Uso del punto y aparte

Se llama así al punto que finaliza un párrafo y seguimos escribiendo en un párrafo nuevo. Detrás de punto y aparte siempre se escribirá mayúscula. Ej.:
Extremadura es una comunidad situada al oeste de la península ibérica. Sus habitantes se llaman extremeños y consta de dos provincias: Cáceres y Badajoz. La capital de Extremadura, Mérida, está situada más o menos en el centro de su territorio.
        Cáceres es la provincia más septentrional. Al norte limita con Salamanca; al este, con Toledo; al sur, con Badajoz, la provincia hermana; y al oeste, con Portugal, nuestro país vecino. Su capital, Cáceres, goza de un casco histórico renacentista muy bien conservado. Otras ciudades importantes son Trujillo y Plasencia.
        Badajoz, por su parte, limita con Andalucía (Huelva y Sevilla) por el sur, con Ciudad Real al este, con su hermana Cáceres por el norte y con Portugal al oeste. Si el genticilio de Cáceres es cacereño, el de Bajadoz es pacense, nombre de origen latino, pues así se llamaba antes la ciudad que hoy es capital provincial, Badajoz. Mérida, la capital de la comunidad autónoma, pertenece a esta provincia.
El texto consta de tres párrafos separados entre sí por punto y aparte. Cada párrafo desarrolla una idea diferente, aunque en el fondo todos hablen de lo mismo, de Extremadura. Así, el primer párrafo es una introducción sobre la comunidad autónoma; en el segundo, se habla de la provincia de Cáceres; y en el tercero, de la provincia de Badajoz.
 
Recursos para facilitar el reconocimiento de los párrafos
A veces el punto y seguido cae al final de un renglón. ¿Cómo saber, en ese caso, si el enunciado siguiente pertenece o no al mismo párrafo? Hay varias soluciones, pero la más común es dejar una pequeña sangría en la primera línea del párrafo, como se aprecia en el ejemplo anterior. También se puede dejar un renglón completo a modo de sangría. El mismo ejemplo con sangría de un renglón completo:
Extremadura es una comunidad situada al oeste de la península ibérica. Sus habitantes se llaman extremeños y consta de dos provincias: Cáceres y Badajoz. La capital de Extremadura, Mérida, está situada más o menos en el centro de su territorio.
 
Cáceres es la provincia más septentrional. Al norte limita con Salamanca; al este, con Toledo; al sur, con Badajoz, la provincia hermana; y al oeste, con Portugal, nuestro país vecino. Su capital, Cáceres, goza de un casco histórico renacentista muy bien conservado. Otras ciudades importantes son Trujillo y Plasencia.
 
Badajoz, por su parte, limita con Andalucía (Huelva y Sevilla) por el sur, con Ciudad Real al este, con su hermana Cáceres por el norte y con Portugal al oeste. Si el genticilio de Cáceres es cacereño, el de Bajadoz es pacense, nombre de origen latino, pues así se llamaba antes la ciudad que hoy es capital provincial, Badajoz. Mérida, la capital de la comunidad autónoma, pertenece a esta provincia.
 
Dicho de una manera sencilla, detrás de punto y aparte debemos dejar sangría (pequeña o un renglón entero) en la primera línea del siguiente párrafo.
 
 
 
Para saber más
Ejercicios