UNA NOCHE DE RUMBA CON PREPAGOS EN LA ZONA ROZA DE BOGOTÁ


Quiero compartirles mi experiencia con un par de chicas hermosas de prepagos cali la semana pasada, vivo en Chía y me gusta darle gusto a pipi de que disfrute de otros placeres diferentes a los de la casa, que quiero aclarar que los gustos de mi casa no están mal, es solo que me gusta echarme una canita al aire de vez en cuando en Bogotá, ir a un buen restaurante y pegarme una deliciosa pichadita, en esta oportunidad tenía una razón adicional y era que mi gran amigo Scott estaba en el país y a él sí que le gustan las fiestas en grande.

Llamamos a una agencia que otro amigo nos había recomendado ya que son muy responsables y las acompañantes que tienen son las mejores del país, eso me dijo mi amigo, quería comprobar si tanta publicidad era cierta, solicité un servicio doble y aclaré además que queríamos rumbear entonces que fueran niñas muy sexys pero muy bien presentadas, como diría un amigo valluno, aputarradas con clase, nos encontramos en el Juan Valdés de la zona rosa para conocernos un poco y entrar en confianza, solicitamos el servicio de Rocío Rengifo para mi amigo, él definitivamente siempre solicita los servicios con la más latina del catálogo y esta fue la que eligió, yo elegí a Katalina Varela, quería mucha pechuga esa noche y ella según las fotos tenía la mejor, además no me gustan tan jóvenes.

prepagos cali

Las chicas de prepagos cali llegaron muy puntual a la cita y muy bien vestidas, muy sensuales sin ser vulgares, aputarradas con clase como dice mi amigo, esta noche se empezaba a poner buena, las chicas fueron muy simpáticas, más que simpáticas de comienzo a fin, la pasamos súper esa noche, mi amigo Scott tenía hambre necesitábamos un sitio donde la comida fuera deliciosa y que la rumba fuera igual de buena, mi amigo es un inglés muy exigente, nos fuimos todos a Andrés DC, tienen unos asados deliciosos y la rumba es lo máximo, rumbeamos hasta la 1 am las chicas fueron muy cariñosas y consentidoras con los dos, de verdad estábamos contentos hasta el momento.

En un momento de la noche nos dimos cuenta que las dos chicas bailaron muy cariñosas y provocativas entre sí, fue muy estimulante para nuestros sentidos, con mi amigo les propusimos seguir con el baile en privado pero todos cuatro, a lo que dijeron que sí, que no había problema por un valor adicional, mi amigo que estaba súper emocionado y excitado dijo que no había problema y nos fuimos a moteliar.

Llegamos al sitio, las chicas estaban un poco prendidas y empezaron el show, mi amigo estaba fascinado viendo a esa trigueña y a esa rubia exuberante, no se sabía cuál de las dos tenía mejores curvas, nos hicieron un show fabuloso, mi amigo estaba tan excitado que se empezó a masturbar y ya entrado en gastos pues yo también, esas nenas estaban muy ricas, como se besaban y acariciaban era espectacular una le daba placer a la otra y viceversa, la verdad es que nosotros no hacíamos falta, estábamos súper bien donde estábamos, sólo viendo, esos gemidos de placer aún los recuerdo, después de un rato nos vieron tan excitados que  se acercaron para hacernos el oral, ahí si fue lo mejor, yo lo que quería era darle por todos lados a esas nenas y estoy seguro que mi amigo también.

La noche siguió con mucha diversión e intercambios, en algún momento todos nos estábamos haciendo sexo oral entre todos como en un trencito, fue alucinante, el comportamiento de las chicas fue impecable, desde su presentación personal hasta su desempeño en la cama, nunca pensé terminar en esas con mi amigo, después de ese día él desea venir más de seguido a prepagos cali para volver a tener una fiestita como la  que empezó en Andrés DC., nunca había tenido una experiencia de ese tipo, Rocío y Kata se lucieron esa noche, los mejores recuerdos para ellas y espero que la próxima vez hagamos más pilatunas.