Inicio‎ > ‎APRENDE LATÍN online‎ > ‎

Décima Lección: Conjunciones

publicado a la‎(s)‎ 27 jul. 2011 5:29 por Pedro León   [ actualizado el 9 ago. 2013 5:32 ]

Las conjunciones son partículas invariables que enlazan palabras o oraciones. Las conjunciones latinas son numerosas y tienen más matices que las castellanas. Suelen dividirse en dos grupos: coordinantes y subordinantes.

CONJUNCIONES COORDINANTES

Conecta dos elementos gramaticales independientes. El tipo de relación que establecen estas conjunciones pueden ser:

Copulativa

Implica unión o idéntica función gramatical; entre ellas tenemos et, -que, ac, atque, quoque, etc.:

pedites et equites pugnabant fortiter: la infantería y la caballería peleaban valerosamente.

senatus populusque romanus : el senado y el pueblo romano.

Marcus Aurelius fuit imperator et philosophus: Marco Aurelio fue emperador y filósofo.

Disyuntiva 

Si la relación es disyuntiva implica la idea de separación o alternativa entre distintas opciones; en ese caso se puede usar aut, neque, vel (-ve), sive (seu), :

erant homines aut bestiae ? ¿eran hombres o fieras?

potas vinum vel aquam ? ¿bebes vino o agua?

Adversativa

Implica que la frase regida por la conjunción está en oposición a la otra; entre ellas están sed, autem, verum, vero, tamen, etc:

miser homo est pauper, sed miserior stultus : es infeliz el pobre pero todavía más el necio.

Roma cepit Graeciam tamen ars graecorum romanos devicit : Roma conquistó Grecia sin embargo el arte griego subyugó a los romanos.

Causal 

Cuando la conjunción introduce una causa, explicación o confirmación de lo expresado en la otra frase; entre ellas tenemos nam, enim, etc. :

imperium Augusto senatus dedit nam senatus non omnes provinciae gerere poterat : el senado entregó todo el poder a Augusto pues el senado no podía administrar todas las provincias.

Ilativa

Expresa una inferencia, consecuencia o conclusión; igitur, itaque, ideo, inde, ergo, etc.:

libertas est potestas vivendi ut velis, quis igitur vivit ut velit liber est : la libertad es la potestad de vivir como quieres, por lo tanto si alguien vive como quiere, es libre.

Observaciones

- La enclítica -que se usa para expresar una íntima unidad o el uso combinado de elementos diversos.

- Verum es una forma enfática de sed, y se usa generalmente después de una negación. Autem expresa una débil oposición y generalmente sólo sirve para indicar el paso a otro asunto.

- No siempre se observa la distinción entre aut (excluyente) y vel o su forma enclítica -ve. Sive se usa en disyuntivas condicionales : si ista uxor seu amica est ... (si ésta es la esposa o la amiga ...).

- Enim introduce una frase que corrobora una afirmación anterior. Suele aparecer reforzada por vero (en verdad, ciertamente).

- Igitur (así pues, por consiguiente) se suele usar para conectar los pasos de un relato o argumento.

- Hay que tener en cuenta que en latín dos negativas equivalen a una afirmación : non possum non credere : debo de creer.

- Una negación general no se destruye por las negaciones de frases subordinadas: illi nesciebant eaque nec ubi nec qualia essent : no sabían ni dónde estaban ni de qué clase eran aquellas cosas.


CONJUNCIONES SUBORDINANTES

Establecen una relación de dependencia de la frase regida por la conjunción con respecto a otra. Esa relación subordinante puede ser:

Condicional

Cuando expresa una condición o hipótesis : si (ind/subj), nisi, dum (+ subj), dummodo, etc.:

si vis, dabo tibi testes : si quieres te presentaré testigos.

si habeas aurum, Crasus mitet milites : si tienes oro, Craso te enviará soldados.

oderint dum metuant : que odien con tal que teman.

Comparativa

Implica una comparación : ut, uti, sicut, tanquam, ac si, etc.:

in anima mea sermo tuus ut stellae in tenebris lucebat : tu palabra brillaba en mi alma como las estrellas en la oscuridad.

apud eum ego sic Ephesi fui tamquam domi meae : con él estuve en Éfeso como en mi casa.

Concesiva

Expresa una idea que se opone, restringe o corrige la otra oración : quamquam, etsi, quamvis, licet, cum (+ subj), etc.:

barbarorum erat quinque milium numerus, cum romani non amplius octingentos equites haberent: los bárbaros eran cinco mil mientras que los romanos no tenían más de ochocientos jinetes.

milites tuum fratrem, cum proscriptus non esset, iugulaverunt : los soldados degollaron a tu hermano aunque no estaba fuera de la ley.

Temporal

Expresa una relación temporal: postquam, priusquam, donec, cum (+ ind), dum (+ ind/subj), etc.:

dum haec in Gallia gerebantur... : mientras estas cosas ocurrían en Galia ...

barbari iam subibant muros cum repente erumpunt romani: los bárbaros ya escalaban los muros cuando repentinamente los romanos salieron.

Consecutiva

Expresa la consecuencia de lo que expresa la oración principal. Se distinguen en:

a) La oración principal contiene adverbios como ita, tam, tamtum, sic, adeo, tantopere, totiens, etc.; o adjetivos como tot, talis, -e, tantus, -a, -um, is, ea, id, huiusmodi, etc.

b) La subordinada consecutiva va precedida por ut.; si es negativa ut non, ut nemo, ut nihil, etc.

c) El verbo de la subordinada va en Subjuntivo Presente si la consecuencia ocurre en el presente; y va en Subjuntivo Imperfecto o Perfecto si ocurre en el pasado. Rara vez va en Pluscuamperfecto. En castellano suele traducirse en el mismo tiempo, pero en indicativo.

tam longe aberam ut equites non viderem : yo estaba tan lejos que no veía la caballería.

mons altissimum impendebat, ut perpauci prohibere possent : se levantaba un monte altísimo de modo que unos pocos podían impedir el paso.

Final

Expresa finalidad o propósito : ut (+ subj), ne (+ subj), quo (+ subj), etc. Suele estar regida por verbos que expresan una petición, una orden, alcanzar o enviar algo.

En latín aparece, siguiendo estas dos reglas:

a) Si la oración principal está en indicativo presente o futuro, o en subjuntivo presente, entonces el verbo de la oración subordinada final debe escribirse en subjuntivo presente.

b) Si la oración principal está en cualquier otro modo o tiempo verbal, entonces el verbo de la oración subordinada final debe escribirse en subjuntivo imperfecto.

Crasus legatum misit ut frumentum peteret : Craso envió un delegado para pedir trigo.

Considera ne in alienissimum tempus cadat adventus tuus: piensa cuidadosamente para que no caiga tu llegada en un momento muy inoportuno.

Además tengamos en cuenta:

- Las subordinadas finales que se construyen con qui, quae, quod + subjuntivo (subordinada relativa final), sigue las normas que acabamos de señalar para el verbo, y el pronombre relativo va concordado en número, género y caso con el término que reemplaza.

- Cuando en la subordinada final aparece un adjetivo o adverbio comparativo, suele usarse quo en vez de ut.

- Si son dos subordinadas finales coordinadas, la primera afirmativa y la segunda negativa: ut ... nec ...

Si ambas son negativas se usa: ne ....... neve ......

Causal

Expresan causa: quia (ind/subj), cum (+ subj):

urbs, quia postrema aedificata est, Neapolis nominatur : la ciudad, porque fue la última en construirse, se llama Nápoles.

cum vita sine amicis insidiarum plena sit, ratio ipsa monet amicitias comparare : ya que la vida sin amigos está llena de peligros, la misma razón nos aconseja procurarnos amistades.

Observaciones

He indicado en los casos más usados si la conjunción rige indicativo o subjuntivo o puede usar ambas.

- Esas indicaciones son válidas principalmente para el período clásico, pero en otros períodos se pueden encontrar excepciones a esas reglas.

- En general una conjunción que rige indicativo y subjuntivo, cuando lleva indicativo se refiere a algo real, mientras que con subjuntivo indica algo meramente hipotético o probable.
 
----------------
Una vez vistas las conjunciones es necesario detenermos en algunas construcciones típicas del latín y que con frecuencia aparecen en los textos latinos: el ablativo absoluto, la oración subordinada final y el discurso indirecto. No me detengo en el uso de cum, porque lo principal ya está dicho en las conjunciones.


EL ABLATIVO ABSOLUTO

Aparece cuando un substantivo o un pronombre se relaciona con un participio y ambos van en ablativo: es una forma típica y frecuente del latín, en la cual de un modo muy conciso se define el tiempo o las circunstancias de una acción. Se construye con estas reglas:

1.- El sujeto (sustantivo, pronombre, adjetivo sustantivado) aparece en ablativo, y debe ser distinto que el de la oración principal.

2.- El verbo aparece en Participio (Presente o Perfecto) en ablativo concordado en género y número al sujeto. El verbo essere queda tácito, cuando el sujeto va con un predicado nominal.

3.- En la oración principal no debe haber pronombres que se refieran al sujeto del ablativo absoluto.

4.- El verbo va en Participio Presente cuando la acción es contemporánea a la principal. En estos casos siempre tiene sentido activo y en general se traduce con el gerundio simple.

5.- El verbo va en Participio Perfecto cuando la acción es anterior a la principal. En estos casos tendrá significado pasivo con verbos transitivos activos, o significado activo con verbos deponentes intransitivos (cuando su participio perfecto tiene sentido activo y pasivo). En general suele ser traducido por un gerundio compuesto.

6.- Según el contexto el ablativo absoluto puede tener:

- valor temporal: Caesar, acceptis litteris, profectus est  : después del recibir (habiendo recibido) la carta, César partió.

- valor condicional: virtutes iacere necesse est voluptate dominante: si domina la pasión (= dominando la pasión) es necesario que las virtudes queden postergadas.

- valor causal: Dareus, desperata pace, bellum paravit : Darío, ya que perdió (= habiendo perdido) la esperanza de lograr la paz, se preparó para la guerra.

- valor concesivo: oppidum, paucis in moenibus resistentibus, tamen capere hostes non potuerunt : aunque pocos defendían las murallas, sin embargo los enemigos no pudieron capturar la ciudad.

Atención:

En general todos los verbos con participio presente pueden construir el ablativo absoluto. Pero en participio pasado sólo pueden construirlo los verbos transitivos y que no son deponentes.

En los casos que no puede usarse el ablativo absoluto, se suele recurrir al cum + subjuntivo, o al participio perfecto (con valor de cum + subjuntivo perfecto o pluscuamperfecto pasivo).


LA ORACIÓN SUBORDINADA FINAL

Se llaman así aquéllas que que expresan propósito o finalidad; suelen traducirse en castellano con "para", "para que" con infinitivo o subjuntivo.

Arriba hemos visto cómo se construye con las conjunciones ut y ne + subjuntivo, y en capítulos anteriores vimos como también podía construirse con qui, quae, quod + subjuntivo. Pero el latín suele usar gran variedad de maneras, según el contexto, para expresar esta misma idea:

- ad + gerundio acusativo: illi venerunt ad pugnandum.

- ad + gerundivo acusativo: illi venerunt ad petendam pacem. (si el verbo es transitivo y lleva objeto directo)

- causa/gratia + gerundio genitivo : illi venerunt pacem petendi causa.

- causa/gratia + gerundivo genitivo: illi venerunt pacis petendi causa.

- con supino : illi venerunt petitum pacem.

- con participio futuro : illi venerunt petituros pacem.

Observaciones: la forma más usual de expresar finalidad es con ut y ne. Si la finalidad está estrechamente relacionada con alguna palabra de la oración principal entonces es común usar los pronombres relativos qui, quae, quod.

- Las fórmulas con gerundio y gerundivo sólo se suelen usar en expresiones breves.

Nótese que el gerundivo siempre debe concordar en género y número con sus sustantivos.

- La fórmula con supino sólo se usa con verbos de movimiento y se recuerde que el supino es invariable.

- La fórmula con participio futuro es de época tardía.

- Los verbos que rigen la subordinada final suelen ser: de petición y súplica (oro, rogo, posco, etc); de exhortación y persuasión (moneo, commoneo, incito, suadeo, hortor, etc.); de cuidado y empeño (curo, provideo, consulo, operam do, etc.); de orden y mandato (impero, mando, committo, praecipio, etc.); verbos que indican obtener, conseguir (impetro, obtineo, adipiscor, etc.); verbos de movimiento (venio, eo, mitto, etc.).



Aprende latín online por Pedro E. León Mescua se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en magisterpedro@gmail.com.

Comments