MANOELLA TORRES
La Mujer Que Nació Para Cantar

Manoella Torres es una famosa cantante y actriz estadounidense, de ascendencia puertorriqueña, radicada en México. A lo largo de su carrera ha tenido varios sobrenombres como "Muñequita De Oro", "Rayito De Sol", "Ruiseñor" y el más significativo de todos: "La Mujer Que Nació Para Cantar". Es una de las artistas consagradas más queridas en la historia de la música hispanoamericana, reconocida por canciones románticas y sugerentes como "Ahora Que Soy Libre", "Te Voy A Enseñar A Querer", "Libre Como Gaviota", "Si Supieras", "Acaríciame", "Que Me Perdone Tu Señora", "A La Que Vive Contigo" y "Herida De Muerte", entre muchas otras.

Gloria Torres Calderón nació en Nueva York el 21 de abril de 1954, y es la mayor de cinco hermanos (George, Linda, Richard y Anthony) y un medio hermano (Romano). Sus padres, Felicia Calderón y Jorge Torres, eran puertorriqueños pero, desde muy jóvenes, se fueron a radicar a "La Gran Manzana", donde su padre mostró serios problemas de alcoholismo y gran afición al juego. Debido a la difícil situación personal y económica, sus padres se separaron y su madre se vio en la necesidad de enviar a tres de sus hermanos a un internado. Guadalupe Narváez, su abuela materna, se preocupó únicamente por Gloria y evitó que también la mandaran a un internado. Sus abuelos la criaron a partir de los cuatro años y creció a su lado como hija única.

 

INICIOS

Desde pequeña mostró inquietud por la música y a los cuatro años ya formaba parte del coro de la iglesia. Su abuela fomentó esta afición al inscribirla a clases de piano y diversos concursos de canto y festivales de teatro. Aprendió a hablar español leyendo los periódicos con su abuelo y, gracias a su abuela, descubrió que su mayor pasión era el canto. Sus abuelos solían llevarla al teatro para que disfrutara de artistas mexicanos como Cuco Sánchez, Lola Beltrán, Los Panchos, Lucha Villa y Miguel Aceves Mejía, quienes eran algunos de sus cantantes favoritos y gozaban, en ese tiempo, de enorme popularidad. En cierta ocasión, habiendo ido tras bambalinas para saludar a los artistas, conocieron personalmente a Los Panchos y los invitaron a su casa a comer.

Cuando tenía seis años, visitó México por primera vez y quedó enamorada de nuestro país. Su abuela la trajo en autobús e hicieron cinco días de viaje. Su primera grabación, "Cielito Lindo", fue realizada en una cabina "Voice-O-Graph", la cual permitía al usuario registrar su propia voz en un disco previa inserción de unas monedas.

En 1963, siendo una niña de nueve años, sus abuelos financiaron la grabación de su primer sencillo. La producción corrió a cargo del puertorriqueño Ismael Santiago, quien se basó en la vida familiar de Gloria para componer las canciones "Hogar A Medias" y "Cara Sucia". En ese entonces, su nombre artístico era "Rayito De Sol", interpretaba canciones rancheras y participaba en programas para aficionados tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico. Ese mismo año, en su natal Nueva York, grabó varios comerciales para importantes compañías como Coca-Cola y Bimbo.

Tenía muchos deseos de regresar a México y, sin saber por qué, insistentemente le decía a su abuela que algún día viviría aquí y sería una artista famosa, presentimiento que se haría realidad años más tarde.

A los doce años de edad, su madre intentó quitársela a su abuela, pero Guadalupe chantajeó a su hija con suicidarse si le quitaba a Gloria. Así, ella y su abuela se trasladaron a México en 1966. Con ayuda de Guadalupe Wade Vidal, amiga de su abuela, contactaron a Alfredo "El Güero" Gil de Los Panchos, quien la contrató para CAMPEI, su propia compañía grabadora. Ese mismo año, con el nombre artístico de "Gloria Gil", grabó para la RCA Camden su primer álbum, del que se destacaron las canciones "Viento De Invierno" y "Tinta Verde". El disco no pudo ser promovido porque Gloria tuvo que regresar a los Estados Unidos para continuar con sus estudios y, por tanto, el contrato con la discográfica tuvo que ser rescindido.

De vuelta en Nueva York, fue contratada por Myrta Silva, cantautora y productora puertorriqueña, quien la apoyó para que en 1969, a sus quince años, grabara un álbum de baladas y canciones rítmicas. Este segundo disco, titulado "Dulce De Coco", fue grabado para la compañía Oro Records y de él sobresalieron la canción homónima y "Yo Te Esperaré", versión en español de "Les Parapluies De Cherbourg". Myrta Silva recuerda que, cuando la vio y escuchó, de inmediato la contrató porque le pareció una chica "... estudiosa, juiciosa y un poquito temperamental, pero es que lleva muchos años de artista y ése es un síntoma".

LA MUJER QUE NACIÓ PARA CANTAR

En otro viaje a México, a los dieciséis años y con un timbre y color de voz bien definidos, fue contratada para Productores Independientes de México (PIM) por Alfredo Marcelo Gil, hijo de "El Güero" Gil, quien se convirtió en su representante y director artístico. Continuó recibiendo clases de canto para perfeccionar su voz hasta que, en 1971, firmó un contrato discográfico con Columbia Records, mismo que se prolongó por diecisiete años. El 4 de febrero de 1972 se llevó a cabo su lanzamiento con el nuevo nombre de "Manoella Torres" en el prestigioso salón Stelaris del Hotel Fiesta Palace (hoy Fiesta Americana Reforma). Su primer éxito, "El Último Verano", lo recibió del maestro Armando Manzanero. Cuando el famoso compositor yucateco escuchó su voz y presenció su interpretación de "The Impossible Dream", le dijo: "Niñita, tú naciste para cantar". De allí viene el sobrenombre con el que es conocida artísticamente: "La Mujer Que Nació Para Cantar".

El 22 de noviembre de 1972, cuando tenía dieciocho años, contrajo matrimonio civil con José Antonio Gutiérrez Mimenza. Los ejecutivos del sello discográfico no querían que nadie se enterara para que no se perjudicara su carrera y, por ende, el asunto se manejó bajo el más estricto secreto de prensa. A los once meses de casada, Manoella comprendió que sus múltiples compromisos profesionales le impedían atender su nuevo hogar, y decidió terminar esa relación que había nacido de un impulso juvenil. Ese mismo año participó con la canción "La Tierra Mía" en el "Festival Internacional Da Canção" (FIC), celebrado en Brasil.

Fue una de las primeras intérpretes de los temas de Juan Gabriel. Fue la primera en grabar "Con Tu Amor" en 1972 y "No Te Buscaré" en 1973, mismas canciones que fueron versionadas por Angélica María y Rocío Dúrcal en 1981 y 1986, respectivamente. En 1975 viajó a Puerto Rico para representar a México en el "Tercer Festival Internacional De La Canción Y La Voz", donde ganó el primer lugar con "El Río", tema compuesto por el maestro Felipe Gil.

En 1977 grabó el álbum "Acaríciame", que causó gran controversia porque se dejó fotografiar desnuda para su portada. El LP tenía una nota que decía: "Prohibido tocar esta canción en la radio" pero, para poder promocionarla, sólo fue censurada parcialmente ya que su letra era muy fuerte e impudorosa para la época. Fue de las primeras cantantes latinas en interpretar temas fuertes y controvertidos e, igualmente, fue pionera de la revolución sexual femenina en México. La canción que da nombre al disco, escrita por Alejandro Jaén, fue grabada por Manoella casi diez años antes de que Lupita D'alessio hiciera su propia versión.

En 1979 volvió a causar polémica con el tema "Que Me Perdone Tu Señora", que también estuvo a punto de ser vetado en la radio. Sin embargo, sí pudo tocarse y fue un éxito, haciéndole ganar a la vez un lugar entre "Los Grandes De Siempre En Domingo", al lado de figuras como Angélica María, Rocío Dúrcal y Vikki Carr, entre otras. La censura, como es costumbre, no hizo mas que darle más popularidad a sus temas prohibidos y, por tanto, también a ella misma. El 24 de marzo de 1979, en la "Undécima Entrega Anual De Los Premios ACE", la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York la nombró "Artista Internacional Del Año". Asimismo, fue de las primeras artistas latinas que llenaron el Madison Square Garden y que se presentaron en el programa "The Tonight Show", conducido en ese entonces por Johnny Carson.

El 24 de febrero de 1979 contrajo nupcias con Guillermo Diestel Pasquel, de quien quedó embarazada a los tres meses. Tuvo un conato de aborto a los cuatro meses de gestación y, por tal motivo, resolvió permanecer en Nueva York para ser monitoreada constantemente por los médicos estadounidenses y para recibir cuidados de su abuela. El 1° de marzo de 1980 nació su hija, Erika, quien padecía una cardiopatía congénita denominada Tetralogía de Fallot. La salud de Erika poco a poco fue mejorando y tres meses después de dar a luz, muy a su pesar y por presión de su representante, Manoella regresó a los escenarios. En 1982 volvió a tener un embarazo de alto riesgo y el 14 de abril, a los seis meses, dio prematuramente a luz un varón, a quien llamó Guillermo, y que falleció de un paro cardiorrespiratorio a los sesenta días de nacido.

En 1985 grabó un disco titulado "Manoella Torres '85", cuya portada mostraba un completo cambio de imagen: Se cortó el cabello, se puso una camiseta de fútbol americano, y posó de un modo sexy. A raíz de este cambio, le sobrevino una crisis profesional y personal. Decidió romper su relación laboral con Alfredo Marcelo Gil porque él era muy estricto y dominante y la mantenía sometida emocionalmente, lo que la había convertido en una mujer insegura y sin fuerza de voluntad. Paradójicamente, le agradece el éxito de su carrera a su ex representante y director artístico.

Manoella comenzó a sentir que nunca había sido independiente y que siempre la habían manipulado, y tomó la decisión más importante de su vida al abandonar a su esposo debido al maltrato físico y psicológico del que fue víctima durante el tiempo que estuvieron casados. Tuvo que escoger entre su matrimonio y carrera, o su vida. Cansada de las humillaciones y estando en su mejor momento, tanto de fama como de vida artística, decidió huir de México por temor a que su marido atentara contra ella. De esta manera, inició un autoexilio de tres años y medio. Estuvo radicando en Texas, Florida y Puerto Rico, y se mantuvo alejada de los reflectores, dejando inconclusos sus compromisos y presentaciones profesionales.

Realizó dos duetos con artistas latinos durante su exilio: En 1986 grabó con Lissette el tema "Hoy Vine Con Ella", y en 1987 interpretó "No Me Mires Así" con Los Diablos, canción incluida en el álbum "Celebración" de dicho grupo y por el que fueron nominados al Grammy.

En 1988, después de obtener el divorcio, regresó a México para atar cabos sueltos y para grabar "Quiero Empezar A Vivir", su decimoséptimo y último disco para Columbia Records. Sin embargo, no fue sino hasta el año 1990 cuando regresó definitivamente a los escenarios musicales con el álbum "Aquí Estoy", pero le fue difícil volver a colocarse en los primeros lugares de popularidad.

En 1993 presentó "Renacer", disco realizado íntegramente con arreglos y dirección musical de Armando Manzanero y de cuya autoría son todos los temas, excepto "Acaríciame" que se incluye en una nueva versión porque es uno de los favoritos del maestro. Este trabajo contiene las canciones "Huele A Peligro" y "No Te He Robado Nada" que la chilena Myriam Hernández regrabara en 1998 y 2004, correspondientemente. Dicho álbum es muy apreciado tanto por Manoella como por sus seguidores y, al encontrarse descatalogado, se le considera objeto de colección.

A PLENITUD

En su faceta como actriz, en 1974 compartió créditos con Vicente Fernández en la cinta "El Albañil", dirigida por José Estrada. Participó en dos fotonovelas: "El Eterno Adiós", publicada en la revista "Cita" del 13 de mayo de 1974, y "La Edad Del Peligro", de la revista "Fiesta" del 28 de septiembre de 1977. Incursionó en teatro, al lado de Manolo Fábregas, con el papel principal de "Mi Bella Dama", comedia musical con la que se inauguró el Teatro San Rafael de la Ciudad de México el 15 de mayo de 1977. En agosto de 1998 regresó, por una breve temporada, a la comedia musical con la obra "Una Noche Con Ellas", acompañada de Olivia Bucio y Marcela Páez y bajo la producción, dirección y libreto de Marco Villafán. Finalmente, hizo su debut en telenovelas con "Velo De Novia", producida por Juan Osorio para Televisa en el año 2003.

En 1997 obtuvo la medalla "Virginia Fábregas" que otorga la Asociación Nacional de Actores (ANDA) a sus agremiados con veinticinco años de trayectoria. Ese mismo año, con el decidido apoyo de la compañía discográfica PolyGram, retomó su carrera con más fuerza y presentó una producción con una selecta colección de canciones escritas por algunas de las más grandes compositoras latinoamericanas de los últimos tiempos. "Mujeres" constituye un homenaje, precisamente, al género femenino y quién mejor que una mujer para entender, descifrar e interpretar los sentimientos de otra mujer. Este trabajo contiene temas conocidos y reconocidos internacionalmente como "Bésame Mucho" de Consuelo Velázquez, "Mucho Corazón" de Ema Elena Valdelamar, "Qué Sabes Tú" de Myrta Silva, "Compréndeme" de María Alma y "Alma Mía" de la inmortal María Grever.

En el año 2000 fue homenajeada con la entrega de un reconocimiento y la inmortalización en bronce de las huellas de sus manos, mismas que fueron colocadas en el Paseo de las Luminarias, lugar donde se encuentran las huellas de grandes figuras del medio artístico mexicano y que emula al Paseo de las Estrellas de Hollywood.

El 20 de octubre de 2001 recibió el premio "Arlequín", galardón que simboliza la creación y la libertad del artista y que se entrega a figuras del espectáculo, de la cultura y del arte en reconocimiento a su destacada labor durante su trayectoria.

El 11 de febrero de 2002 fue condecorada con la medalla "María Luisa Landín" por el trabajo que ha realizado en la música durante treinta años. Recibió la medalla de manos de la propia María Luisa Landín quien, a sus ochenta años, declaró: "Manoella Torres es una de las voces románticas más bellas que haya jamás escuchado, por lo que bien merece ser llamada la mujer que nació para cantar". Ese mismo año presentó "Mi Soledad", disco que, con una mezcla de ritmos románticos y caribeños, daba a conocer una artista más madura y profunda. La producción corrió a cargo de Sonia Rivas y contó con la participación de la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM), el conjunto sinfónico más antiguo de la Ciudad de México.

En junio de 2004 salió a la venta "Las Canciones Que Siempre Amé", álbum en el que rinde homenaje a grandes compositores e intérpretes como Alejandro Sanz, Armando Manzanero y Ricardo Montaner. El disco incluye "Corazón Partío", "Estúpido", "Me Va A Extrañar" y otras diez canciones que la marcaron en diferentes etapas de su vida, pero interpretadas muy a su estilo.

En 2005 grabó "Soy Lo Prohibido", tema que forma parte del CD "Reunidos Por Siempre" y que, gracias a la tecnología, rescata la voz del fallecido Víctor Yturbe "El Pirulí" y la fusiona con baladistas actuales, incorporando nuevos y frescos arreglos.

Regresó a la televisión para participar con Lorena de la Garza en la segunda etapa del programa "Cantando Por Un Sueño", reality show de Televisa, que empezó en febrero de 2006. Este programa tenía por objetivo cumplir el sueño de uno de los ocho participantes del público, los cuales eran apoyados por un personaje famoso y por un cantante consagrado que hacía las veces de maestro. El equipo de Manoella salió a las cuatro semanas, pero el sueño de Nelson Daniel Ibarra se cumplió y su padre fue operado de la vista gracias al apoyo de sus compañeras de concurso.

A petición y sugerencia de Rodrigo de la Cadena, viajó a Ecuador en octubre de 2006 para participar en el "IV Festival Internacional De Boleros De Guayaquil", engalanando las celebraciones culturales con canciones como "Sabor A Mí" y "Poquita Fe".

En febrero de 2007 se integró al elenco del programa "Disco De Oro", reality show de TV Azteca conducido por José Luis Rodríguez "El Puma". En un ambiente interactivo con los telespectadores, Manoella compitió con varios cantantes del pasado y obtuvo el tercer lugar.

Ha realizado treinta y dos producciones discográficas de larga duración e incursionado en diversos géneros musicales a lo largo de sus cuarenta años de carrera artística (contados a partir del 4 de febrero de 1972). Recientemente ha sido comparada con Céline Dion por la crítica especializada, y ha grabado más de trescientas cincuenta canciones de famosos compositores tales como Armando Manzanero, Juan Carlos Calderón, Juan Gabriel, Manuel Alejandro y Rafael Pérez Botija, por mencionar sólo algunos.

Ha recibido innumerables discos de oro y de platino, y múltiples reconocimientos, destacándose el homenaje por sus treinta y cuatro años de carrera artística, realizado el 5 de mayo de 2006 en Acapulco. El homenaje dio inicio con la inauguración de la exposición fotográfica denominada "Manoella Torres Al Desnudo", la cual mostró diferentes etapas de su vida y de su trayectoria musical. Se exhibieron reportajes periodísticos y ejemplares de la infinidad de diplomas, medallas y premios internacionales que tiene en su haber. Posteriormente, canceló (selló) un timbre postal conmemorativo emitido por el Servicio Postal Mexicano. También recibió el premio "La Dama De La Victoria", que otorga la Asociación de Críticos de Teatro, y se develaron una obra pictórica y una escultura realizadas en su honor. Asimismo, se instituyó el premio "Manoella Torres", para lo cual estuvo presente la primera actriz Blanca Sánchez en representación de la Comisión de Honor y Justicia de la ANDA. Para finalizar, el Ayuntamiento Municipal de Acapulco le otorgó un reconocimiento especial para la ocasión.

El 27 de junio de 2007, durante una presentación de beneficencia en el Paseo de las Luminarias de la Ciudad de México, recibió el galardón "Máxima Luminaria" en virtud de sus treinta y cinco años de trayectoria musical. El 4 de octubre de ese mismo año fue galardonada como "Estrella Del Siglo" con el "Calendario Azteca De Oro", presea instituida por la Asociación Mexicana de Periodistas de Radio y Televisión (AMPRyT) para reconocer a lo mejor del talento y la cultura de México.

El 22 de noviembre de 2008 se llevó a cabo la conmemoración de Santa Cecilia, patrona de la música y de los músicos, en la Plaza Garibaldi de la Ciudad de México. Como parte de esta fiesta, celebrada desde hace más de treinta años, la Unión Mexicana de Mariachis la declaró Reina de las Festividades en las que participó cantando "Las Mañanitas" y otros temas acompañada del Mariachi Nuevo América. El 11 de diciembre del mismo año se presentó el álbum "Las Mujeres De Manzanero", que constituye un homenaje al compositor e intérprete. En este proyecto colaboró interpretando un bolero inédito titulado "A La Distancia", lo que para ella significó "... la oportunidad de agradecer el apoyo que el maestro Armando Manzanero le ha dado a mi carrera musical durante treinta y seis años de trayectoria".

El 31 de diciembre de 2008 tomó parte en el festejo de fin de año que el Gobierno del Distrito Federal organizó en el Monumento a la Independencia, donde entonó sus grandes éxitos ante una audiencia superior a las cien mil personas. Manoella declaró que, al subir al escenario, sintió como la primera vez que vino a nuestro país: "No sólo recordé mi infancia, sino el inicio de esta trayectoria en México y el apoyo de Armando Manzanero".

Los días 13 y 14 de febrero de 2009 regresó a los escenarios de Estados Unidos, al lado de Manuel Mijares, en el marco de "La Gira Del Amor". Después de veinte años de ausencia, la Cox Arena de San Diego y el Nokia Theatre de Los Ángeles fueron testigos de su reencuentro con el público de su país natal, el cual la ovacionó de pie tras finalizar ambos conciertos. El 4 de marzo de ese mismo año se presentó en San Salvador y cerró con broche de oro la cena que la Fundación Teletón de El Salvador organizó para agradecer la labor de los medios y de los patrocinadores para poder llegar a la meta establecida.

Como integrante de "Las Mujeres De Manzanero", participó en la gira nacional que inició el 27 de marzo de 2009 y que el 8 de agosto la llevó al Auditorio Nacional, recinto en que logró conmover y ganarse a los cerca de diez mil espectadores al interpretar "Dormir Contigo" así como un popurrí de sus éxitos "El Último Verano", "Si Supieras", "Te Voy A Enseñar A Querer", "Libre Como Gaviota", y "Ahora Que Soy Libre".

Volvió a Los Ángeles, los días 2 y 3 de octubre de 2009, con dos conciertos en el legendario Million Dollar Theater donde, en más de una ocasión, fue aclamada de pie y demostró que continúa vigente en el gusto del público, lo cual la hace sentirse más comprometida con sus admiradores y, al mismo tiempo, procurar acercarse cada vez más a ellos a través de sus presentaciones.

El 9 de septiembre de 2010 recibió un tributo de parte de la producción y el elenco de la comedia musical "Mentiras". Al concluir la función en el Teatro México, se proyectó un pequeño y emotivo vídeo que narraba un resumen de la presente biografía. Posteriormente, Manoella interpretó un medley de sus éxitos y cautivó tanto a la audiencia que fue requerida para entonar dos temas más. Finalmente, el productor de la obra, Morris Gilbert, le entregó un reconocimiento por su trayectoria y legado musical.

El miércoles 9 de febrero de 2011 debutó como artista invitada en la obra de teatro "Los Monólogos De La Vagina", escrita por Eve Ensler, dirigida por Jaime Matarredona y producida por Morris Gilbert. Además de deleitar con su actuación, aderezó la velada con dos canciones acompañada únicamente por el arpa de Mónica Reyes. Con su intervención arrancó la segunda temporada de esta obra que fue renovada, modernizada y sutilmente musicalizada y en la que compartió escenario con las actrices Sugey Ábrego, Raquel Garza, Daniela Luján, Irene Moreno, Elsy Reyes, Lizi Rodríguez, Irasema Terrazas y Yolanda Ventura. El 25 de mayo del mismo año, los actores Mauricio Ochmann y Arturo Ríos fueron los encargados de develar la placa alusiva a las seis mil quinientas representaciones que a lo largo de diez años consecutivos ofreció esta puesta en escena.

Dulce, Manoella Torres, María Conchita Alonso, María del Sol y Rocío Banquells estuvieron juntas en el mismo escenario y unieron sus voces en el show "GranDiosas" que se presentó los días 12 y 14 de mayo de 2011 en el Auditorio Nacional y en el Auditorio Siglo XXI de Puebla, respectivamente. Todas ellas tienen un nivel excepcional, son artistas en toda la extensión de la palabra y la idea del proyecto era que el público gozara con las canciones que les han dado fama. El concierto se estructuró de tal manera que cada una cantara sus éxitos y todas interactuaran haciendo duetos y tríos así como realizando un pequeño homenaje a las composiciones de Armando Manzanero. El gran cierre de la noche fue con el tema "Un Nuevo Amor" interpretado por las cinco cantantes.

Con un majestuoso concierto en la explanada del Ex Convento de San Bernardino de Siena, el 4 de junio de 2011 cerró con broche de oro las actividades del 468º aniversario de la fundación de Valladolid, Yucatán. Interpretó sus temas más conocidos y fue ovacionada hasta el cansancio por los miles de asistentes al evento, quienes se pusieron de pie para corear cada una de sus canciones. Al concluir su actuación, el Presidente Municipal, en compañía de otras autoridades, le entregó un reconocimiento por su distinguida presencia en tan importante ocasión.

En octubre de 2011 unió fuerzas con Rocío Banquells y juntas montaron el espectáculo "Dos Voces... Un Mismo Sentimiento", con el que realizaron una gira por Estados Unidos y se presentaron en ciudades como Dallas, Chicago (Olympic Theatre) y Houston (Arena Theatre). El 19 de octubre de ese mismo año, en el marco de la "Quincuagésima Tercera Semana Nacional De La Radio Y Televisión", recibió el "Premio Antena CIRT Al Mérito Artístico" de manos del Presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Manoella padece de hipotiroidismo y, desde muy joven, vivió obsesionada por el sobrepeso que podría llegar a tener. También sufrió de una fuerte depresión que, en algún momento, la orilló a pensar en el suicidio. No obstante, es sencilla y cálida, sin poses ni etiquetas, y mantiene el propósito de compartir con su público el don que Dios le ha regalado. Hoy en día, es una mujer plena que ha gozado de enormes triunfos y ha aprendido de los fracasos y que, por su público, cantará "hasta el último aplauso". Continúa presentándose a lo largo y ancho de todo México, alternando sus presentaciones personales con otros conceptos como "Por Amor", junto a Arianna y Gualberto Castro, y no ha parado de lanzar nuevos discos al mercado, incluyendo en ellos nuevos temas así como nuevas versiones tanto de sus propios éxitos como de otros famosos intérpretes.

"Quiero dar gracias a Dios por todas las penas que he tenido en mi vida porque, como gran maestro que es, quiso enseñarme a través de las penas el valor de la felicidad. Es innegable que el amor es la energía que mueve al ser humano y es un sentimiento que todos tenemos al nacer. Cuando alguien llega a nosotros y logra prender esa luz que ilumina nuestro camino, podemos decir que vale la pena vivir... Pero, ¿cómo prende esa luz? Creo yo que de muchas formas: Cariño, ternura, detalles, comprensión, abnegación, sacrificio, apoyo, entre otras y, cuando esto se conjuga, puede decirse que se ha llegado al cielo. El gran problema es cuando alguien, después de darte todo eso, te lo quita o lo pierdes. Entonces, te aparecen sentimientos de rebeldía, de dolor, de soledad, de impotencia, y otras más decepciones que te demuestran que estás dentro del amor. Después de vivir estas experiencias, mi humilde opinión es que hay que vivir el presente. El pasado ya se fue y el mañana tal vez vendrá. Pero hoy es mi hoy y quiero vivirlo a plenitud".