Risotto de trigo sarraceno con guisantes

Ingredientes (para dos personas):

  • 160 gr de trigo sarraceno.
  • 120 gr de guisantes congelados.
  • 1/2 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 70 gr de setas shiitake.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 50 gr de vino blanco.
  • 320 gr de agua caliente (si la pesas). Si no, echa 320 ml, en estas proporciones no es relevante.
  • 2 cucharadas de leche de coco de lata.
  • 2 cucharadas de levadura nutricional.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1/2 cucharadita de curry en polvo.

Elaboración:

  • Pon el trigo sarraceno a remojo toda la noche, o un mínimo de 4 horas. De este modo eliminamos antinutrientes y conseguimos que la cocción sea más breve.
  • Cubre los guisantes congelados con agua caliente y reserva.
  • Pela y pica la cebolla y los dientes de ajo en brunoise.
  • Limpia las setas con un paño húmedo y córtalas en tiras. 
  • Pon una sartén a fuego medio-alto con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y, cuando esté caliente, añade el ajo picado y las setas. Haz un par de minutos hasta que agarren color y reserva en un plato.
  • En la misma sartén (sin lavar), añade dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y, cuando esté caliente, añade la cebolla y una pizca de sal. De este modo, la cebolla sudará y se hará antes. Haz durante 5 minutos hasta que la cebolla esté transparente.
  • Echa el trigo sarraceno lavado y escurrido. Integra y, cuando vuelva a subir la temperatura, añade el vino blanco. 
  • Remueve hasta que se evapore el vino y añade las setas reservadas. 
  • Vierte la mitad del agua (160 gr) bien caliente e integra. Cuece a fuego  medio y remueve de vez en cuando hasta que se evapore el agua.
  • Añade los guisantes escurridos, y la mitad de agua restante (160 gr) bien caliente.Cuece a fuego medio mientras remueves hasta que se evapore casi por completo.
  • Añade la sal y el curry. Integra y vierte la leche de coco y la levadura nutricional. Remueve hasta tener una consistencia cremosa y sirve.

Notas. 

  • La cantidad de agua es orientativa, ya que depende mucho del tiempo que el trigo sarraceno ha estado a remojo. Cuanto más tiempo haya estado, más hidratado estará y menos agua necesitará en la cocción. Es cuestión de ir probando.
  • Si es la primera vez que haces la receta, echa la sal después de la levadura nutricional. Ya que la levadura tiene un sabor salado, y quizá no te haga falta la sal. 
  • Utiliza el tipo de setas que quieras. Setas, champiñones... Y las hortalizas que te apetezcan. Recuerda que lo divertido de la cocina es probar hasta dar con nuestra versión perfecta.
  • El risotto de trigo sarraceno no queda apelmazado como el de arroz, así que puedes prepararlo con antelación.

 

Comments