BIENVENIDOS

La cuenta bancaria emocional  en las Relaciones Públicas







Apertura de Cuentas Bancarias Emocionales

en el contexto pedagógico, social y familiar


Gran número de seres humanos fundamentan  su preocupación en asuntos financieros que si bien es cierto, son muy importantes, no lo son todo en la vida. Además del ejercicio anterior, es recomendable para la humanidad, independientemente de sus creencias o ideologías, abrir cuentas bancarias emocionales y por supuesto, administrarlas con sabiduría e inteligencia.

 

En el presente artículo, se recrea el concepto de Cuenta Bancaria Emocional, desde el reconocido autor Stephen Covey, con su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, compendio que contribuye al  perfeccionamiento de los seres, sin entenderse este  tema como asunto de superación personal,  sino como con tema fundamentado  en  la “Formación Humana”.

 

 

Emociones  

Antes de recorrer el sendero de la Cuenta Bancaria Emocional, es necesario recordad algunas emociones  que experimenta la condición humana como son:

 

El  miedo y que nos anticipa de un peligro o una situación difícil de afrontar, causando  por supuesto ansiedad, incertidumbre e inseguridad.

 

La sorpresa, la cual causa admiración, sobresalto, asombro, estupefacción y extrañeza entre otros

 

De igual manera, se  menciona la aversión, sensación de disgusto. Repulsión, rechazo y incluso asco que induce a alejarse de inmediato de la situación.

 

Emociones  de ira, enojo, resentimiento; alegría, euforia, entusiasmo  o tristeza, pena o dolor, todas ellas, presentes en la condición humana, y que si bien es cierto son fundamentales para expresar, manifestar y compartir estados de ánimo del ser humano, también es cierto que todas ellas, deben  educarse bajo el contexto de la “Inteligencia Emocional”

 

No basta con expresarle al otro mis desacuerdos…, lo emocionalmente inteligente,  es  saber expresarlo con madurez, con ecuanimidad, con carácter y sabiduría; con el valor, el coraje y la consideración que cada ser humano quisiese que se le tratara en asuntos como estos.  Por esta razón, les invito a recorrer el fascinante mundo de la Cuenta Bancaria Emocional.

 

Cuenta Bancaria Emocional

 

Una cuenta Bancaria Emocional, es un contrato de emociones, establecidas entre las personas, y que registran un balance de movimientos de emociones  positivas o negativas, llamadas retiros y consignaciones emocionales.

 

Retiros Emocionales

Entre los retiros emocionales propios de la condición humana, están por ejemplo: Gritos, insultos, miradas despectivas, incumplimientos, irrespeto, altanería, irreverencia, desprecio, chismear, deshonestidad, subvalorar a los demás, entre otros.

 

Es importante ser cuidadosos en las relaciones  interpersonales con los seres humanos, pues en ocasiones se es muy educado, condescendiente y pulcro de puertas del hogar hacia fuera, aunque cuando se está dentro del mismo, se convive con tamaña frialdad que los corazones que reposan en aquella vivienda se congelan, como si su residencia estuviera en la zona glacial. Se olvida elogiar, pedir el favor, dar las gracias, ofrecer disculpas, colaborar y considerar al otro.

 

Arrugar el  

Instrucciones

Por favor tome una hoja en blanco y arrúguela hasta convertirla en una bolita.

Segundo: desarrugue la hoja  y déjela intacta como estaba

Resultados:

Ha podido observar que  aunque le pase una plancha, el papel queda con secuelas de esas arrugas… quedan pequeñas vetas o huellas.

Reflexión:

En ocasiones, una de nuestras habilidades y destrezas es  arrugar el de los seres humanos,

Reto:

A partir de hoy, dejaré de arrugar corazones

 

 

Consignaciones Emocionales

 

Saludar, dialogar, respetar, responder, prudencia, honestidad, autocontrol, cumplir, pulcritud, sencillez, nobleza, servir a tiempo y bien, puntualidad, respetar los acuerdos, y amabilidad entre otros.

 

Que bello es apreciar en  los seres humanos y sobre todo, cuando entre  los miembros de su familia se tratan con consideración y respeto; son detallistas, aún hay palabras para expresar un “te quiero”, “estás hermosa”, “estás muy guapo”, “¡que delicia de almuerzo!”, “discúlpame por favor”.

 

Resalto el contexto de la familia, en el entendido que se suele pensar que porque son familia, son aquellos que “tienen” que soportar el mal genio, los insultos, groserías e improperios de parte nuestra… No les ha pasado que en una reunión de almuerzo por ejemplo, si el postre es poco, usted prefiere a los invitados y como los suyos son de confianza, “que se queden sin postre?. ¿Por qué más bien, no reduce las porciones,  para que los suyos también lo disfruten?. Si los nuestros son aquellos que verdaderamente soportan nuestra limitaciones o debilidades humanas, ¿Por qué, no somos considerados con ellos? ¿ Por qué nuestra cuenta bancaria emocional está en saldo rojo o sobregiro, cuando debiera estar con muchísimo abonos o consignaciones?. Mi invitación es que a partir de este momento, comience a alimentar su cuenta bancaria emocional, ojala, con consignaciones.

 

¿Cómo equilibrar la Cuenta Bancaria Emocional?

 

Como condición humana es difícil no tener retiros,  aunque lo fundamental es que en la balanza de la cuenta bancaria emocional, haya más consignaciones que retiros. Así, el balance será favorable para usted y para la relación con el otro.

 

Torta para una Exquisita Cuenta Bancaria Emocional

 

Ingredientes

1 Lbr. Honestidad, 1 Lib. Responsabilidad, ½ Lib. Disposición, ½ Lib. Buen genio, ½  Lib. Actitud empática, ¼  Lib. Amor, ¼  Lib. Comprensión, ¼ Lib. Respeto

 

Preparación

Mezcle primero la honestidad con a responsabilidad, hasta tener una textura homogénea, agregue la disposición y mezcle bien. Adicione el buen genio, la actitud empática, el amor, la comprensión y el respeto, hasta obtener una mezcla suave y homogénea. Engrase el molde con dulzura y lleve al horno  durante una hora a 360° de optimismo y decore con semillas de sencillez. Buen apetito.

 

Seis depósitos emocionales

El reconocido escritor  Stephen Covey, con su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”,  recomienda tener en cuenta la apertura de seis depósitos emocionales, los cuales quisiera compartir con usted, apreciado(a) lector(a):

 

1.  Comprender al Individuo

Procure primero comprender la situación del otro, escucharlo, dejarlo hablar, indagar sus necesidades y luego si ofrecer soluciones, productos o servicios.

Escucharlo con la razón, el corazón, los ojos y los oídos. Comprender al individuo, no necesariamente significa estar de acuerdo con él.

 

2.  Prestar atención a las pequeñas cosas

En cuanto le sea  posible evite ocasionar asperezas, falta de respeto, falta de consideración, desplantes, mezquindades, reproches. Por favor abra los ojos y los oídos a las siguiente voces de alarma: “Usted nunca me pone cuidado a lo que le digo”, “Yo ya se que para usted soy un cero a la izquierda”, “Claro, a mi siempre me deja lo peor”. Estas expresiones, revelan que usted de alguna manera, intencional o no intencionalmente, está haciendo sentir al otro, como lo acaba de escuchar...  Es hora de reestablecer la cuenta bancaria emocional.

 

3.Mantener los Compromisos

 

Celebrar compromisos es de suma importancia para los seres humanos.

 

Al romper los  compromisos pierde credibilidad, genera desconfianza, personal, profesional y corporativamente

 

4. Aclarar las Expectativas

Es importante aclarar qué espera usted de la relación que establece y qué espera el otro de usted. Tenga cuidado con las expectativas implícitas que las personas pueden  crear. Si el caso lo requiere, deje por escrito las expectativas que se esperan, para evitar supuestos o malos entendidos

 

5.Demostrar Integridad Personal

Según Covey,  integridad es veracidad, evitar comunicación engañosa, desleal o que irrespete la dignidad de la persona; es mantener las promesas y satisfacer las expectativas

 

      6.Disculparse sinceramente cuando realiza un retiro

Es necesario reconocer y expresar que nos hemos equivocado, por ejemplo:  Me           equivoqué, No fue amable de mi parte, Fui irrespetuoso, No respeté su dignidad, lo lamento profundamente, Te avergoncé frente a tus amigos, sin ningún derecho, discúlpame, Te presento excusas

 

Para finalizar

 

No interesa cuanto se haya equivocado usted,  las equivocaciones también hacen parte de la condición humana. Lo que si interesa, es que a partir de hoy, usted deje de arrugar los corazones y se esfuerce por establecer excelentes relaciones interpersonales con los demás.

 

Hemos llegado al final de este artículo, no sin antes extender nuevamente  mi invitación a crear y/o fortalecer cuentas bancarias emocionales con grandes, chicos, sabios, ignorantes; con todo aquel y aquella que transite por su camino.

 

Una de las mejores huellas que  el ser humano puede dejar en el planeta, es el ejemplo, el ser modelo para la humanidad. Que cuando usted ya no esté entre los seres terrenales, aquellos que quedan puedan decir. . .  verdaderamente fue un ejemplo y un modelo para la humanidad. Muchos éxitos

 

Bibliografía

Stephen, Covey. Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. España: Paidós.

 

Steiner, Claude. La educación emocional. Argentina: Javier Vergara Editor


 

 

 

Adriana Silva Villarreal