Las montañas

Las montañas
 
 

Al utilizar radios de curva tres y cuatro, las rampas helicoidales resultaron de gran diámetro, ocupando mucho espacio en la maqueta. En consecuencia las paredes de las montañas deberían ser bastante verticales y por lo tanto rocosas. Si me planteaba laderas de suave pendiente me quedaba sin pueblo. Otro factor que tuve que tener en cuenta fue el de diseñar las rocas de las montañas con suficientes agujeros para ver el recorrido de los trenes por las vías ocultas. Utilicé el siguiente sistema que creo que me ha dado un buen resultado.

1º Hice el soporte de los materiales finales, mediante el grapado de tela metálica de aluminio.
 
 



2º A continuación vertí sobre el soporte de aluminio, espuma de poliuretano, que se vende en tubos. Lo hice sin tener cuidado alguno y no importándome los volúmenes que se pudiesen formar. Al hacer esta operación se ha de tener en cuenta que la espuma aumenta mucho de volumen durante su proceso de secado, por lo tanto se ha de proyectar con moderación. Importante no tocarla después de su proyección y dejarla secar un mínimo de cuarenta y ocho horas.



 



3º Se trata de verter escayola sobre el poliuretano. Os tengo que recomendar un material que tiene las mismas características que la escayola el mismo color blanco, la misma textura, y tiene la ventaja de que su proceso de fraguado y endurecimiento es muy lento, permitiendo trabajar con él durante media hora como mínimo.
Se llama mortero adhesivo Placo, se utiliza para sellar las juntas de las placas de pladur. Se puede encontrar en cualquier almacén de materiales de construcción, y el precio del saco de 25 Kg., es irrisorio.
En un recipiente grande, ya que no hay problema de endurecimiento, se hace una mezcla con agua hasta alcanzar la consistencia de una sopa de crema de guisantes. Se vierte sobre el poliuretano endurecido, de modo que la mezcla se introduzca por todos los rincones y se formen zonas planas, menos planas y verticales. No se toca para nada y se deja secar 36 horas.


 


4º Si se quiere hacer una roca especial, se obtiene una mezcla mucho más densa, como si fuera masa para hacer pan, y se aplica mediante espátula en el lugar deseado. Después de dos horas de su aplicación se le puede dar la forma que se quiera.

 

 
 

5º Una vez el material se ha secado, procedemos a pintarlo mediante un espray de pintura de color negro mate, lanzada a una distancia de treinta centímetros, consiguiendo un tono uniforme de color gris oscuro.

6º A continuación y una vez seca la capa anterior procedemos a aplicar mediante pincel seco y sin apretar trazos de pintura acrílica blanco pergamino. Es decir se moja la punta del pincel en la pintura, se pinta en una madera auxiliar hasta que el pincel esté prácticamente seco, y a continuación con lo que queda se pinta la roca. Veréis que la pieza toma un relieve muy agradable.

7º Se hace lo mismo que en el paso anterior pero con pintura acrílica de color terracota.

 

 
 
 


8º Se decide en que zonas sería lógico que hubiese hierba, por supuesto las zonas planas, y las que tienen algo de inclinación, descartando las verticales. Las zonas escogidas se les da una buena capa de cola blanca, i a continuación a sembrar la hierba. Yo lo hago con un utensilio de Noch, llamado “grass master”, se consigue que las briznas de hierva queden verticales.
 
 
 
 
 
 

9ª A partir de aquí solo queda, poner árboles, arbustos y vacas.
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
Comments