INTRODUCCION

La Matemática es la ciencia que se ocupa de describir y analizar 
las cantidades, el espacio y las formas, los cambios y relaciones, 
así como la incertidumbre. Si miramos a nuestro alrededor vemos que 
esos componentes están presentes en todos los aspectos de la vida de 
las personas, en su trabajo, en su quehacer diario, en los medios de 
comunicación, etc. 
Las matemáticas, tanto histórica como socialmente, forman parte 
de nuestra cultura y los individuos deben ser capaces de apreciarlas 
y comprenderlas. Es evidente, que en nuestra sociedad, dentro de los 
distintos ámbitos profesionales, es preciso un mayor dominio de 
ideas y destrezas matemáticas que las que se manejaban hace tan sólo 
unos años. La toma de decisiones requiere comprender, modificar y 
producir mensajes de todo tipo; en la información que se maneja cada 
vez aparecen con más frecuencia tablas, gráficos y fórmulas que 
demandan conocimientos matemáticos para su correcta interpretación. 
Por ello, los ciudadanos deben estar preparados para adaptarse con 
eficacia a los continuos cambios que se generan. 
Se pretende configurar el área de matemáticas no sólo como un 
conjunto de ideas y formas de actuar que conllevan la utilización de 
cantidades y formas geométricas, sino, y sobre todo, como un área 
capaz de generar preguntas, obtener modelos e identificar relaciones 
y estructuras, de modo que, al analizar los fenómenos y situaciones 
que se presentan en la realidad, se puedan obtener informaciones y 
conclusiones que inicialmente no estaban explícitas. 
Presentan unas características que se deben destacar para 
comprenderlas y saber cómo aplicarlas. 
Las matemáticas son universales: Los resultados que se obtienen 
son aceptados por toda la comunidad internacional, lo que no quiere 
decir que los métodos que se han utilizado históricamente sean 
iguales: lo que sí son universales son las actividades, muchas 
entroncadas con la cultura de los pueblos, que han impulsado el 
conocimiento matemático. De esta manera hablamos de: contar, 
localizar, medir, explicar, jugar, etc. 
La Matemática es una ciencia viva. Su conocimiento no está 
fosilizado, además de una herencia recibida es una ciencia que hay 
que construir. Un reto interesante es el contextualizar 
adecuadamente los nuevos contenidos que se presentan.