Camino de Le Puy 2012

Periplo cultural de tres Patianchas por Europa:

Beatriz Arango, Sandra López y Gudiela Carvajal

 

Queremos compartirles el increíble bagaje cultural y practico que se va acumulando  en un viaje de estos.

Les iremos pasando anotaciones  y fotos de nuestra bitácora de viaje que Eu, amable y diligentemente, les irá colocando en el blog de Patianchos para que viajen con nosotras por estas tierras tan diferentes a las nuestras; ¿más lindas, más feas? Simplemente diferentes. Aunque no podrán faltar las comparaciones! y de eso se trata, de aprender de lo bueno y de lo malo que veamos por acá para aplicarlo positivamente en nuestra cultura turística y en nuestro diario vivir.

No habíamos empezado el relato porque pensábamos hacerlo al iniciar el Camino en Le Puy. Se trata del ramal más antiguo del Camino de Santiago en Francia, el cual se une en Roncesvalles con otros caminos provenientes de otros países; es una red de caminos antiguos que llevan a Santiago de Compostela en España, desde diferentes partes del mundo.

Decidimos empezar desde el principio para contarles de estos lugares tan lindos y lo absolutamente relacionados que están con los caminos. Por aquí toda la historia te la cuentan con base en “los ancianos caminos”, caminos milenarios que forjaron pueblos y ciudades, que son patrimonio vivo y que hacen parte fundamental del turismo urbano, rural y del ecoturismo.

Sandra fue la que diseñó el viaje día a día, es quien hace las reformas y cambios necesarios, es nuestra guía y traductora, sin ella Gudiela y yo no podríamos estar por aquí. Bueno sin más preámbulos, empecemos.

 

Día 1: miércoles 30 de mayo de 2012. Salimos de Medellín para tomar vuelo directo a Madrid en el aeropuerto José María Córdova en Rionegro.

Tanto viajar y es la primera vez que nos pasan tantas cosas! y en Colombia (Rionegro), no en otro país! Antes de pasar a emigración me preguntaron si tenía inconveniente en que me hicieran (Beatriz) una prueba de rayos X, yo no entendía muy bien, era primera vez que me pasaba algo así y me dijeron que eran pruebas aleatorias, respondí que no había problema y me pasaron a una máquina de rayos x de cuerpo entero, pregunté si podía tomar una foto como prueba de haber sido “sospechosa” y me respondieron que no, lastima, sería muy buena para el recuerdo. Salí y encontré a Sandra sola pues a Gudiela se la habían llevado por “sospechosa” de lavado de euros, pues le estaban investigando que cantidad de euros llevaba y el motivo de su viaje. Pasamos a la sala de abordaje y casi a la hora de salir llamaron a varias personas entre ellas a mí (Beatriz) por alta voz, nos debíamos presentar en otra sala; era para revisarnos el equipaje, otra prueba aleatoria, pues mi discreto morral no inspiraba nada! tanto que cuando pasé, quien me lo debía revisar me hizo el gesto de que siguiera. Por fin pasamos al avión, el vuelo fue muy tranquilo, comimos, dormimos, vimos el amanecer y llegamos a Madrid el jueves, aquí no hubo ningún problema en aduana o en inmigración.

 

Día 2: Jueves 31 de mayo. Mientras esperamos la conexión a Niza, Sandra nos reestructura el viaje, pues la visa nos llegó con 15 días de retraso a lo planeado. Llegamos al aeropuerto Nice Côte D’Azur, que es para toda esa parte del Mediterraneo (Niza, Cannes, Saint Tropez) incluyendo a Mónaco y queda a 40 minutos de Niza, la cual está situada en la Bahía de Los Angeles en el mar Mediterráneo. Nos llamó la atención lo bien diseñada y estructurada, pues la ciudad nueva no desentona de la ciudad medieval o “la anciana ciudad”. Nos alojamos y salimos a hacer el recorrido patrimonial por la milenaria ciudad. Es una ciudad muy cosmopolita, con mucho turismo y muchos árabes como todas las ciudades del Mediterráneo.


Día 3: viernes 1 de junio. En el Mediterráneo francés el transporte es subsidiado para incentivar el turismo, a casi toda parte cuesta 1 euro y hay un tiquete de 4 Euros que se puede utilizar sin restricción en un “dia sol” en bus o en el tranvía, nosotras compramos uno al salir del aeropuerto, pero creímos que era por 24 horas y nos montamos al tranvía hoy, pero al validar el tiquete, la máquina sonó raro, entonces Sandra nos dijo “creo que el tiquete se venció”. Nos preocupaba que se montara un controlador, pues cobran una multa grande a quien se monta sin tiquete, pensábamos decirle que no sabíamos, que creíamos que era de 24 horas, no hubo control y nos bajamos habiéndonos “robado” un pasaje.

Hicimos otro recorrido patrimonial llamado El Corazón de Niza, que es en la ciudad del siglo XVIII en adelante. Este recorrido es narrado en una autoguía, como la ciudad nueva se fue fundando a los lados de los caminos viejos que entraban a la ciudad medieval desde diferentes pueblos. 


Caminada Lingostiere - St Pancrace 

Día4: sábado 2 de junio. Nos fuimos para el Principado de Mónaco que es un territorio con un gobierno muy especial. Mide 1 kilometro y 900 metros cuadrados y goza de todos los privilegios de Francia, pues está rodeado por ella. El aeropuerto, el transporte, los subsidios de transporte son franceses, pero el lujo y el derroche son de Mónaco. !El principado es sobre terreno muy montañoso y muy rocoso y para facilitar la circulación peatonal y mermar los riesgos, hay ascensores y escaleras eléctricas por todas partes!

Las calles son llenas de Ferraris, Lamborghinis y los carros más lujosos que existen, parte de la vida monaguezca gira en torno al Grand Prix, el cual había pasado hace una semana y apenas estaban desmontando las graderías y las barreras de contención que colocan por donde se realiza el circuito, en ello nos dimos cuenta de la magnitud del evento.

El puerto es súper limpio y el agua completamente transparente, repleto de yates lujosísimos, con rampa eléctrica para desembarcar, garaje adentro del yate para el bote adicional y que también se cerraba automáticamente!

Los jardines son hermosos, el palacio imperial y el Gran Casino de Mónaco brillan por su lujo. Aquí los caminos también juegan un papel muy importante en el turismo y recorrimos el principado referenciado a los caminos, los cuales conducían todos a la Via Julia Augusta, Camino Imperial que comunicaba todos los Alpes Mediterráneos con Roma, después de que Julio Augusto venció a las tribus alpinas. En la ruta patrimonial nos llamó la atención la cantidad de desfibriladores en las calles y la belleza e importancia del hospital, pensamos que como a Mónaco se van a vivir o a pasar vacaciones mucha gente rica de edad avanzada, que pueden padecer del corazón, a lo cual se pueden deber los desfibriladores. Como recorrido rural hicimos la Via Alpina que comunicaba a Mónaco con el Camino de La Turbie, parte de la GraEn Via Augusta.  


Día 5: domingo 3 de junio. De nuevo en Niza pensamos hacer la etapa Lingostiere – Niza de la Gran Via Augusta, para ello tomamos el tren turístico tradicional de Pignes y nos bajamos en dicha estación en medio de la nada. Pero la autoguía estaba muy bien explicada y el camino bien señalizado. Arrancamos siguiendo la guía, la cual nos indicaba varios raccourcies (atajos) que aquí también se usan para evitar tramos donde la carretera se ha tomado el camino y partes cerradas del camino por particulares (como nos tocó hoy). El camino tiene pocos vestigios de la original Via Augusta, como algunas capillas y algunas fuentes de agua utilizadas después por los guerreros posteriores a los romanos y los peregrinos antiguos y actuales. En La Turbie es donde están los vestigios mejor conservados que son 5 pilones de la época de Julio Augusto.

El trazado ha sido respetado y este tramo de hoy pasa por 2 cañadas (vallons) muy bellas que nos recordó las cañadas de Sopetrán, San Jerónimo y Santafe de Antioquia, no solo en el aspecto de su vegetación, sino en la topografía y tipo de camino. Los caminos en los Alpes Mediterráneos y en La Provenza son muy iguales a los caminos colombianos en piso natural irregular, con tierra, raíces, piedra suelta, parte de carpeta de piedra, huecos, derrumbes; no como en el norte de Francia, en Alemania o en el Camino de Santiago tradicional que son muy arreglados. Las guías aquí son excelentes, hechas por asociaciones de caminantes que aquí en Europa son muy fuertes, tienen voz y voto en el gobierno para la parte turística. A algunas guías les hemos encontrado la deficiencia de que dan tiempo y no kilometraje y esto es un problema pues nadie camina al mismo ritmo; si dieran el kilometraje cada uno sabría cuanto se demora pues conoce su propio ritmo. La autoguía decía que esta etapa se demoraba 4 horas y nosotras le poníamos 12 o 14 km. Pero íbamos en la mitad de la caminada y el GPS nos mostraba 12 km. entonces decidimos terminarla.

Es un lujo caminar por esta zona, abundan los ríos verdes y azules, las semillas viajando por el aire y algo muy lindo, el trino de las aves desde las 5:30 a.m. hasta las 10:00 p.m. (que es el día luz acá durante el verano), todo el día aun en las horas de más calor! así no es en Colombia pues las aves cantan temprano o al atardecer y en los momentos de más calor no se escuchan. Aquí parece que las aves también aprovechan el verano para desquitarse por el tiempo que tienen que hibernar.

En la tarde hicimos el Camino al Castillo hasta las 9:00 p.m., recordemos que hasta las 10:00 p.m. hay luz día y si se quiere se puede caminar 17 horas con luz día. En la cima está el cementerio más lindo de Francia y el 4o. del mundo. El clima hasta ahora ha estado muy bueno, solo una que otra lluviecita.