CASA ECOLÓGICA

proyecto de tecnológia de tercero de eso G. Realizado por Mario Martin Pascual, Irene Mira Genovés, David Matinez Navarro, Ximo Monfort Contreras

FASE DE DISEÑO:

Día 1: hicimos unos pequeños planos con el ordenador en la clase de informatica

Día 2: acabamos los planos realizados lo mejor posible

Día 3: realizamos planos de la casa a mano alzada

Día 4: los perfeccioanamos haciendolos con regla y con medidas

Día 5: volvimos a hacer la casa pero esta vez en plano por ordenador con medidas...

Día 6: entramos en una pagina web muy interesante sobre las medidas que debe obtener una casa

Día 7: estuvimos investigando cosas por la web sobre las medidas

 

FASE DE CONSTRUCCIÓN:

Día 1: tomamos medidas respecto a la base

Día 2: empezamos a recortar las maderas

Día 3: recortamos las ventanas

Día 4: las fuimos perfeccionando para que quedaran mejor

 

Imagenes interesantes:

 

como podemos comprovar en las imagenes nos ofrecen unas vistas interesantes para el proyecto

AEROGENERADOR

 

Un aerogenerador es un generador eléctrico movido por la acción del viento. Sus precedentes directos son los molinos de viento que se empleaban para la molienda y obtención de harina. En este caso, la energía eólica, en realidad la energía cinética del aire en movimiento, mueve la hélice y, a través de un sistema mecánico de engranajes, hace girar el rotor de un generador, normalmente un alternador trifásico, que convierte la energía mecánica rotacional en energía eléctrica.

Los aerogeneradores pueden trabajar de manera aislada o agrupados en parques eólicos o plantas de generación eólica, distanciados unos de otros, en función del impacto ambiental y de las turbulencias generadas por el movimiento de las palas.

Para aportar energía a la red eléctrica, los aerogeneradores deben estar dotados de un sofisticado sistema de sincronización para que la frecuencia de la corriente generada se mantenga perfectamente sincronizada con la frecuencia de la red, (en España 50 Hz).

Palas de un aerogenerador.
Palas de un aerogenerador.

Ya en la primera mitad del siglo XX, la generación de energía eléctrica con molinos de viento fue bastante popular en casas aisladas situadas en zonas rurales.

Aerogeneradores
Aerogeneradores

En Europa se distingue claramente un modelo centro-europeo, donde los aerogeneradores llegan a ubicarse en pequeñas agrupaciones en las cercanías de las ciudades alemanas, danesas, holandesas, y un modelo español, donde los aerogeneradores forman grandes agrupaciones en las zonas montañosa, normalmente alejadas de los núcleos de población.

La energía eólica se está volviendo más popular en la actualidad, al haber demostrado la viabilidad industrial, y nació como búsqueda de una diversificación en el abanico de generación eléctrica ante un crecimiento de la demanda y una situación geopolítica cada vez más complicada en el ámbito de los combustibles tradicionales.

 INVERNADERO

 

Un invernadero (o invernáculo) es una construcción de vidrio o plástico en la que se cultivan plantas, a mayor temperatura que en el exterior. En la jardinería antigua española, el invernadero se llamaba estufa fría.

Aprovecha el efecto producido por la radiación solar que, al atravesar un vidrio u otro material traslúcido, calienta los objetos que hay detrás; estos, a su vez, emiten radiación con una longitud de onda mayor que la solar (radiación infrarroja). El cristal usado para un invernadero trabaja como medio selectivo de la transmisión para diversas frecuencias espectrales, y su efecto es atrapar energía dentro del invernadero, que calienta el ambiente interior. Esto puede ser demostrada abriendo una ventana pequeña cerca de la azotea de un invernadero: la temperatura cae considerablemente. Este principio es la base del sistema de enfriamiento automático autoventilación.

Vista panorámica del interior de un invernadero en los Kew Gardens, Londres
Vista panorámica del interior de un invernadero en los Kew Gardens, Londres

En ausencia de un recubrimiento el calor absorbido se eliminaría por corrientes convectivas y por la emisión de radiación infrarroja (longitud de onda superior a la visible). La presencia de los cristales impide el transporte del calor acumulado hacia el exterior por convección y obstruye la salida de una parte de la radiación infrarroja. El efecto neto es el de acumulación de calor y aumento de temperaturas del recinto. Ver invernadero solar (técnico) para una discusión más detallada sobre trabajos técnica de invernadero solar.

Los vidrios tienen muy poca resistencia al paso del calor por transmisión (de hecho, para el acristalamiento sencillo, el coeficiente de transmisión térmica se considera nulo y solo se tiene en cuenta la suma de las resistencias superficiales), de modo que, contra lo que algunos creen, al tener dos temperaturas distintas a cada lado, hay notables pérdidas por transmisión (el vidrio tiene una transmitancia U = 6,4 W/m2·K, aun mayor si está en posición inclinada respecto a la vertical). El resultado es que, a mayor temperatura, menor será el efecto de retención del calor, es decir que al aumentar la temperatura aumentarán las pérdidas disminuyendo el rendimiento del sistema.

Un ejemplo de este efecto es el aumento de temperatura que toma el interior de los coches cuando están al sol. Basta una chapa metálica (los sombrajos habituales de los estacionamientos, sin ningún tipo de aislamiento térmico) que dé sombra, impidiendo el paso del sol por el vidrio, para que no se caliente tanto.

Desde la antigüedad se ha aprovechado este efecto en la construcción, no solo en jardinería. Las ventanas de las casas en países fríos son más grandes que las de los cálidos, y están situadas en los haces exteriores, para que el espesor del muro no produzca sombra. Los miradores acristalados son otro medio de ayudar al calentamiento de los locales.