Puré de patata y manzana

Ingredientes:

  • 2 patatas.
  • 1 manzana.
  • 25 gr de mantequilla.
  • Sal.
  • Pimienta blanca.
  • Nuez moscada.

Elaboración:

  • Pelamos y picamos la patata y las manzanas en cubos, ni muy grandes ni muy pequeños, hacemos una especie de mirepoix.
  • Ponemos en una olla y cubrimos con agua fría con una cucharadita de sal.
  • Cocemos durante 15-20 minutos a partir de que el agua comience a hervir.
  • Cuando estén blandas escurrimos el agua y, en un bol, echamos la mezcla con la mantequilla. Como la patata y las manzanas están calientes ésta se fundirá sola y se integrará.
  • Machacamos la mezcla con un tenedor o pasamos por un pasapurés (de esta forma quedará más fino).
  • Ponemos a punto de sal, pimienta y nuez moscada. Como veis también le he echado un poco de romero, porque le iba muy bien con el plato que os enseñaré el viernes :)

Notas.

  • ¿Qué variedad de manzana usar? Yo he usado Pink Lady porque eran las únicas que tenía. Me gustó porque le dio un toque ácido, pero podéis usar las que más os gusten.
  • La patata mejor que sea de una variedad harinosa, como Baraka, Desiree, Monalisa... pero si os soy sincera yo lo hago siempre con las que tengo por casa (las que pillo que son aptas para cocer y freír) y me sale genial.
  • Es mejor hacer el puré de patata con las patatas sin pelar, pierden menos almidón, por lo que el puré queda más suave y menos aguado, pero al incluir también manzana me pareció un poco engorroso hacerlo así, porque no controlo el tiempo de cocción de manzanas enteras. Así os aseguro que también queda perfecto.
  • ¡Ojo! Al hacer el puré con las patatas picadas debemos cortar las patatas, no romperlas. Si las rompemos o escachamos pierden mucho más almidón, resultando un puré mucho menos sabroso y más granuloso.
  • En su día vimos que si el puré de patata queda duro por no usarlo al momento, lo podemos aligerar con leche caliente. En este caso no hace falta, porque la mayor cantidad de agua que incorpora la manzana y el diferente método de cocción hace que resulte blando.
  • Ya lo vimos en su día pero me gustaría repetirlo para que quede claro. El puré de patata NO SE TRITURA. Si lo pasáramos por la batidora cogería elasticidad, cogería liga que se dice, resultando pegajoso. Por eso usamos un pasapurés o machacamos con un tenedor.
Comments