La unidad en la iglesia

UN TALLER SOBRE LA UNIDAD CONGREGACIONAL
                Chris Frizzell

1. CONFERENCIA INTRODUCTORIA
    a) Ejemplos de iglesias divididas
    (1) Sé de una iglesia donde hubo división entre dos grupos. Ambos grupos creían que el otro grupo era el privilegiado en las actividades de la iglesia. Ambos grupos amenazaban marcharse y habían llevado sus quejas a los líderes.
    (2) Conozco a una iglesia donde dos mujeres están echando pleitos. No se sabe por qué, pero sé que sus pleitos amenazan la paz y la armonía de toda la congregación.
    (3) Conozco una iglesia donde un miembro ha demandado a un hermano. Hay entre ellos alguna clase de pleito, quizás por cuestiones financieras. Los hermanos están litigando ante un jurado. La iglesia también está dividida en cuanto a sus predicadores. Unos están a favor de un predicador y otro tiene su predilecto. Y eso no termina aquí. La iglesia está dividida en los cultos.
    (4) Ninguno de esos conflictos son actuales. Y uds. pensaban que yo hablaba de alguien que ustedes conocen… Bien, conocen estos conflictos de iglesias. Los dos grupos eran las viudas judías y las griegas en Jerusalén. El conflicto lo leemos en Hechos 6. ¿Se acuerdan cómo el conflicto amenazaba la unidad de la iglesia poco después de su inicio?

Las dos mujeres conflictivas eran Evodia y Sintique. Pablo les escribió una carta a ellas y a la iglesia de Filipos.

Y la última iglesia en conflicto que describí es la de Corinto. Amenazas a la unidad de la iglesia y la importancia de la unidad es algo tan antiguo como la iglesia misma. Creo que es hora de movernos adelante en ese tema.

Una división que fue muy influyente en la iglesia donde vivo:
    b) Un ejemplo de iglesia unida
(1) Conozco a una iglesia unida. No sé mucho excepto que incluía en su membresía tanto a judíos como gentiles. Y aparentemente había una unidad en espíritu y propósito que el Espíritu Santo sabía que esa iglesia sería la base para la obra de la predicación del evangelio al mundo. La iglesia en Antioquia tenía una reputación grandiosa por llevar a cabo el tercer elemento de la agenda de Hechos 1:8.
    (2) La narrativa acerca de la semilla de la unidad la plantaron en la iglesia Calle 80 de la ciudad de Chihuahua, México. Una junta inicial acudieron tan solo unos pocos líderes. A la medida que pasaba el tiempo y que se hacía reuniones aumentaba el grupo. Hoy cada mes todos los miembros de las iglesias de Cristo de la Ciudad de Chihuahua se reúnen una vez al mes para cantar, predicar y convivir. Eso es una prueba de que la unidad en el cuerpo de Cristo puede ser también una realidad en tu ciudad.

    c) ¿QUÉ ES UNIDAD CRISTIANA? 
* Aquí instruimos a cada persona a elegir a un hermano(a) con quien compartir. Esa será la persona con quien tratará de responder ciertas preguntas o a compartir vivencias o practicar habilidades específicas.

-    ¿Cuál es su definición de unidad cristiana?
-    5 minutos
-    Voy añadir las conclusiones que han llegado una definición de Fil. 2:2. Usar retro-proyector

… completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.

-    Hay que mencionar algunas cosas que no es la unidad.

d) Estamos tratando algo que a Dios es muy importante. ¿Se acuerdan las palabras de Jesucristo en la oración de Juan 17:20-23?

Leer Juan 17:20-23 [Pedir a un hermano que se levante y lo lea]
    “Mas no ruego sólo por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,          21para que todos sean uno. Como tú, oh Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos estén en         nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste. 22La gloria que me diste les he dado, para que     sean uno, así como nosotros somos uno: 23yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfeccionados en     unidad, para que el mundo sepa que tú me enviaste, y que los amaste tal como me has amado a mí”.
 

-    Dice Jesucristo que la unidad depende de si el mundo cree o no que él es el Hijo de Dios. Y de los que dicen ser creyentes. El Maestro también dice que lo que existe entre él y el Padre debe existir también en los que han aceptado el evangelio.
    e) ¿Cómo se puede lograr la unidad en una mente, un amor, un espíritu y un propósito? - - En este taller trabajaremos en esa unidad de dentro hacia fuera. . Debemos empezar con el corazón y nuestro acercamiento hacia Cristo.
 
Metáforas de la unidad del cuerpo, Efesios                                                                       Introducción
Unidad: ¿Qué es eso?
Romanos 15: 5-6 “Y que el Dios de la paciencia y del consuelo os conceda tener el mismo sentir los unos     para con los otros conforme a Cristo Jesús, 6para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y             Padre de nuestro Señor Jesucristo”. 

Filipenses 2:2 “haced completo mi gozo, siendo del mismo sentir, conservando el mismo amor, unidos en     espíritu, dedicados a un mismo propósito”. 

1 Corintios 1:10 “Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos os pongáis     de acuerdo, y que no haya divisiones entre vosotros, sino que estéis enteramente unidos en un mismo     sentir y en un mismo parecer”. 

1. INTRODUCCION A LA DISCUSIÓN EN GRUPO
- Raciocinio: Esta pregunta suscitará la variedad de razones que la gente percibe como motivaciones hacia la unidad.

2. REPORTAJE DE LOS GRUPOS
* Escuchar las anécdotas, por los temas y polaridades.
* Si el grupo no responde con lo siguiente, introducir estos temas en el informe:
- “¿Qué?” o “¿quien”?
- “A” indica una iglesia local; pensar también en ámbitos universales.
- ¿Estamos hablando de nuestras razones o de la de él? Estudiar las razones de él para la unidad de la iglesia de Cristo. ¿Cuál de esas razones son tuyas y cuáles son las de él?
 

3. RETRATO MENTAL DE ILUSTRACIONES ACERCA DE LA UNIDAD EN EFESIOS
    - a) Unidad en el cuerpo
    - La ilustración inicial usada para describir la unidad en la iglesia es el cuerpo humano. La iglesia es un cuerpo con Cristo como la cabeza.
    - Puedes ver el cuerpo de Cristo de dos maneras: el universal y el local. El cuerpo universal consiste en todos los que se han salvado por Cristo. Y el local es una parte del cuerpo completo de Cristo.
    - Necesitamos una perspectiva mayor. Necesitamos mantener la visión o el horizonte tan grande cuanto la visión de Dios. Si logramos o no mantener unida la iglesia solo sabremos a nivel local.  El apóstol Pedro nos manda: “amad a los hermanos”. Puedo amar a los hermanos pero no soporto al hermano que está sentado en frente de mí. Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; porque el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios a quien no ha visto. (1 Juan 4:20)
    - Somos un cuerpo unido o iglesia porque primero estamos conectados a Cristo. Si has sido bautizado en Cristo entonces juntos compartimos la unidad porque estamos primero unidos a Cristo.
-    Conjuntamente con nuestro bautismo en Cristo hay siete verdades fundamentales que creemos y que describen totalmente nuestra unión con él.
-   
-    (1) Un cuerpo – Hay únicamente una iglesia. Los hombres tienen muchas, pero Dios ha hecho tan solo una. Estamos unidos individualmente a él pero no nos permite que seamos independientes.
-    (2) Una esperanza – La única esperanza que tenemos es la de la vida eterna que está garantizada en el cielo para nosotros.
-    (3) Un espíritu – El mismo que llegó en Pentecostés
-    (4) Un Señor – El Señor Jesucristo, crucificado, resucitado y exaltado.
-    (5) Una fe – La fe que Jesucristo es el Hijo de Dios
-    (6) Un bautismo – El bautismo mencionado en las Escrituras
-    (7) Un Dios – Éste es el génesis. “Escucha Israel, el Señor nuestro Dios y Señor es uno”.
            b) Unidad estructural
-    En Efesios Pablo también describe la unidad de la iglesia comparándola a un edificio, un templo santo en el Señor. Esa ilustración de la unidad está en el capítulo dos. Él empieza esa ilustración acerca de la unidad con el hecho de que personas como nosotros estábamos sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero en Cristo Jesús tanto el judío como el no judío han sido unidos por el poder de la cruz. Su propósito era crear en si mismo de los dos un solo y nuevo hombre.
-    La gran obra de unificación en Cristo de pueblos tan distintos la edificaron sobre una fundación que Dios había iniciado. En Efesios 2 Pablo describe esa fundación como apóstoles y profetas. Sobre dicha fundación Dios puso una piedra angular segura y firme, que es Jesucristo, su Hijo. De él y con relación a él se está construyendo el resto de la estructura. Y tomando prestado una frase de 1 Pedro, somos piedras vivas, soportadas por una fundación relacionada a la piedra angular.
-    La unidad estructural de la iglesia está en la solidez de la fundación, y también cómo cada piedra viva esté alineada a la piedra angular, Cristo, que juntos contribuyen a la integridad y firmeza de toda la estructura.
-    Mas adelante hablaremos de la masa entre las juntas. Pero la firmeza de la estructura no depende de la argamasa tanto cuanto depende de estar alineada a la piedra angular.

-        c) Unidad bajo compromiso o alianza
- Otra ilustración que usa Pablo para describir la unidad de la iglesia está en el capítulo 5 y lo saca de la unión entre marido y mujer. Lo describe como “una sola carne”.  Efe. 5) “31POR ESTO EL HOMBRE DEJARA A SU PADRE Y A SU MADRE, Y SE UNIRA A SU MUJER, Y LOS DOS SERAN UNA SOLA CARNE. 32Grande es este misterio, pero hablo con referencia a Cristo y a la iglesia. Lo quiere comunicar aquí es la importancia de la unión entre Cristo y la iglesia es tan importante cuanto la unión entre marido y mujer.
-    Destruir la unidad de la iglesia sería como matar a la novia de Cristo. Creo que eso despertará el celo del Novio. Creo que es insensatez despertar los celos en el marido.
-    Esa ilustración nos recuerda que somos unidos primeramente porque pertenecemos a Cristo. Esa enseñanza empezó con el siguiente mandamiento: “21sometiéndoos unos a otros en el temor de Cristo”.
-    Por lo tanto estamos unidos unos a otros por la alianza que hicimos con Cristo. Una alianza que puede ser posible y ratificada gracias a la sangre del Salvador.   

1. CONFERENCIA: DE DENTRO PARA FUERA – EXPERIENCIAS Y CREENCIAS
-     a) La Experiencia del bautismo
Gálatas 3   [pedir que un hermano se levante para leer]
    26pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús.  27Porque todos los que fuisteis             bautizados en Cristo, de Cristo os habéis revestido. 28No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre;     no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.
-    b) Creencias
-    Creo que hay un solo cuerpo, un solo espíritu, una sola esperanza, un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo y un solo Dios.
-    Creo que Jesucristo es mi Señor y soy su siervo. No soy el Señor de la iglesia. El letrero frente al edificio no dice “Iglesia de fulano”. Dice iglesia de Cristo.
-    Creo que debo dar cuentas a Dios por mis actos durante mi vida terrenal.
- 12De modo que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí mismo. 13Por consiguiente, ya no nos juzguemos los unos a los otros, sino más bien decidid esto: no poner obstáculo o piedra de tropiezo al hermano. (Romanos 14:12-13)
- 13Y no hay cosa creada oculta a su vista, sino que todas las cosas están al descubierto y desnudas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. (Heb. 4:13)
 

2. CONFERENCIA: ACTITUDES HACIA LA UNIDAD
Filipenses 2 [pedir a un hermano leer]
5Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. 8Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.  9Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le confirió el nombre que es sobre todo nombre, 10para que al nombre de Jesús SE DOBLE TODA RODILLA de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, 11y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre. 12Así que, amados míos, tal como siempre habéis obedecido, no sólo en mi presencia, sino ahora mucho más en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor;  13porque Dios es quien obra en vosotros tanto el querer como el hacer, para su beneplácito. 14Haced todas las cosas sin murmuraciones ni discusiones, 15para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin tacha en medio de una generación torcida y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo, (Fil. 2:5-15)
- a)Esa es la actitud humilde que lleva al servicio de otros
Filipenses 2 [Pedir que alguien lea]
- 3Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, 4no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.
-    b) Una actitud de obediencia

3. CONFERENCIA: LA UNIDAD ACCIONES Y HABILIDADES
- a) La práctica del servicio
    ¿De quien eran los pies que Jesús lavó?
- b) La práctica del amor
Esa practica está incluida en la paciencia y el la bondad
-    c) El acto del perdón

 Introducción
1. Por lo menos los constructores de la Torre de Babel estaban unidos.
- Tenían un plan y estaban ocupados trabajando
- Dios reconoció el poder de un grupo unido y con un plan
- Sin embargo, estaban buscando toda la gloria y Dios no toleró tanta arrogancia.
2. Es una tragedia cuando personas que han escuchado la verdad acerca de glorificar a Dios, y no pueden tener la misma actitud y el mismo idioma.
- Y aquel fue el primer problema que Pablo escribió en la carta a la iglesia de Corinto.
- En la iglesia de Corinto vemos a Dios trabajando hacia la unidad y hombres esforzándose en dividir.
- El ideal sería este: Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos os pongáis de acuerdo, y que no haya divisiones entre vosotros, sino que estéis enteramente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer.
- La realidad era otra: “Uno dice: ‘Soy de Pablo’; otro dice: ‘Soy de Apolos’; otro dice: ‘Soy de Pedro’; aun otro dice: ‘Soy de Cristo’”.
 

3. SU PROBLEMA
- ¿Cuál era el problema? Una lectura detenida de 1:10-4:21 indica que había por lo menos cuatro problemas.
- 1) Había pleitos y divisiones entre ellos con vario maestros
- 2) Esos pleitos los llevaban a cabo en el nombre de la “sabiduría”
- 3) Relacionado a los problemas hay referencias repetidas a la “jactancia” (1:29-31; 3:21; 4:7) y “gloriarse” (4:6; 4:18-19). Sus pleitos tomaron la forma de jactancia en meros humanos, aparentemente en nombre de la sabiduría.
- 4) Pablo está defendiendo tanto su ministerio pasado entre ellos y también su amistad con ellos.
- Y el problema principal de Pablo no era solo la división. Un problema mayor aun era la amenaza hacia el evangelio, y además la naturaleza de la iglesia y su ministerio apostólico.  

4. EL LLAMAMIENTO DE DIOS: Tres grandes verdades bíblicas que confrontan la insensatez de su división
1:13 ¿Está dividido Cristo? ¿Acaso fue Pablo crucificado por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?
 

 - Escuchemos a Cristo: 11Ya no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y yo voy a ti.             Padre santo, guárdalos en tu nombre, el nombre que me has dado, para que sean uno, así como             nosotros. 12Cuando estaba con ellos, los guardaba en tu nombre, el nombre que me diste; y los             guardé y ninguno se perdió, excepto el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliera. 13Pero         ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo para que tengan mi gozo completo en sí mismos. 14Yo les he     dado tu palabra y el mundo los ha odiado, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.     15No te ruego que los saques del mundo, sino que los guardes del maligno. 16Ellos no son del mundo,     como tampoco yo soy del mundo. 17Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad. 18Como tú me         enviaste al mundo, yo también los he enviado al mundo. 19Y por ellos yo me santifico, para que ellos     también sean santificados en la verdad.  20Mas no ruego sólo por éstos, sino también por los que han     de creer en mí por la palabra de ellos, 21para que todos sean uno. Como tú, oh Padre, estás en mí y     yo en ti, que también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste. 22La gloria     que me diste les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno: 23yo en ellos, y tú en mí,     para que sean perfeccionados en unidad, para que el mundo sepa que tú me enviaste, y que los             amaste tal como me has amado a mí. 

- Escuchemos el propósito de la crucifixión:
Efesios 2
    13Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros, que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido acercados por     la sangre de Cristo. 14Porque El mismo es nuestra paz, quien de ambos pueblos hizo uno, derribando     la pared intermedia de separación, 15aboliendo en su carne la enemistad, la ley de los mandamientos     expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un nuevo hombre, estableciendo así la     paz,  16y para reconciliar con Dios a los dos en un cuerpo por medio de la cruz, habiendo dado muerte     en ella a la enemistad. 17Y VINO Y ANUNCIO PAZ A VOSOTROS QUE ESTABAIS LEJOS, Y PAZ A LOS         QUE ESTABAN CERCA;
-    Escuchemos en la verdad acerca del bautismo
Galatas 3
    26pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús. 27Porque todos los que fuisteis             bautizados en Cristo, de Cristo os habéis revestido. 28No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre;     no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.
5. NUESTRA HERENCIA
- En la hermandad universal no es buena. Somos un movimiento terriblemente dividido.
- En la congregación: ¿Cómo sería v.12 si fuese dirigido a nosotros? Soy de esa clase o de otra. Soy de este o aquel grupo.
- ¿Por qué será que entre gente religiosa se puede empezar cualquier movimiento y siempre habrá los que te seguirán? ¿Excepto el de Jesucristo, Señor y Salvador?
- No nos uniremos según dice Juan 13:13-17: 13Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y tenéis razón, porque lo soy. 14Pues si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros.  15Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis. 16En verdad, en verdad os digo: un siervo no es mayor que su señor, ni un enviado es mayor que el que le envió. 17Si sabéis esto, seréis felices si lo practicáis.
- No podemos echar la culpa a nuestros antepasados de lo que hemos recibido de ellos. Normalmente no basta ser correcto; es importante también ser el encargado. ¿Hay evidencia de lucha por poder entre estes grupos?

6. UNA VERDAD ACERCA DE LA IGLESIA
- Una polaridad estará siempre presente acerca de la iglesia en cuanto a la unidad y la uniformidad de un lado, y la diversidad y la diferencia del otro.
- ¿Debemos gloriarnos en nuestra diversidad o en la unidad? ¿O debemos gloriarnos en nuestro Dios y en el Cristo crucificado? ¿Cómo mantener un equilibrio entre los dos?

7. LA LUCHA POR LA UNIDAD
- Basta de pleitos. “Pleitos” era para Pablo una de las características dominantes de una persona sin Cristo (leer Romanos 1:29; 2 Corintios 12:30; Galatas 5:20)
- Acuérdate quien eres
- Acuérdate del “día”
1 Cor. 1:7-8 7de manera que nada os falta en ningún don, esperando ansiosamente la revelación de             nuestro Señor Jesucristo; 8el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en     el día de nuestro Señor Jesucristo.

1 Cor. 3:13 la obra de cada uno se hará evidente; porque el día la dará a conocer, pues con fuego será     revelada; el fuego mismo probará la calidad de la obra de cada uno
    4:5 Por tanto, no juzguéis antes de tiempo, sino esperad hasta que el Señor venga, el cual sacará a la     luz las cosas ocultas en las tinieblas y también pondrá de manifiesto los designios de los corazones; y     entonces cada uno recibirá su alabanza de parte de Dios.

-    Toma el liderazgo
Enseguida a la guerra civil estadounidense, en una iglesia muy estilosa en la ciudad de Richmond, invitaron a los miembros de la congregación a pasar adelante para recibir la comunión santa.
Después de que varios miembros tomaron la cena, un negro se acercó al frente. Una tensión y un silencio se apozaron de todos. Nadie se acercaba a tomar la cena al lado del negro aunque muchos todavía no habían tomado de la cena. El negro se paró al frente solo.
Guardando silencio absoluto, un señor canoso con un uniforme militar se levantó y caminó hacia el negro y paró a su lado. Y juntos tomaron la cena.
Antes del predicador continuar con el culto, los miembros reconocieron la persona al lado del negro, no enseñando ningún prejuicio. Era el General Robert E. Lee, héroe de la guerra civil. Aunque el General no dijera palabra, todos se enteraron que él había demostrado su fe al unirse al negro solitario al frente de la iglesia.

El ejemplo del General Lee es un ejemplo para todos. No debemos contentarnos con cualquier sistema que divide a los hermanos en Cristo. Debemos esforzarnos en demostrar nuestra unidad esencial. Solo así podremos decir: “Somos uno en Cristo”. 


(Para regresar al sitio "Sermones y seminarios" favor hacer click aquí: www.louseckler.blogspot.com