Instrucciones para seguir la lectura del Quijote en el blog La Acequia de Pedro Ojeda Escudero


El paseante de La Acequia se ha vuelto loco y os invita a participar en la serie Para una lectura de El Quijote. Lee esta novela con él, paso a paso, pregunta y haz todo tipo de aportaciones en los comentarios a las entradas, a través del correo electrónico o tu propio blog. No hay excusa: un capítulo a la semana, sin agobios y comentándolo con todos los participantes.

ADVERTENCIA LEGAL: Los textos de esta guía de lectura del Quijote publicados en las entradas correspondientes de La Acequia están registrados como propiedad intelectual de Pedro Ojeda Escudero y cuentan con una licencia Creative Commons 4.0. Según esto, pueden usarse y reproducirse libremente sin previo permiso siempre y cuando se cite la fuente (con expresa mención de la dirección electrónica) y el autor, se conserven en su integridad, no tengan obras derivas ni uso comercial. Es decir, no pueden usarse ni copiarse en lugares que generen ingresos por publicidad o matrícula de cualquier clase. En esos casos debe pedirse permiso expreso al autor en pedro.ojeda.escudero[arroba]gmail.com.
Licencia Creative Commons

¿Cuál es su origen?

La primera experiencia de lectura colectiva y virtual del Quijote completo realizada hasta ahora por medios electrónicos que aplicaba las posibilidades de la web 2.0, tuvo lugar en La Acequia y los blogs que colaboraban en esta dirección (recuerda que las entradas se recuperan en orden inverso al de su publicación).

De forma habitual se publicaron dos entradas semanales: cada jueves, el comentario del capítulo correspondiente; después (primero los sábados, luego los lunes cuando el proyecto creció y había que dar tiempo para que todos colaboraran y preparar la entrada), las noticias quijotescas en la que se comentaban aspectos de la obra no incluidos en los comentarios de los jueves y se informaba de las colaboraciones de los participantes (entradas en otros blogs que seguían la lectura e imágenes enviadas por ellos, entre las que cabe destacar la sección de autorretratos y retratos quijotescos).

¿Cuándo comenzó?

La lectura colectiva comenzó el jueves 24 de abril de 2008, con la entrada titulada Primera capa de la cebolla: Cervantes se presenta y nos engaña con la verdad. Una vez lanzado el guante, publiqué la Invitación a leer el Quijote unas horas después, ese mismo jueves. En ella veréis las claves, que resumo ahora.

Se trataba de una lectura que no agobiara en un tipo de vida en el que nadie parece disponer de tiempo para leer en profundidad una obra que requiere sosiego para entenderla más allá que como un mero entretenimiento -que también lo es, por supuesto- y así nadie puede excusarse con la falta de tiempo. Por lo tanto, se leía un solo capítulo a la semana. Los jueves, se publicaba en La Acequia una entrada para orientar en la comprensión del texto.

Estas entradas se ilustraban con una fotografía que intentaba ser un autorretrato del lector en la situación que se halla en el mismo momento de leer la obra: no debemos olvidar que el Quijote, por encima de todo, es un libro de lectores (lo es el protagonista, pero también lo es el narrador Cervantes que se nos presenta como personaje en el prólogo y lo son muchos de los personajes que aparecen e incluso la segunda parte no se puede entender sin tener en cuenta este aspecto puesto que quienes aparecen en el caminar de don Quijote y Sancho se distinguen entre los que han leído la primera parte y los que no). Las fotografías fueron tomadas con la cámara del ordenador en el que trabajaba el texto y el mismo día de su publicación. Confieso ahora que tanto el texto como estas fotografías se hacían el mismo jueves en el que se publican y en el mismo lugar en el que se había escrito la entrada, porque esta es una de las intenciones de la serie: un diario de la lectura de la novela.

Los lunes (antes, los sábados) publicaba otra entrada con algunas aclaraciones al margen sobre cosas que suscitaron los capítulos correspondientes o que me habían pedido, noticias diversas y, sobre todo, las referencias enlazadas de lo que publicaban varios de los blogueros que se han apuntado a esta locura. En estas entradas, la diversidad es una de las cosas que más nos enriquecen: hay comentarios eruditos, opiniones de todo tipo, ampliaciones de cuestiones tocadas por Cervantes extraordinariamente bien documentadas, recuerdos personales, cosas que asociamos a la lectura del texto y aportaciones más creativas. Sin esto, nuestra lectura no hubiera tenido el mismo sentido porque, repito, es algo colectivo que se hizo entre todos.

En las noticias de nuestra lectura también he publicado aportaciones -dibujos, noticias, fotografías, enlaces, etc.- que me se me enviaron al correo electrónico [pedro.ojeda.escudero(arroba)gmail.com] aquellos que no querían publicarlas en sus blogs o los que no tenían un espacio virtual propio.

La primera lectura terminó con éxito y plena satisfacción de todos los participantes el 29 de noviembre de 2010 y se celebró con una comida que tuvo lugar en el pueblo burgalés de Ibeas de Juarros el 4 de diciembre.

¿En qué consiste la lectura permanente y cómo puedo incorporarme?

Una vez terminada la primera fase de esta lectura, la iniciativa se convierte en proyecto permanente de  La Acequia.

Hay varias formas de incorporarse. En primer lugar, podéis leer desde el inicio el texto y comentar desde las primeras entradas, en su orden: yo siempre leeré vuestros comentarios y daré cuenta, en las entradas que periódicamente publicaré, de las aportaciones en vuestros blogs.

Pero también podéis leer o releer capítulos sueltos del Quijote en orden aleatorio o siguiendo intereses personales o académicos y comentar en las entradas correspondientes. De vuestras aportaciones también daré cuenta si tenéis blog propio.

Sé que muchos de vosotros leéis las entradas sin comentar en ellas, lo que es válido aunque no se corresponda bien con las características de este medio de comunicación. Podéis seguir haciéndolo: varios grupos de lectura, así como profesores de lengua y literatura española de colegios, institutos o universidades, utilizan estas entradas y así me lo notifican en correos electrónicos.

Tampoco voy a poner objeciones a aquellos que no queráis leerlo o releerlo pero intervengáis en los comentarios con el recuerdo de una lectura de hace años o sin ninguna lectura del Quijote pero la iniciativa os provoque  reflexiones que vengan al caso. Esto es de todos. Y, además, terminaréis enganchados y leyendo el texto completo, como les ha pasado a varios.

 

Por otra parte, os pido que cualquier duda que se os presente o sugerencia que mejore y amplíe esta lectura colectiva, me la hagáis saber para estudiarla.


Un saludo a todos y ánimo para emprender esta aventura cervantina,

Pedro Ojeda Escudero
Escritor y Profesor de literatura española en la Universidad de Burgos

Esta lectura la completamos con el comentario de la segunda parte de Avellaneda (las entradas se recuperan en orden inverso, de más reciente a más antigua) y el de las Novelas ejemplares de Cervantes.


Algunas sugerencias para ampliar la lectura

- Únete a la página de Facebook que he creado para complementar el club de lectura de mi blog y participar en un foro virtual proponiendo novedades.

- Manuel Tuccitano, nuestro querido amigo ya fallecido, creó un blog que puede considerarse como el agregador de todos aquellos que colaboran de forma habitual en la lectura: podéis verlo aquí. Quiero rendirle, desde aquí, justo recuerdo y homenaje. Con posterioridad a los que están en su agregador, se incorporó Leemos el Quijote, el blog en el que Mª Ángeles Merino recopila sus entradas.

- La Palabra de Burgos se hizo eco de nuestra lectura: pincha aquí para descargar la entrevista en pdf.

- El Correo de Burgos recogió el proyecto en enero de 2011 (aquí).


Os animo a mandarme imágenes que reflejen la iconografía cervantino-quijotesca o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la información posible sobre Cervantes y el Quijote. Sobre todo me gustaría publicar imágenes no usuales, aquellas de pequeños lugares.

También os pido que me remitáis autorretratos y retratos quijotescos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.