(18) La marcha de 150.000.000

los cantos


> leer Canto siguiente

Ir a página de Inicio

 

Sumario de los Cantos:

V

VII

IX

XII

XV

XVIII

XX

XXII

XXIV

XXX

XXXIII

XXXVII

XLII

XLIV

XLVII

XLIX

LIV

LV


La versión digital
de estos cantos
está bajo una licencia de
Creative Commons

 

Enrique Falcón

Ir a página de Inicio


La marcha de 150.000.000
(Eclipsados, 2009)

XVIII



Si por ti

pasara

tristemente mi mano, mi revolución de dedos,

si tu cuerpo

hermano niño, bucle, hermana polvo

lo extendiera (yo)

por la aurora y te clavara

muñón de hambres, rabia, ala de tu risa—

un cristal al viento a quienes danzan sobre el aire

locos de camisas, caóticos de lunas, un

deseo

estrangulador de olvidos, saqueos, matanzas públicas,

mi beso cayera entonces

fusilando amorosamente a los soldados

a las escuadras vueltas de los montes,

alzando ante los charcos lo más sucio de tu sangre

(lentamente sedienta en el declinar de los lobos).

 

Yo entraba en el coágulo empeñado de su voz

Crearon ellos la imagen sobre el torso y el mundo

 

(…la emergencia de grupos activistas…)  [1]

 

Del otro lado del silencio

os llegaban a la frente el rosario de las balas,

como una mujer abierta os llegaban,

(más allá del grito)

os llegaban como luto incendiándose las venas:

las balas, las cartillas

con sello y racionamiento

con la misma

palidez exacta de permanencia en otros meses,

en otras estaciones blancas,

incubando una generación hambrienta tras otra 

                                                          generación hambrienta.

 

                { Queda permitido que el pan de cada día

                tenga en el hombre la señal de su sudor.

                Pero que sobre todo tenga siempre

                el caliente sabor de la ternura }  [2]

 

En cuclillas os negaban el pan, el aguacero, el agrio vuelco 

                                                                             de la sangre:

así que vayan alistando 2 cajones

(1 para la lengua y otro para usted

                –“tengan sus cabezas preparadas”);  [3]

la desnudez del mundo destensara vuestros rostros,

porque aliento a cuatro patas el amor de las revueltas—

crucifico en el contacto vuestro muslo sobre el cielo,

          si por ti

pasara,

lentamente, mi mano.

 

Desde antes de nacer, ya perdí la inocencia

y los barcos desplegaban sobre mí la rabia con una lengua 

                                                                                         tímida

los horarios

cayeran luego resbalando sobre el muelle y he abatido

en las caderas de los últimos

un rizo espeso de veranos y canciones levantadas

porque es hoy cuando envejecen las horas en el claustro 

                                                                                    de la ira

hoy cuando toda tú, toda despojo,

más bello hoy que nunca, desdices esta espera

de terrones cocidos  cacerías colmadas

(en lugar de tu cuerpo habrían devastado los esquejes 

                                                                                del estanque

y eras fértil como un fruto pegajoso

y a oscuras detuvieron, tú lo viste,

el paso lento en la corrupción del agua

y tu frágil modo de decir “revuelta”:

sencillamente,

como la edad, el fruto y la catástrofe). [4]

 

En el fondo

jamás debiste arrinconar tus trastos viejos

tus mentiras de domingo

el alto estar sobre las tapias,

muchacho lento,

porque nunca te esperaron

nunca pretendieron evitarte la reclusión el régimen de 

                                                                              aislamiento

ni polillas en la sangre

ni esta marcha

(alacrán de flores: mediodía)

de muslos y tendones mortalmente nuevos,

esta marcha, estas cinturas

sólo tú y tu soberbia milenaria y maricona

de ojos con azúcar como un viento altivo,

son tú y no quiero

verte el pelo rizándose de espantos, de nieves pasajeras

o látigos de alga cuando nada ocurra

 

[La revolución

sólo debe estar en los libros de historia no en las calles del país. Del 1 al 15 de junio limpieza de sapos revolucionarios. (Movimientos, asociaciones, corporaciones, sindicatos, organizaciones), así que vayan alistando 2 cajones 1 para la lengua y otro para usted. Muerte a sapos hijueputas de barranca, guerrilleros malparidos. Firmado: Grupos organizados de limpieza social por una Barranca limpia de guerrilleros.] [5]

 

cuando nadie quede

y mi boca sea golpeada por las botas con estrellas de los 

                                                                                   militares

(con estrellas y banderitas inútiles)

y esperen, otra vez, las amantes del Amo

tu locura de camisas y torsos extendidos

son tú, no quiero

tensar tu piel tambor sobre los bosques

tu áfrica pequeña

jugando en el cuartito verde de los oficiales

batiendo bola entre culatas

sin ser tú su invierno ni su nieve aturdida

sin ser tú su odio como cuando lo de los arrozales

y el campesino colgado y las ingles deshechas

o la espera retardada de la madre en yolanda [6]

o el envío (certificado) al camposanto del solar perdido,

sin ser tú quien me hurgues las manos

en el dolor profundo que habita en mis dedos

porque era yo quien jugaba a clavarte,

a mirarte amor haciéndote cosquillas,

finalmente a besar tu lepra de flores y manzanas,

 

o a extenderte el cuerpo sobre el cielo.

 



[1] la emergencia de grupos activistas. «(...) La emergencia de grupos de activistas amenaza con debilitar el orden público, las instituciones legales y el proceso democrático... Habría que establecer reglas para clarificar la legitimidad de esas organizaciones no-gubernamentales activistas que dicen representar los intereses de amplios sectores de la sociedad civil» [Declaración de Ginebra del mundo de los negocios, firmada por 450 dirigentes de multinacionales en el curso del ‘Geneva Business Dialogue’ (septiembre de 1998), durante la reunión de la Cámara de Comercio Internacional, el lobby internacional más poderoso de las multinacionales, presidido en aquella ocasión por Helmut O. Maucher, patrón de la Nestlé, presidente de la ERT-Mesa Redonda Europea de los Industriales y del Foro Anual Económico Mundial de Davos]. La declaración de la CCT se hizo inmediatamente después de que los movimientos asociativos franceses se movilizaran y paralizaran las negociaciones sobre el AMI [Acuerdo Multilateral para las Inversiones], llevadas casi en secreto durante 3 años en el seno de la OCDE, el club cerrado de los 29 países más ricos del mundo. El AMI iba a permitir a los gobiernos y empresas del Primer Mundo invertir donde quisieran (sobre todo, en regiones del Sur), el tiempo que quisieran, para producir lo que quisieran, aprovisionándose y vendiendo lo que quisieran, y soportando para todo ello las menores trabas posibles: fiscales, laborales, sociales o ecológicas.

[2] Queda permitido que el pan…sabor de la ternura son los versos que forman el artículo IX del poema “Los Estatutos del Hombre”, del poeta brasileño Thiago de Mello.

[3] sus cabezas preparadas: el 26 de septiembre de 2006, con una piedra hundida en la cabeza, se encontró el cadáver de Ricardo Antonio Romero, sacerdote de la liberación, lapidado por grupos paramilitares altamente conectados al gobierno salvadoreño.

[4] sencillamente, / como la edad, el fruto y la catástrofe son dos versos usurpados al poeta mexicano José Gorostiza en su poema “Muerte sin fin”.

[5] La revolución sólo debe estar…: Texto integral de la circular que comenzó a distribuirse por las calles de Barranca[bermeja] (Colombia) en junio de 2006. Las amenazas de muerte atribuibles a las agrupaciones paramilitares de las AUC, apoyadas por el ejército colombiano, se concentraron con especial intensidad durante ese mes sobre la persona de Gloria Amparo Suárez, dirigente de la organización no-gubernamental de derechos humanos Organización Femenina Popular.

[6] Yolanda Izquierdo, defensora de los derechos humanos, fue asesinada en la ciudad de Montería el 31 de enero de 2007 por fuerzas paramilitares del departamento de Córdoba apoyadas por el ejército colombiano. Se cree que el motivo de las amenazas que Yolanda recibía desde hacía meses era su labor como representante de sobrevivientes de violaciones de derechos humanos perpetradas por los paramilitares en la audiencia de desmovilización del dirigente paramilitar Salvatore Mancuso.


> leer Canto siguiente