Beneficios Sociologicos del Deporte

En la actualidad es  poca la literatura que describe el impacto de la equitación  a nivel mundial sin embargo,   se  ha encontrado  que la práctica de este deporte  genera una contribución importante en el desarrollo social y económico de algunos países.  Esto se asocia principalmente a la generación de empleo directa o indirecta que se logra en torno  la práctica de este deporte, y de las contribuciones económicos   de la industria equina en general;  cabe mencionar  aquí el estudio  realizado por la Real Federación Hípica Española en el año  2013, en el cual reporta que  en España, más de 60.000 puestos de trabajo directos dependen del sector ecuestre, y más de 1.900 millones de euros  son generados  por impacto económico total  de los  diferentes sectores que trabajan indirectamente en el mundo equino, dentro estos sectores   contemplados se encuentra la práctica de equitación como deporte,  las apuestas,  la veterinaria, la agricultura,  y el turismo. [1]


De lo anterior,  se resalta que dentro la práctica del deporte existen   varias personas que se benefician  directa o indirectamente, que abarcan desde mozos de cuadra, herradores,   personal dedicado al  cuidado diario de los caballos, entrenadores de los diferentes clubs o escuelas de equitación hasta los encargados de las apuestas en los hipódromos y los participantes o familias que practican la equitación propiamente.

Por otra parte,  estos hallazgos mencionados son similares a los  reportados en un estudio que se llevó a cabo en el estado de Nueva York  en el año 2012, [2] en el cual  describen el impacto económico de la industria equina  centrándose en los beneficios económicos  y en la generación  de  empleo. El estudio afirma que la industria del caballo contribuye significativamente a la economía, principalmente a través de las actividades recreativas, deportivas y de entretenimiento  dentro de las que se contemplan las carreras, la equitación como deporte, y  las actividades de muestra de caballos, el Impacto económico generado por la industria equina en  Nueva York  alcanzó $ 4,2 mil millones en 2011, dando más o menos  33.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.


Finalmente, se debe mencionar que en Colombia la equitación aun es un deporte explorado  y relativamente reciente en comparación con países desarrollados. La equitación en Colombia nació  aproximadamente hacia los años  80´s cuando los militares traen las primeras muestras. Debido a la importancia que tradicionalmente esta rama de la fuerza pública le ha dado a los caballos, se decidió formar instructores en caballería montada en Francia y Alemania para adoptar el modelo. Posteriormente, con el interés  que esto genero por  aprender, se abrieron las primeras escuelas de equitación en el país. Razón por la cual actualmente no hay estudios que detallen el impacto de este deporte, a nivel social  o económico sin embargo, algunos personajes con experiencia en el tema [3] afirman que el deporte ha venido alcanzando importancia, según la Liga Ecuestre de Bogotá el deporte ha crecido en las diversas especialidades (salto y adiestramiento) que cada año compiten alrededor de 700 personas solo en la capital. [3] Uno de los elementos que más aporta al resultado son los centros ecuestres abiertos al público, donde se da un buen nivel de instrucción al tiempo que es asequible para las personas en general, sin necesidad de tener finca o membresía en un club, lo que da a entender que la equitación  se está convirtiendo en un deporte más democratizado, y por tanto llegando a tener una relevancia a nivel cultural.  

Así mismo  han afirmado que a partir de la práctica de este deporte se han dado lugar otras industrias económicas como la compra y  venta de caballos nacionales e importados.



Referencias:
Comments