Tallarines con pesto

Ingredientes (para 2 personas):

  • 160 gr de tallarines.
  • 6 langostinos.
  • 1 cucharada sopera de piñones.
  • Salsa pesto (las cantidades de la receta).
  • Aceite de oliva virgen para marcar los langostinos.

Elaboración:

  • Preparamos la salsa pesto como vimos el otro día, y reservamos en la nevera.
  • Cocemos los tallarines siguiendo los tiempos especificados en el paquete y teniendo en cuenta las indicaciones básicas a la hora de cocer la pasta de las que ya hablamos.
  • Mientras se cuecen los tallarines pelamos los langostinos. Les quitamos el intestino. Esto es importante para que al masticar no parezca terroso. Y los hacemos en la sartén. Echamos dos cucharadas de aceite de oliva y ponemos a fuego medio-alto. Cuando esté bien caliente, hacemos los langostinos, apenas un minutos por cada lado. Procuramos que cojan un color bonito, para eso es importante que estén bien secos, para que no cuezan. No los hacemos más tiempo o endurecerán.
  • Al mismo tiempo tostamos los piñones en otra sartén, sin aceite y a fuego medio para que no se quemen. El tostado intensifica el sabor. Reservamos.
  • Cuando los tallarines estén hechos, reservamos un vaso del agua de cocción y  los sacamos y escurrimos. NO LOS REFRESCAMOS. Disponemos en cada plato.
  • Mezclamos el pesto con dos cucharadas del agua de cocción para que resulte más fácil mezclarlo con la pasta. Echamos dos cucharadas de agua de cocción de la pasta por cada 100 gr de pesto.
  • Mezclamos los tallarines con un par de cucharadas soperas bien colmadas de salsa pesto y coronamos con los langostinos y los piñones.
  • Servimos inmediatamente.

Notas. 

  • Poco más que decir para este plato aparte de los mencionados en los apartados de cómo cocer pasta correctamente  y salsa pesto.
  • Os recomiendo usar pasta fresca antes que pasta seca, está mucho más buena y el tiempo de cocción se reduce a la mitad. En este caso quizá sea mejor que dejéis preparados los langostinos y los piñones antes de cocer la pasta, para que no se nos pase. Recordad que LA PASTA NUNCA HA DE ESPERAR POR LA SALSA. Echad un vistazo a las indicaciones que vimos en su día.
  • Para hacer pasta al dente es preferible sacarla del agua cuando esté cocida un punto menos porque, al no refrescarla, se sigue cociendo una vez fuera del agua con el calor residual.
  • Si no podemos hacer la pasta en el momento, podemos hacerla con antelación pero, para ello, sí debemos refrescar la pasta una vez cocida y, le echaremos una cucharada de aceite de oliva (distribuyéndola bien para impregnar toda la pasta) para que no se peguen los tallarines entre ellos.
Comments