Fυck off and Die, Dan Brown

Que te den 

Todos aquellos que hayan tenido la desgracia de leer el libro 'La fortaleza digital’, podrán comprender el titulo de esta página. Para los que todavía no lo hayan hecho, decirles que pueden ser inteligentes lectores y evitar su lectura.

En mi triple vertiente de lector empedernido, Sevillano e Informático, me veo en la obligación de ir exponiendo punto por punto en esta página, por que opino que el libro de marras y mas en concreto su autor, son elementos prescindibles de la literatura actual. Dejaré de lado los aspectos literarios, criptográficos, matemáticos e informáticos (igual me animo en otra ocasión) y me centraré en desmentir y corregir la mayoría de las sandeces que se vierten acerca de Sevilla en el libro. Es una terapia, no pretende ser un ensayo acerca del nefasto Dan Brown (ni del resto de sus nefastas novelas....).

Iré realizando mis comentarios utilizando por encabezado el capitulo del bodrio en cuestión.

 Nota del Autor

Ya cuando lees esta nota te mosquea el asunto. En primer lugar, ¿por que viene por duplicado?. Viene en la primera página, antes de los agradecimientos y en una hojita suelta, también. ¿Por que?. Sencillo. Es una justificación de las barbaridades que dice he intenta la editorial suavizar lo que se avecina. Se ve que en las primeras ediciones, ni siguiera en la editorial se habían leído el bodrio (la verdad es que los comprendo) y cuando ya estaba impreso incluyeron esta hojita con la nota del autor. Posteriormente incluyeron el texto en el libro, pero siguieron incluyendo la separata.

Llama la atención de esta nota lo empalagoso y falso del tono usado, así como el detalle de que 'estudió' un año entero en Sevilla. Y que vivia en un piso de la plaza de Cuba. Por indagaciones realizadas, no hay constancia de que este individuo estuviese matriculado en ninguna facultad. Quizás es posible es que realizase un curso de un par de meses para extranjeros, como mucho. Lo del piso es para pensar. Decir un piso de estudiante en la plaza de Cuba en Sevilla  es como decir un piso de inmigrantes ilegales en un atico de la Quinta Avenida de New York .... Algo no cuadra... O es el sitio o son sus ocupantes ...  

Cápitulos 12 y 14.

 Empieza la fiesta. Un teniente de la Guardía Civil de dientes amarillentos en una 'morgue' que cierra los sabados. Patetico. En Sevilla, como en cualquiera de las ciudades españolas, las 'morgues' por desgracia, no cierran. Y este tio debía de estar pensado en el paleto del sheriff de su ciudad (allí dan la placa a cualquier analfabeto en paro amigo o cuñado del alcalde) cuando describe el aspecto e intelecto del agente de la Benemerita. La conversación transcurre de tal forma que llegas ya en la página 80 a la conclusión de que este pollo es un cretino y que la editorial te acaba de estafar 16 Euros ...


Continuará .......