Tarta tres chocolates

Ingredientes:

Para la base:

  • 1 paquete de galletas María.
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

Para la tarta:

  • 150 gr de chocolate negro.
  • 150 gr de chocolate con leche.
  • 150 gr de chocolate blanco.
  • 100 gr de azúcar.
  • 750 ml de leche.
  • 750 ml de nata para montar (35% de materia grasa).
  • 3 sobres de cuajada.

Además necesitaremos:

  • Un molde desmontable.
  • Acetato (opcional).

Elaboración:

De la base:

  • Trituramos las galletas junto con la mantequilla a temperatura ambiente. ¿Recordáis como ponerla en punto pomada? Aquí veíamos cómo hacerlo.
  • Encamisamos las paredes del molde con el acetato (opcional) y forramos la base con la mezcla de galleta y mantequilla. Acomodamos bien en el fondo con ayuda de una espátula o el culo de un vaso y reservamos. Esto es importante para que la capa de chocolate negro quede bien recta. Si en nuestra casa hace mucho calor es conveniente que reservemos en la nevera para que endurezca y no se mezcle con la primera capa de chocolate.

De la capa de chocolate negro:

  • Echamos en un cazo 150 ml de leche, 250 ml de nata y 50 gr de azúcar. Ponemos a fuego medio-alto y dejamos que se derrita el azúcar.
  • Disolvemos 1 sobre de cuajada en los 100 ml de leche fría restantes y, añadimos al cazo.
  • Removemos bien, sin parar, mejor con unas varillas y dejamos que alcance el hervor. Mantenemos al fuego unos segundos sin dejar de remover y apartamos del calor.
  • Añadimos el chocolate negro en trozos y removemos hasta que se derrita y se integre bien la mezcla.
  • Vertemos sobre la base de galletas.
  • Reservamos en la nevera.
  • Cuando haya enfriado un poco hacemos unas rayas en la superficie con un tenedor.

De la capa de chocolate con leche:

  • Echamos en un cazo 150 ml de leche, 250 ml de nata y 50 gr de azúcar. Ponemos a fuego medio-alto y dejamos que se derrita el azúcar.
  • Disolvemos 1 sobre de cuajada en los 100 ml de leche fría restantes y, añadimos al cazo.
  • Removemos bien, sin parar, mejor con unas varillas y dejamos que alcance el hervor. Mantenemos al fuego unos segundos sin dejar de remover y apartamos del calor.
  • Añadimos el chocolate con leche en trozos y removemos hasta que se derrita y se integre bien la mezcla.
  • Vertemos esta capa sobre la anterior, que debe estar un poco cuajada y rayada con el tenedor. Para que no se nos mezclen las capas, vertemos la mezcla encima de la otra capa pero poniendo una cuchara sopera que amortigüe el chorro. Como vemos en las imágenes.

De la capa de chocolate blanco:

  • Echamos en un cazo 150 ml de leche y 250 ml de nata. Ponemos a fuego medio-alto.
  • Disolvemos 1 sobre de cuajada en los 100 ml de leche fría restantes y, añadimos al cazo.
  • Removemos bien, sin parar, mejor con unas varillas y dejamos que alcance el hervor. Mantenemos al fuego unos segundos sin dejar de remover y apartamos del calor.
  • Añadimos el chocolate blanco en trozos y removemos hasta que se derrita y se integre bien la mezcla.
  • Vertemos esta capa sobre la anterior, que debe estar un poco cuajada y rayada con el tenedor. Para que no se nos mezclen las capas vertemos la mezcla encima de la otra capa poniendo una cuchara sopera que amortigüe el chorro. Como vemos en las imágenes.

Para terminar:

  • Dejamos enfriar en la nevera hasta el día siguiente o hasta que haya cuajado y desmoldamos con cuidado.
  • Quitamos el acetato y decoramos al gusto espolvoreando un poco de cacao en polvo por ejemplo. Si vais a hacer ésto, espolvoreadlo a través de un colador, para que se disperse mejor.

Notas. 

  • Separamos 100 ml de leche fría para disolver mejor la cuajada. Si lo hiciéramos en líquido caliente saldrían grumos, igual que pasa con la maizena. 
  • Es importante trabajar rápido para que no cuajen las mezclas antes de echarlas en el molde.
  • También es importante que la capa anterior haya cuajado ligeramente para que no se mezclen las capas así que, entre capa y capa acordaos de reservarla en la nevera. 
  • A la hora de llevar la cuajada al hervor no mezcléis muy fuerte con las varillas o saldrán burbujas de aire que cuajarán posteriormente, como me ha pasado a mí con la última capa. No pasa nada, pero queda mejor lisita. 
  • Si por lo que sea se os pasa el cuajado y no habéis echado aún la mezcla en el molde agarrad la turmix y deshaced los grumos así, directamente en el cazo para no perder más tiempo. De esta forma nos saldrán burbujitas de aire, pero mejor eso que grumos.
  • La tarta "original" es así, la capa negra queda debajo y la  blanca arriba. Yo la suelo hacer al revés por una razón muy sencilla. Así no tengo que lavar el cazo 3 veces. Si empezamos por la negra debemos de lavar el cazo para que no manche las siguiente capas más claras. De la otra forma no hace falta, porque el negro cubrirá el color del chocolate con leche y el de con leche cubrirá el del blanco. Llamadme vaga pero es mucho más cómodo.
Comments