ĉ
Marisa di Giuli,
28 de mar. de 2010 17:54