Colección Maizal


La voz de Cecilia Pisos resuena -como siempre en su obra- juguetona y cantarina, pero también se muestra con una solidez inusitada, soportando marejadas. Fotografías de Leticia Fraguela.


Cubierto


Aquí tenemos la historia de una familia que, en el marco de una vida gris, tiene algo diferente. Su historia está contada a través de poemas ideales para ser leídos por los pequeños en voz alta. Un tono travieso restaura en el lector adulto el viejo sabor de la infancia hasta que, de repente, algo nos pellizca, nos saca del ensueño y desconcierta… (Franco Vaccarini)


Austeridad

La madre (judía) como centro, pero también una época (el peronismo de los años 50), y la mirada de un niño que, al recordar, construye su propio itinerario. La anécdota como una delicada red que desde lo visible se acerca a lo invisible, y nunca al revés. Cada historia que se cuenta es además una fábula y una manera de atravesar la realidad. Yo creo que con estos poemas Gustavo Gottfried dio en el blanco, es decir, en su propio corazón. Osvaldo Bossi
Comments