Salmón marinado

Ingredientes:

  • 1 kg de salmón.
  • 125 gr de sal gorda.
  • 140 gr de azúcar.
  • 5 gr de mezcla de 5 pimientas.
  • 5 gr de eneldo seco.


Elaboración:

  • Lavamos y secamos bien el lomo de salmón. Reservamos.
  • Machacamos la pimienta groseramente en un mortero y hacemos una mezcla con la sal, el azúcar y las especias.
  • Colocamos el salmón en una bandeja o fuente apropiada en tamaño y cubrimos con la mezcla.
  • Cubrimos con papel film y reservamos en la nevera durante 24 horas.
  • Pasado este tiempo retiramos toda la marinada del salmón y lo lavamos bien bajo el grifo de agua fría. Secamos con un paño limpio y usamos.
  • Si no vamos a usar el salmón en el momento lo conservaremos envuelto en un paño limpio en la nevera.

Notas.

  • Para usarlo lo cortamos como prefiramos. Podemos cortarlo como veis en la foto sacando finas láminas para comer sólo, en ensalada, con queso fresco... en dados, o como más nos guste.
  • Para quitar la piel lo haremos como vemos en las imágenes. Pasamos un cuchillo bien plano entre la piel y la carne mientras agarramos la piel con la otra mano y tiramos ligeramente. Como veis la punta de la cola queda mucho más seca porque al ser una zona con muy poca carne se cura demasiado. Por eso me ayudo cortando a partir de ahí para sujetar la piel del salmón y quitarla más fácilmente.
  • La mezcla de especias es opcional, podéis usar las que más os gusten. Eso sí, la mezcla de azúcar y sal es impepinable. Ahí no hay tutía. Ya veis que la diferencia en la proporción es mínima, así que si no os acordáis de estas medidas podéis usar la misma proporción de sal que de azúcar. Tan sólo recordad que un cuarto de kilo de la mezcla nos da de sobra para 1 kilo de salmón. ¿Y si aún así me sobra? No pasa nada, puede guardarse en un bote hermético para futuras marinadas. Pero siempre, siempre, sin usar.
  • El margen de tiempo del marinado va al gusto del consumidor. Cuanto más tiempo lo tengamos más curado estará. De todas formas se puede acortar el tiempo marinando el salmón en pedazos. En principio calculad a día por kilo. Para un lomo de 1 kilo lo dejamos 24 horas, un lomo de 2 kilos lo dejamos 2 días... Pero aún así tampoco es necesario dejarlo este tiempo, con unas horas nos basta (6-8 horas). Depende del nivel de cocinado que queráis. Veremos que ya está curando cuando rezuma el líquido del salmón. Eso es porque la sal extrae los jugos. Así que a partir de ahí probad y encontrad vuestro punto perfecto.
Comments