Navegación

NIÑOS‎ > ‎

LA BELLA DURMIENTE DEL BOSQUE


Autor

Francisco Pardo Collantes   

Salvador Porqueras Moreno

Título

La Bella Durmiente del Bosque

 

                                             A Dioni, Adrián y Álvaro,

Por el tiempo que nos les

  dediqué, por el tiempo que

  me permitieron 

UN RECUERDO PARA SIEMPRE

 

Esta obra fue estrenada en la Escola Cultural de Badalona y representada por los alumnos del nivel de cuarto de Educación Primaria el día 5 de Junio de 2002, participando en ella un total de 50 niños y niñas, correspondientes a los dos cursos. Los tutores son   y un servidor, . Se representó en el centro escolar  con motivo de la ceremonia de final del curso  2001 –2002 , el día 5 de junio.

Es justo añadir, con la mayor objetividad posible, que el resultado de la representación fue muy satisfactorio, ya que toda la obra en su totalidad fue representada por niños y niñas de 9 años de edad. Y esa satisfacción que me produjo el resultado de la obra encima del escenario fue el motivo que me empujó a publicar este trabajo. Espero que estos pequeños, cuando crezcan, puedan leer o contar a sus descendientes esta obra, este cuento, que con tanta ilusión representaron en la escuela. Es y será, para ellos, un recuerdo para siempre.

 

           EL PUNTO DE PARTIDA

 

El punto de partida de esta obra hay que encontrarlo en la observación de las dificultades que presentaban muchos de mis alumnos en un aspecto del aprendizaje tan importante como es la comprensión lectora. Observando y corrigiendo las pausas después de los puntos y las comas, la entonación de los textos que se leen en clase, la comprensión lectora..., se me ocurrió, allá por el año 1995 poner diálogos al cuento clásico de la Bella Durmiente, que posteriormente quedaron dormidos en un cajón de la clase, como la Princesa del cuento.

Un buen día, Francisco Pardo, un excelente compañero y un gran pedagogo, encontró el guión el cajón de  la mesa de su clase y me dijo:           

 

-     Oye, Salva... ¿esto es tuyo? ¿Lo has escrito tú?

-    Sí - le contesté, un tanto sorprendido...

-    Es bueno. Creo que es bueno. Podríamos trabajarla  con los niños para la fiesta de final de curso...

-     Perfecto - contesté yo (agradecido por la valoración tan positiva que había hecho mi colega sobre mi trabajo.)

 

Y empezamos los ensayos... y todo funcionó perfectamente. Repartimos los personajes entre los niños y niñas de las dos clases, de forma aleatoria en algunos casos, y en la mayoría, los  mismos alumnos se eligieron entre sí.

Pero en educación nada debe ser selectivo en cuanto a la participación de los niños y niñas de un mismo nivel educativo, y tanto mi compañero como yo sentimos la necesidad de hacer partícipes a todos los alumnos del mismo proyecto. Y convenimos crear dos danzas para que el resto de los alumnos de las dos clases que no habían participado como actores–actrices  en los ensayos también colaboraran en la representación del teatro. Es decir, convenimos que todos los alumnos de las dos clases fueran activos en la obra que representábamos.  Y consecuentemente, se modificó el texto para dar cabida a las nuevas aportaciones; les orientamos sobre el vestuario, buscamos danzas apropiadas, las ensayamos en clase...

Mi observación  durante los ensayos me apuntaba que poco a poco los actores que participaban en la obra lo hacía sin papel en la mano a medida que iban pasando los días, lo que me producía la sensación de que todo estaba funcionando perfectamente.

 

SOBRE EL MONTAJE

 

La idea base del montaje fue la de proporcionar unos textos entendibles que permitieran a los que presenciaran la obra (niños y mayores) una comprensión nítida del cuento que todos conocían.

 No he introducido elementos que modifiquen el hilo conductor de la narración  clásica. Más bien he seguido la propia narrativa que nos presenta el autor del cuento Charles Perrault. Se trata entonces de una adaptación teatral de una obra narrativa.

En clase habíamos creado cinco murales representativos de diferentes momentos de la obra con el objetivo de que sirvieran como decorados de la misma. Niños y niñas, en diferentes sesiones de clases de Plástica se pusieron manos a la obra para pintar los decorados que los dos tutores les proporcionamos. Una vez concluidos (tarea que nos llevó varias semanas), mi primera intención era colocar en el escenario un soporte y según iba desarrollándose la obra, ir substituyendo los decorados como si fueran páginas de un libro gigante. No pudo ser así porque al tener que incluir las danzas en la obra, el soporte era un elemento de extorsión. Y decidimos enganchar todos los decorados sobre el fondo del escenario.  Tampoco quedaba nada mal. También se me ocurrió que fuesen los propios niños quienes al abrirse el telón dedicaran dos minutos a colocar los decorados en el escenario. Al final decidí que los decorados aparecieran colocados en el escenario desde el primer acto.

               

SOBRE EL VESTUARIO

 

El vestuario ha sido de propia creación de los niños. Los personajes principales tenían el disfraz bien definido.  Y los guardias se lo confeccionaron en clase con cartones que reciclaron y pintaron adecuadamente, además de preparar las lanzas cada uno en su casa, lanzas que ellos mismos habían fabricado con palos de escobas. Y les explicamos que valían oficios (panaderos, cocineros, campesinos...)todo valía, excepto Superman, Drácula, y similares. Que buscaran en casa, que confeccionaran con sus mamás lo que se les ocurriera, que buscaran en casa de los abuelos, que compartieran con los compañeros los disfraces que tenían....

Y fue un éxito. Aún recuerdo el júbilo de los niños y de las niñas cambiándose de ropa en clase, preparándose para el ensayo general de la obra  días antes de la representación para sus papás, y bajando hacia el salón de actos, mientras los alumnos de segundo de ESO eran testigos de una pasarela llena de niños disfrazados.

La iluminación no requería mínimos exigentes, ni el equipo de megafonía, aunque sí ofrecía alguna dificultad el hecho de que no disponíamos de micrófonos inalámbricos, y se los pasaban unos a otros, eso sí, en un perfecto orden.

De la coreografía se encargó íntegramente Francisco Pardo, mi compañero de nivel. Teníamos alguna limitación por el espacio reducido del escenario pero lo superamos con ilusión.

 

RELACIÓN DE TEMAS MUSICALES

SELECCIONADOS PARA EL MONTAJE

 

 

 

 

 

PERSONAJES

 

Rey                           Marc

Reina                                Raquel

Princesa                   Nuria

Príncipe                    Paco

Dama de Compañía        Belén

Secretario                       Sergio

Cartero                     Georgina

Hadas                      Brenda, Lorena, Alba, Ana Bel

Pastores                   Sergio, Miguel, Alex

Narradora                       Judit

Soldados                   Estefanía, Miriam, Alba, Cristiam

Presentadora            Miriam

 

Escenografía            Sara, Efrén

Luminotecnia             Sara

Montaje Musical        Sara

 

Bailarines

Primera Danza           Marcel, Estefanía, Anaís,

David,Judit,Raquel, Miriam, Saray, Natalia, Sara, Toni, Estefanía, Ester, Rocío y Andrea.

                               

Bailarines

Segunda Danza          Marta, Naiara, Jonathan, Kevin,

                       José, Alba, Patricia, Laurin, José

                       Luis, Marta, Melody.

 

 

                            DIRECCIÓN ESCÉNICA

 

                                 Salvador Porqueras Moreno

                     Francisco Pardo Collantes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ACTO  I

 

Personajes:          Narrador, Rey, Reina

Escenario:         Decorado de interior del palacio.

 

Suena una música de fondo previamente a que se levante el telón. Se abre el telón y aparencen en escena el Rey y la Reina. El Narrador está en un lugar apartado pero visible.

 

NARRADOR:  Hace ya muchos, muchos años, en unas tierras muy lejanas había un reino gobernado por dos monarcas. 

 

REY - Querida reina y mujer mía. Han pasado ya muchos años y nuestra ilusión de tener un hijo o una hija no se ha podido cumplir. Y por ello estoy muy triste.

 

REINA -Tu tristeza durará muy poco tiempo porque tengo una sorpresa para ti. Pronto nacerá nuestro hijo o nuestra hija, que será el futuro rey o la  futura reina de estas tierras.

 

                                     (el rey, con muestras de alegría)

 

REY - ¡Qué contento me ha puesto esta gran noticia!  ¡Soy el Rey más feliz del mundo !

 

               (el rey abraza a la reina)

 

NARRADOR  - Y no pasó  mucho tiempo y la reina dio a luz una preciosa niña. El nacimiento colmó de alegría a los dos reyes.

(suena la música y se cierra el telón)

ACTO II

 

Personajes:          Narrador, Rey, Reina, Secretario

Escenario:          Decorado de interior del palacio.

 

Se abre el telón y están en el centro del escenario el Rey y la Reina. Hay una mesa con tintero, papel y una campanilla  junto a una silla en uno de los laterales del escenario. El Narrador, en un lugar apartado.

 

(el Rey, con voz alta, tocando la campanilla para llamar al secretario)

 

REY   - ¡TILÍN! ¡TILÍN! ¡Secretario Don Fulgencio, Secretario Don Fulgencio!, ¡Ven con algo para escribir que tengo que ordenarte algunas cosas!

 

(el Rey con voz más baja, dirigiéndose a la reina)

 

REY  - La alegría que tú y yo tenemos debemos compartirla con nuestro pueblo. El nacimiento de nuestra hija será el motivo para celebrar una magnífica fiesta, la mejor fiesta que jamás se haya celebrado en la historia de este reino.

 

REINA - Tú ya sabes que las fiestas me encantan. Me parece una idea estupenda. Empezemos ya con los prepartativos.

 

(aparece el secretario en escena)

 

SECRETARIO   - ¿Me llamaban S.M?

 

REY - Sí, efectivamente, te hemos hecho llamar, Secretario Don Fulgencio. Escuchame con mucha atención y escribe lo que te ordene.  Como sabes, la reina y yo hemos tenido una niña y este acontecimiento  ha traído al palacio una alegría que quiero com-partir y disfrutar con todas las personas de mi reino.

 

SECRETARIO  - ¿Qué dispone S.M. ?

 

REY - Pues quiero que organices una fiesta grandiosa. No puede faltar de nada. Apunta, apunta todo lo que se debe disponer y ya verás  qué bien nos lo pasaremos en el festín:

        

                  Cocineros, pasteleros, panaderos

                  sastres, modistas, fruteros

                  músicos, bailarines, bodegueros

 

SECRETARIO - Más despacio, más despacio, que no me da tiempo a apuntarlo todo.

 

REY - Bien, tienes  razón, iremos más despacio, Secretario Don Fulgencio.

 

SECRETARIO - Sigo anotando.

    

REINA - Vacas, huevos, caramelos

               cebollas, juguetes, tartas

               turrones y mazapanes

               caviar, el mejor vino

               leche, y refrescos

               patatas fritas, pasteles de chocolate

               chucherías....

 

-         Todo eso y todo lo que se te  ocurra.

 

NARRADOR Y el Rey siguió y siguió dictando todo lo que  se necesitaba para organizar la fiesta, y el secretario escribía, escribía, escribía...

 

El secretario continúa con el gesto de seguir escribiendo, a la vez que el rey mímicamente prosigue dictando

 

REY - ¿Has escrito todo lo que te hemos pedido, Secretario?

 

SECRETARIO - Lo he anotado absolutamente todo, Majestad.

 

REY - Entonces escribirás unas invitaciones a todos los habitantes de mi reino para que puedan venir a palacio y disfruten todos ellos de la fiesta. Este será el texto de la carta que enviarás a mi pueblo. A las hadas del reino no olvides  invitarlas.  Escribe, escribe

 

 

 

PARA CELEBRAR

EL NACIMIENTO

DE NUESTRA HIJA

SE CELEBRARÁ

UNA FIESTA

A LA QUE ESTÁN

INVITADOS TODOS

LOS HABITANTES

DEL REINO

 

FIRMADO,

 

VUESTROS REYES

 

 

 

                  (Suena la  música y se cierra el telón)

 

NARRADOR - Cuando el secretario acabó de escribir las cartas, el rey se retiró a sus habitaciones.

 

(El rey se retira).

 

 

 

 

 

 

ACTO  III

 

Personajes:          Narrador, Secretario, Cartero

Escenario:          Decorado de interior del palacio.

 

Se abre el telón y están en el centro del escenario el secretario. El Narrador, en un lugar apartado.

 

                 

(El Secretario toca repetidamente la campanilla que hay sobre la mesa. Está sentado en la silla)

 

SECRETARIO . ¡Tilín ¡ ¡Tilín! ¡Cartero Don Cipriano! ¡Cartero Don Cipriano!

 

CARTERO  - Dígame  Sr. Secretario Don Fulgencio.

 

SECRETARIO  - El Rey ordena que todos los habitantes del reino reciban una carta con invitaciones para que puedan asistir a la fiesta que organizarán los reyes. Las repartirás por todo el reino y no te olvides de nadie. ¿Has entendido,  Don Cipriano?

 

CARTERO - Sí, Secretario, Don Fulgencio, he entendido. Ahora mismo comienzo el trabajo que me ha encargado, Don Fulgencio.

 

(el cartero coloca todas las cartas que hay sobre la mesa dentro de su cartera mientras el narrador continúa leyendo )

 

NARRADOR   El cartero se retiró para hacer su trabajo y empezó a preparar todas las cartas, y empezó a repartirlas por todo el reino, tarea que le empleó durante algunas semanas. Repartió todas las cartas. Oh...., todas no!!!! Todas menos una!!!!! Se había olvidado de entregar la invitación a un hada. Cuando se dio cuenta el cartero de  que se había olvidado de la carta, se puso muy triste.

 

(El cartero se retira del escenaro. Aparecen los invitados con un refresco en la mano).  El Narrador, en un lugar apartado.

 

NARRADOR.   Ya estaba todo preparado. Llegó el día de la gran fiesta. Estaban todos los invitados dentro del palacio. El rey levantó su copa y dijo:

 

(el Rey sale del grupo de actores, y se dirige a ellos )

 

REY - Nos hemos reunido aquí en el palacio para celebrar el nacimiento de nuestra hija. Es un motivo de júbílo para mi como para la reina, y por eso os pido que levantéis vuestras copas y deis tres hurras por la princesa.

 

TODOS: ¡ IP IP  HURRA! ¡IP IP HURRA! ¡IP IP HURRA ! ¡Viva los reyes, viva la princesa!

 

REY - ¡Qué satisfecho estoy! ¡Qué regocijo me invade! ¡Qué alegría más grande!

 

NARRADOR Y todos los invitados bailaron una danza muy bonita.

  

(Se cierra el telón. Los actores salen  de escena y se colocan los bailarines para iniciar la primera danza. Cuando concluye la danza, aparecen de nuevo los reyes en escena, junto a los guardias, y el secretario)

 

NARRADOR – No podían faltar los regalos. Cuando concluyó el baile, las hadas procedieron a su entrega.

 

(El hada primera, dirigiéndose a la niña, que está en brazos de su madre. Toca con su vara la cabeza de la princesa)

 

HADA PRIMERA  - Yo os regalo  el don de la belleza. Serás una princesa muy hermosa.  Cuando crezcas podrás entender que la belleza es importante, pero lo más importate de todo es  ser feliz.

 

(El hada segunda, dirigiéndose a la niña.  Toca con su vara la cabeza de la princesa)

 

HADA SEGUNDA - Yo os  regalo el don de la sabiduría. Serás una princesa muy sabia. Cuando crezcas podrás entender que la sabiduría es importante, pero lo más importante es ser feliz.

 

(El hada tercera, dirigiéndose a la niña.Toca con su vara la cabeza de la princesa)

 

HADA TERCERA  - Yo os regalo el don de la riqueza. Pero recuerda que lo más importante no son los tesoros. Lo más importante es ser feliz.

 

NARRADOR De pronto unos fuertes golpes se oyen por todos los rincones del palacio.

 

(Suenan unos fuertes golpes )

 

NARRADOR La puerta se abre y aparece un hada, la única que no había sido invitada.

 

(El hada no invitada se acerca a la reina)

 

HADA NO INVITADA - Soy la más vieja de todas las hadas de este reino y no comprendo cómo no me habéis invitado a la fiesta del nacimiento de vuestra hija. Habéis invitado a todas las hadas menos a mi.

 

(La Reina hace un gesto de sorpresa y de preocupación)

 

REINA - Seguro que ha sido un error. El rey y yo lo sentimos mucho.

 

(El hada no invitada en tono muy enfadado. Se acerca a la reina y toca con su varita mágica la cabeza de la princesa)

 

HADA NO INVITADA - ¡No acepto vuestras disculpas! ¡Mis poderes malignos condenarán a muerte a vuestra hija cuando cumpla 16 años. Es mi deseo que cuando cumpla esta edad se pinche con el uso de una rueca !

 

(La reina se pone a llorar amargamante. El hada tercera se acerca a los reyes  para deshacer el maleficio. Toca con su varita la cabeza de la pequeña)

 

HADA TERCERA - No os preocupéis, majestades, que vuestra hija no morirá, sino que dormirá profundamente en un sueño que durará 100 años, hasta que un príncipe hermoso la despierte.

 

(El Rey se coloca en el cantro del escenario y se dirige a todos los presentes en el el escenario)

 

REY - Mejor es que duerma profundamente a que muera.¡Que la fiesta continúe y que a mi pueblo no le falte de nada! Y para evitar que la princesa se pinche con el huso de una rueca doy esta orden ahora mismo.  Apunta, Secretario Don Fulgencio.

 

SECRETARIO – Ahora mismo, Majestad, procedo a tomar nota

 

 
 
QUE SE DESTRUYAN LAS RUECAS
PARA QUE LA PRINCESA

NO SE PINCHE JAMÁS.

 

Firmado

Vuestros Reyes

 

REINA - Que la fiesta continue durante tres días y tres noches. Y ahora bailemos todos una danza (suena la música y comienza el baile)

(Cuando concluye el baile, se cierra el telón)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ACTO IV

 

Personajes:          Narrador, Princesa, Hada mala disfrazada de vieja, Dama de compañía, las Hadas, tres guardias.

 

Escenario:                 Decorado de exterior del palacio.

 

Suena la música previamente a que se levante el telón.

Se abre el telón y están jugando y cantando durante unos segundos las tres hadas, junto con la dama de compaía y la princesa).El Narrador, en un lugar apartado.

 

NARRADOR La Princesa fue creciendo y creciendo. Tenía ya 16 años cuando un día jugaba y jugaba alegremente por los jardines del palacio, acompañada siempre por una Dama de Compañía y por las hadas.

(siguen jugando y cantando)

 

El hada no invitada se había disfrazado de anciana y estaba sentada cerca de donde jugaba la niña.

 

(la princesa se acerca a la vieja par interesarse por lo que está haciendo)

 

PRINCESA -  ¿Qué hacéis, buena mujer? Jamás he visto hacer a nadie lo que hacéis vos.  ¿Me dejáis? Dejadme ver.

 

(la vieja entrega el uso y la rueca a la princesa)

 

VIEJA -¡Tomad, tomad! ¡Ja, ja, ja!

 

(la dama de compañía, muy preocupada porque la princesa tenía entre sus manos el uso y la rueca y se podía pinchar)

 

DAMA DE COMPAÑÍA -No toquéis nada, princesa, que vuestro padre hace ya muchos años que prohibió esas cosas en el castillo.

 

PRINCESA -¡Ay!

 

(La princesa se cae al suelo del jardín en el momento  en que se pincha con el uso de una rueca )

 

DAMA DE COMPAÑÍA - ¡Princesa, Princesa! ¡Se ha pinchado la princesa!¡Socorro! ¡Auxilio!

 

VIEJA - Ja, ja, ja! (al público). Mis deseos se han cumplido. Al pincharse la princesa con el uso de la rueca, se ha quedado dormida para siempre.

 

(chillando, muy asustada)

 

DAMA DE COMPAÑÍA -¡Fuera de aquí, mala mujer!¡La Princesa está dormida!

(a los guardias)

 

-         ¡Llevad a la princesa al interior del palacio! ¡Rápido!

 

(los guardias se acercan a la princesa y la llevan entre los tres hacia una zona del escenario)

 

UN GUARDIA - Llevémosla hacia sus  habitaciones.

 

NARRADOR - Y la princesa se quedó inmersa en un profundo sueño. Y reposaba en su habitación. Y todos los habitantes del reino se quedaron también dormidos, en el mismo sueño tan profundo como el de la princesa.

 

(Suena la música, se cierra el telón)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                        ACTO V

 

Personajes:          Príncipe, Pastores (3), Princesa, Rey, Reina, Secretario, Cartero, Guardias

Escenario:         Decorado exterior del  palacio.

 

Suena la música previamente a que se levante el telón.

Se abre el telón y están en el centro del escenario todos los personajes de este acto.

 El Narrador, en un lugar apartado.

 

(en escena los pastores)

 

NARRADOR Y pasaron muchos muchos años.Como los jardineros dormían en el palacio, todo estaba muy descuidado. Las hierbas habían crecido mucho, tanto, que solamente se veían las dos torres altas del castillo.

 

(aparece en escena el príncipe, cabalgando sobre un caballo. Se da varias vueltas por el escenario)

 

NARRADOR Un día un príncipe cazaba por esas tierras  y se encontró con unos pastores.

 

PRÍNCIPE - Hola pastores. Estoy cazando por estas tierras. ¿Qué es lo que se ve sobre la maleza?¿Un castillo? ¿Un palacio?

 

PASTOR - Sí, un palacio que según dicen no ha entrado nadie desde hace 100 años. Dicen que una princesa muy bonita duerme en sus habitaciones. Eso es todo lo que sé, Señor.

 

PRÍNCIPE - Gracias pastor. Enseñame el camino para entrar en el palacio que quiero conocer a esa princesa que dices que es muy bonita. Y toma estas monedas de oro.

 

PASTOR - Seguidme, señor.

 

NARRADOR Y dirigiéndose hacia las puertas del palacio, todos los árboles empezaron a mover sus hojas y susurraban en voz alta

 

El público, moviendo los brazos, ¡Alegría, alegría. Ya viene el Príncipe esperado por la Princesa!

 

PRÍNCIPE – Aquí estará. Golpeemos la puerta con fuerza.

 

PASTOR – Soy un tipo afortunado. Hoy podré conocer a una princesa.

 

El príncipe se queda sorprendido cuando descubre a la pricesa.

 

PRÍNCIPE - ¡Aquí está! ¡Ostras, qué princesa!

PASTOR - ¡ Es espectacular! ¡Impresionante! ¡Qué belleza!

 

PRÍNCIPE - ¿Estará viva o muerta? Tocaré su frente.

 

PASTOR – Alteza, en estos casos se besa a la princesa.

 

PRÍNCIPE Bien, os haré caso.

 

NARRADOR La Princesa, al sentir el beso del Príncipe,se despertó del largo sueño, se levantó del lecho, y se puso muy contenta al ver al guapo príncipe frente a ella.

 

PRINCESA ¡Oh! ¿Sois vos Principe el que me ha despertado? Gracias por poner fin a esta gran sueño .

 

PRÍNCIPE - Sí, he sido yo. ¡Qué bonita sois! Me casaré con vos, si así lo deseáis.

 

PRINCESA - Sí, me casaré con vos.

 

PRINCIPE - Despertemos a vuestros padres y pidámosles el consentimiento para nuestra boda.

 

NARRADOR Los reyes, al despertarse, aceptaron que su hija se casara con el príncipe.

 

 

(Salen los Príncipes de la escena, se queda en el centro el pastor, y entran todos los invirtados: hadas, rey, reina, soldados, dama de compañía, secretario, cartero ... )

 

 

 

REY - Estamos aquí reunidos para celebrar este gran acontecimiento. Nombro heredera de mi reino a mi hija que hoy se casa con este joven tan apuesto. Que sean muy felices.

Tres hurras por ellos:

¡ Ip Ip hurra! ¡ Ip Ip hurra! ¡ Ip Ip hurra!

 

NARRADOR Sólo falta añadir que el Príncipe y la Princesa fueron muy felices y tuvieron muchos hijos. Y que comieron perdices.

 

 

 

                                 Muchas gracias por vuestra atención.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOTA

Agradecimiento al Sr. Francisco Pardo Collantes por su colaboración en la representación de esta obra.

 

 

 

Esta obra de teatro se estrenó en l’Escola Cultural, de Badalona el día 5 de Junio de 2002. Todos los actores, actrices y bailarines  que participaron en la representación cursaban cuarto de Educación Primaria.

 




Comments