Sistema Digestivo

El sistema digestivo es el conjunto de órganos (boca, faringe, esófagos, estómago, intestino delgado y intestino grueso) encargado del proceso de la digestión, la transformación de los alimentos para que puedan ser absorbidos y utilizados por las células del organismo. La función que realiza es la de transporte (alimentos), secreción (jugos digestivos), absorción (nutrientes) y excreción (mediante el proceso de defecación). El sistema está formado por el tubo digestivo y las glándulas digestivo.

- El tubo digestivo.
Es un órgano llamado también conducto alimentario o tracto gastrointestinal, presenta una sistematización prototípica, comienza en la boca y se extiende hasta el ano. Su longitud en el hombre es de 10 a 12 metros, siendo seis o siete veces longitud total del cuerpo.


- Las glándulas digestivas. Son los órganos que producen los jugos digestivos, donde se encuentran las enzimas digestivas, y los vierten al interior del tubo digestivo. Estas glándulas pueden estar repartidas por el tubo digestivo (las glándulas gástricas y las intestinales) o fuera, como las glándulas anejas (glándulas salivales, el páncreas en el hígado).