Recomendaciones para recitar

  1. Comprensión: es importante conocer bien lo que se recita. Aunque en una primera lectura no se comprenda todo, léelo varias veces, profundiza no sólo en su significado sino en la intención de las palabras que se dicen.

  2. Postura: no leas encorvado, ten erguido el tórax y la cabeza para que el sonido salga cómodamente del cuerpo.

  3. Ensayos: repite la lectura, ensaya. Graba tu recitado, escúchalo y repite corrigiendo. Haz que algunas otras personas te escuchen y te hagan críticas para mejorar.

  4. Vocalizar: normalmente pronunciamos de forma muy relajada cuando leemos informalmente, por el contrario, al recitar, tenemos que vocalizar de manera que se distingan perfectamente todos y cada uno de los sonidos de forma natural. Puedes pronunciar en cualquier variedad culta de andaluz o castellano.

  5. Velocidad: lee tranquilamente y despacio. Normalmente cuando leemos en voz alta, lo hacemos demasiado rápido. Prueba a hacerlo muy, muy lento. Verás que sale mejor.

  6. Pausas: no es obligatorio hacer pausa en todos los finales de verso. Se hacen pausas voluntarias que uno crea conveniente aunque no haya signo indicativo. Naturalmente, debes vigilar las pausas que además ya vienen indicadas con los signos de puntuación.

  7. Ritmo: no debes recitar todo a la misma velocidad y con la misma catilena, sino hacer pausas más largas y más cortas.

  8. Interpretar: las frases tienen distintas intenciones y a veces, distintos personajes; interpreta dramáticamente lo que dicen pero sin excesos.


Comments