Operaciones básicas

Volver a Inicio

Vamos a ver una serie de operaciones básicas que nos permitirán hacer cambios rápidos en una imagen sin tener que conocer todas las herramientas del programa.

Empezamos por abrir una imagen: archivo > abrir

Cambiar el tamaño de una imagen (escalar)

Problema: tiene una imagen muy grande para mostrar en su página web o en un archivo de texto. El GIMP es una solución rápida.

Archivo > abrir > menú ventana imagen > Imagen > escalar la imagen

 

  

Así que cambie solo una y deje que el GIMP cambie el resto, manteniendo la proporción de la imagen

Hacer Imágenes JPG más pequeñas

 Se puede cambiar el peso de la imagen  sin cambiar la dimensión de la imagen. Para ello, en el diálogo guardar como > JPEG, puede optar por la configuración predefinido por el GIMP que reduce un poco el tamaño, sin reducir la calidad visual de manera que lo pueda detectar. Esto sería lo más seguro y rápido.

  

Recortar una imagen 

Hay muchas razones para recortar una imagen. Hacer rectángulos cuadrados, o cuadrados en rectángulos. Cortar regiones del fondo, no útiles, para resaltar el sujeto, etc. Seleccione la herramienta recortar, pulsando el botón en la caja de herramientas o botón derecho sobre la imagen y siga el menú Herramientas > Herramientas de transformación > Recortar y redimensionar, en la ventana de la imagen. Esto cambiará el cursor y le permitirá pulsar y arrastrar una forma rectangular. El botón en la caja de herramientas es el mejor modo de seleccionar cualquier herramienta.

Haciendo clic sobre la parte seleccionada, se crea una nueva imagen con el recorte.

Cambiar el modo 

Como con otras cosas, la imágenes son de tipos diferentes y tienen objetivos diferentes. A veces, un tamaño pequeño es importante (para sitios web) y otras veces, es deseable mantener una gran profundidad de color (un retrato familiar). El GIMP puede tratar estos aspectos, y más, primeramente, convirtiendo entre los tres modos fundamentales, como se ve en este menú. Para cambiar su imagen a uno de esos modos, ábrala y siga ese menú y pulse el modo que quiera.

RGB - Este es el modo predefinido, se usa para imágenes de alta calidad ricas en color. Es el modo que hace que funcionan, sobre la mayoria de las imágenes, el escalado, el recorte y el volteo y da mayor información para trabajar con ellas. Esta información extra hace que el modo RGB sea el más grande para guardar los resultados.

Unos pocos detalles: cada píxel o punto en este modo contiene tres componentes diferentes. R->Rojo, G->Verde, B->Azul. Cada uno puede tener una intensidad entre 0 y 255. Así que cada píxel que puede ver es una combinación aditiva de tres componentes. El resultado de todas esas combinaciones representa millones de colores.

Indexada - Este modo se usa cuando se tiene que tener en consideración el tamaño del archivo o cuando se trabaja con imágenes con pocos colores. Se utiliza un número fijo de colores, 256 o menos, en cada punto para representar el color en ese punto. Por defecto intenta calcular una paleta óptima para representar mejor su imagen. Se utiliza con imágenes GIF.

Escala de grises - En caso de que quiera convertir su imagen en color a blanco y negro (con muchos tonos de grises), esta es una de las formas más fáciles de hacerlo. Algunas fotos parecen más atractivas cuando se muestran en blanco y negro.

Repasaremos esto al tratar el color en Gimp