Sesión 17. La sexualidad. Componentes en las relaciones humanas y en la realización personal: reproducción, género, erotismo y vinculación afectiva

El ser humano tiene la capacidad de efectuar actos materiales e inmateriales que se conjugan en un "punto central" que une estos dos elementos: su sexualidad. La sexualidad es la forma de ser persona, en otras palabras, la manera en que mujeres y hombres manifiestan sus características físicas, psicológicas, sociales y morales mediante su forma de actuar. La sexualidad no se limita a la genitalidad, o sea, a relaciones sexuales por contacto puramente físico. Si sólo se entendiera de esa manera, estaríamos llevando a la persona a un reduccionismo, es decir, a valorarla sólo en función de su cuerpo y no por todo lo que es como ser humano.

Desde el punto de vista biológico, la pertenencia al sexo femenino o masculino queda determi­nada cuando el ser humano es concebido; es decir, por factores genéticos, físicos y hormonales.

La sexualidad humana, por ello, no se reduce a la vivencia de una relación corporal, sino que implica a la persona de manera integral. La sexualidad es el elemento fundamental que identifica al individuo como parte de la especie humana, diferenciándolo de otras especies mediante la vi­vencia de su feminidad y su masculinidad.

En este sentido, recordarás que la persona es una unidad bio-psico-social, por lo que tanto la mascu­linidad como la feminidad se expresan en nuestro cuerpo, mediante rasgos, actitudes y pensamientos. Hombres y mujeres podemos mostrar estas características por medio de conductas que nos pueden hacer ver más atractivos frente a otras personas: como el arreglo personal, la coquetería, la forma de vestir de peinarnos, sentarnos y hablar, entre otros.

Características de la sexualidad humana

Complementariedad y comunión. La persona tiene capacidad para el diálogo y la relación personal.
Relación entre amor y procreación. Esta es una dimensión que permite la complementariedad de la mujer y del hombre, ya que procrear significa donar la vida a otro ser, al que se está dispuesto a cuidar y mantener por saberse capaz de hacerlo.
Vinculación afectiva. Es una expresión humana que se da entre dos personas que se conocen y se aprecian por quienes son. Esta vinculación implica el co­nocimiento del otro como persona. Es un acto de la voluntad que te permite libremente conocer cada vez más al otro para poder amarlo.
La forma más reconocida de vinculación afectiva es el amor. Las características del vínculo afectivo amoroso han sido tema de estudio de varios autores. Uno de los más conocidos es Erich Fromm, que propone que el amor es activo, da y tiene cuidado, conocimiento, responsabilidad y respeto por la otra persona.
Erotismo. Es el conjunto de conductas humanas en torno a la atracción por otra persona.
Del amor surge la vida
 ACTIVIDAD 

1. Lee con mucha atención la lectura y responde:

a) ¿Qué es la sexualidad?

b) ¿Por qué se dice que la sexualidad no se puede reducir solo a la genitalidad o las relaciones sexuales?

c) ¿Cuándo y de que factores depende nuestra pertenencia al sexo femenino y masculino?

d) ¿Por qué se dice que la sexualidad humana no puede reducirse a lo corporal, sino que implica a la persona de manera integral?

d) ¿Cómo se expresa la sexualidad de acuerdo a nuestra naturaleza biológica, psicológica y social?

e) ¿En qué tipo de conductas o comportamientos se manifiesta la sexualidad humana?

2. Elabora un mapa conceptual con el tema Característica de la sexualidad humana con la información de esta lección.

3. Lee con mucha atención la siguiente lectura:

 ¿QUÉ ES EL SEXO?

Si hay un tema en torno al cual el joven está particu­larmente interesado, ése es el sexo. Qué fácil es entrar en polémica sobre el sexo, y qué fácil es contar un chis­te sobre sexo. Infinidad de jóvenes y jovencitas se ríen sólo de oír la palabra. Infinidad de señoras y señores son capaces de reunir cientos de firmas y enviarlas a algún medio de comunicación en protesta porque alguien habló de sexo.

Si causa tanta comezón y movilizaciones, el sexo debe de tener algo relevante tras de sí. Su principal impor­tancia radica en ser el origen de los nuevos seres huma­nos; sin sexo no hay chamacos. Pensémoslo bien, tiene una importancia gigante. Desgraciadamente existe toda la ignorancia del mundo detrás del tema, además de per­versiones y degeneraciones que, digámoslo así, le han creado una mala reputación al sexo. La ignorancia de la que hablamos es la base de las enfermedades sexuales, las condenas al acto de procreación, de los chistes colo­rados; ¿cuántos cómicos se aprovechan de la ignoran­cia de la gente y basan todo su repertorio en bromas sobre el sexo?

Serían sorprendentes los resultados de una encuesta general aplicada a los jóvenes acerca de sus conocimien­tos sobre el sexo. Nos encontraríamos con una ignoran­cia digna del más desinformado de los cavernícolas. Como en todo, hay excepciones, pero éstas infelizmen­te, confirman la regla.

Una de las características del joven, cuando deja de ser niño, es que estrena un aparato reproductor desarrollado, en vías de desarrollarse aún más. Así que la curiosidad es de lo más natural. Ne­cesitamos el instructivo correcto, que nos indi­que el funcionamiento correcto de nuestro cuerpo, pero la ignoran­cia entra a escena y en lugar de que los adultos ayuden a los jóvenes proporcionándoles el instructivo, prefieren callar o condenar el de­sarrollo, lo que obliga al joven a encontrar otras "fuentes de conocimiento" que venden o regalan ins­tructivos mal hechos, torcidos, incompletos, perverti­dos o mitológicos, tales como "consejos de amigos" o material casi siempre pornográfico cuyo único fin es despertar el morbo.

Comprensión es la palabra básica. Si comprendemos el funcionamiento de la sexualidad humana, nadie po­drá vendernos instructivos mal hechos, no podrán co­merciar con nosotros el sexo pervertido.

Ya lo sabes, a mu­chos adultos les da ver­güenza hablar sobre sexo, no los imites, dé­jalos con su propia ig­norancia y sus comple­jos, acude con maes­tros, con especialistas, lee libros serios sobre el tema.

El sexo es el concepto más utilizado en las bromas y los chistes; no te limites a tener como única fuente de conocimiento los chistes de "Pepito", pierdes si lo haces.

Tu vida puede cambiar por completo y para mal si consideras al sexo sólo como una palabra graciosa; ¿te imaginas si te dicen en este momento que serás pa­dre o madre? Estamos ha­blando de vidas humanas, podemos tener bebés, tene­mos nuestro aparato repro­ductor desarrollado, enton­ces: lo que debemos hacer es:

Encontremos el instructivo correcto para conocernos mejor y no echar al caño nuestra vida y la de nuestros futuros hijos.

 

4. Ahora contesta lo siguiente:

a) ¿Cuáles son las consecuencias y responsabilidades que implica tener relaciones sexuales?

b) ¿Crees que la adolescencia es un momento adecuado para tener una vida sexual activa? ¿Por qué?

c) ¿Qué necesitas tomar en cuenta tener relaciones sexuales?

d) ¿Cuál es tu fuente de información sobre sexualidad?

e) ¿Cuáles son los temas que más te interesan sobre sexualidad?

f) ¿Tus padres o adultos que están a tu alrededor hablan contigo abiertamente para orientarte sobre tu sexualidad? ¿Por qué crees qué es así?

g) ¿Qué es lo que más te preocupa sobre este tema?

h) ¿Confías en alguien para pedir orientación y ayuda sobre temas relacionados a la sexualidad? ¿En quién?

i) ¿Qué harías si en este momento te dijeran que vas a ser padre o madre?

2. ¿Crees que un adolescente está preparado para afrontar la responsabilidad de ser padres? ¿Por qué?

 

 

Anterior

Siguiente

 

 

 

 

Comments