los haikus americanos de jack kerouac
Cuanto más te acercas a la auténtica materia, a la piedra y al aire y al fuego y a la madera, el mundo resulta más espiritual. Toda esa gente que se considera materialista a ultranza no sabe nada de eso. Se consideran gente práctica y tienen la cabeza llena de ideas y nociones confusas. Escucha esa ardilla .
Y me prometí que iniciaría una nueva vida. Por todo el Oeste y por las montañas del Este, y también por el desierto, vagabundearé con una mochila, seguiré el camino puro.
jack kerouac
Algunos haikus occidentales
 
Brazos abrazados
         a la luna,
Entre las vacas.



Elefantes ronzando
         sobre la yerba amando
Cabezas juntas.



Perfecta noche de luna
         estropeada
Por disputas familiares.



Pájaros cantando
         en la oscuridad
Amanecer lluvioso.



Fallando la patada
         a la puerta de la nevera
Cerrada en cualquier caso.



Este atardecer de Julio
         una enorme rana
En el umbral de mi puerta.


Llega la tarde
         la joven oficinista
Se suelta el pañuelo.



¿Diré que no?
         mosca frotándose
las patas traseras.



Doblándose contra
         la pared, las flores
Estornudan.



Barbo luchando por su vida,
         y venciendo,
Salpicándonos a todos.



Profunda la amarilla
         luna encima de la
Tranquila casa encendida.



Signo descorazonador
        la pescadería
Está cerrada.



Desplegando hasta el candado,
         las puertas del garaje
A mediodía.



La luna,
         la estrella fugaz
Mira hacia otra parte.



Y el gato tranquilo
sentado junto a Correos
Percibe la luna.



El sabor
         de la lluvia
 ¿Por qué arrodillarse?



La lluvia ha llenado
         el baño del pájaro
Otra vez, casi.



Esos pájaros colocados
         allí fuera en la barandilla 
Todos van a morir.



En mi armario de medicinas,
         las moscas del invierno
han muerto de vejez.



La luna tuvo
         un bigote de gato
Durante un segundo.



Las suelas de mis zapatos
         están mojadas
de caminar en la lluvia.



Noviembre 
qué nasal
         la resacosa
Voz del cobrador.



Un gran copo grueso
         de nieve
Cayendo totalmente solo.



Juju reza sobre el
         manual de zen:
Mis rodillas están frías.



Inútil, inútil
  la lluvia 
Entrando en el mar.



En verano la silla
         se balancea sola
En la ventisca.
(version de Mariano Antolin Rato)

http://www.humanidades.uach.cl/documentos_linguisticos/document.php?id=1307
Pájaros cantando
en la oscuridad
Lluvioso amanecer.

Cabeceando contra
la pared, las flores
estornudan.

El sabor
de la lluvia
¿Por qué arrodillarse?

Cierro los ojos
El propietario está golpeando
En la puerta trasera.

Una silenciosa noche de Otoño
y estos tontos
Comienzan a discutir

Todo el día
usando un gorro
eso no estaba en mi cabeza


La luna
es un
limón ciego

El sueño de Dios
es sólo
un sueño


Bajo el sol
la mariposa aletea
como la ventana de una iglesia

Bajo el sol
la mariposa aletea
como la ventana de una iglesia