Nabil
 


Ensayo poético Surrealista sobre el deseo. 

 

- Adscrito al sentido visceral:

 

          En las bocas nacen ranas. El conducto bipolar hoy anuncia esquizofrenia. Las vías del transito están colapsadas por protuberancias-rostro que asoman fijadas en arrugas y agolpadas en retorcidas calcinaciones. Penetraciones punzantes destiladas en agujas corrosivas, manillas ásperas que retienen los gritos de una chispa fría, conservada, por los frigoríficos de la morgue, donde dos rostros ya escupidos se besan y las babas colgantes pendulan en la muerte del ojo, donde los noctámbulos prietos, iridiscentes sulfuran en rincones de cucarachas.

 

Manchas construidas a frenesí titilan tras las ventanas espejo,

donde la figuración de un sueño... te engulle en su abrazo embutido supurando

filigranas por resquicios porosos que en torrentes,

ahogan la atmósfera y te someten a un vacío apuntalado en la llaga.

Desmoronadas las construcciones,

caen fragmentos a la sien de caras mirando en descomposición.

 

           A dentelladas, ingestas de cápsulas vacías, para que la materia en lisis conduzca bajo anestésicos sobre terrenos ansióticos. El camino se torno bucle atenazado por el pánico, impulso para anular el vacío mientras deja un rastro destartalado, puzzle de un yo descuartizado, sin forma humana, en la que se reproducen los espejismos retroalimentándose y la siniestralidad de una carcajada a bocajarro, transita por campos embrionarios que susurran melodías melosas; -Como en la fábula del Canto de las Sirenas-. Cuando quiebra el hilo de las ensoñaciones, las envolturas parecen encogerse donde amanece el disparo certero y las perforaciones y los aullidos en el muro de las Lamentaciones. Las cadenas se tornan visibles y el juego esquivo tan solo ha sido un forcejeo de rasgaduras que recorren tu talle fusilado.

 

Una mancha oscura agolpándose al

segundero vital de los instantes perturbados.

En celosía, disturbios penetrando a ojos inmensos e inmersos

en fabulaciones distantes, de rostros sesgados,

sujetos, en hilvanadas ensoñaciones presurosas

engullidas vorazmente por lo insaciable.

Muestra de sierras plata destellando en las Fracciones

  Textos del autor

Detrás del silencio.doc

Luces en las ventanas.doc

Onirisis.doc

Suicidiodetú.doc

Transito a la realidad.doc