Mini Pane di Padano

INGREDIENTES:


- 3 Huevos (pequeños/medianos)

- 1  Yogur Griego natural. (el vasito del yogur nos sirve de medida para el resto de ingredientes)

- 1 vasito de Queso Quark

- 1/2 vasito de NATA 

- 1/2 vasito de Aceite de Oliva.

- 2 y 1/2 vasito de Harina

- 1 cucharita y media de levadura química

- 1 pellizco de pimienta negra.

- 1 pellizco de sal

(los ingredientes que a continuación os indico en color azúl, pueden ser sustituidos por los que queráis, como si no le queréis poner ninguno, son totalmente optativos)

- 1 pellizco de nuez moscada

- 1 pellizco de orégano.

- 1/2 vasito de nueces picadas a cuchillo.

- 1/2 tomate seco desalado e hidratado

- 1/2 vasito de queso rallado (queso curado o grana padano o parmesano o emmental o feta, un toque de queso azúl también le quedaría bien...elegid el que más os guste y tengáis a mano)


PARA RELLENAR

- Queso de untar, salami, mortadella siciliana.....al gusto también


ELABORACIÓN:

  • Lo 1º y más importante,  precalentar el horno a 200º (calor = sin aire)
  • Ponemos en el bol los huevos, el queso quark, el yogur, el aceite, la pimienta y la sal y batimos con unas varillas manuales, hasta incorporar todos los ingredientes y no queden grumos
  • Añadimos el queso rallado (usé queso curado oveja+granapadano), la nuez moscada y la nata y mezclamos.
  • Incorporamos la Harina +  la levadura previamente tamizada y batimos hasta conseguir una mezcla elástica y sin grumos.
  • Por último añadimos el orégano, las nueces picadas a cuchillo y el medio tomate (previamente desalado e hidratado) también picado y mezclamos bien para que se repartan bien los ingredientes. 
  •  Con papel sulfurizado (papel para horno)  y el molde para magdalenas, hacemos unas capsulas y rellenamos con la mezcla anterior.
  • Horneamos a 200º los primeros 5 minutos, después bajamos a 180º durante unos 25 minutos aproximadamente (depende de cada horno), para estar seguros, pinchar con un palillo y si sale limpio ya están hechos. 
  • Sacar y dejar templar en una rejilla.


Para servirlos, partir por la mitad, untar con queso crema y poner una loncha de embutido (nosotros le pusimos salami y mortadella siciliana, pero esto va al gusto, ya sabéis).


Por dentro quedarán como húmedos, jugosos y tiernos.

Comments