Pote asturiano

Ingredientes:

  • 250 gr de berza.
  • 400 gr de fabas hechas.
  • 1 patatas pequeñas.
  • 1 chorizo.
  • 1 morcilla.
  • 1 trozo de lacón.
  • 1 trozo de panceta.

Elaboración:

  • La noche anterior dejamos el trozo de lacón en agua fría para desalarlo.
  • Quitamos el pedúndulo a la berza y la lavamos.
  • La escaldamos 5 segundos en agua hirviendo y refrescamos inmediatamente en un baño de agua fría, preferiblemente con hielo para cortar la cocción más rápido.
  • Escurrimos del agua y cortamos groseramente. Reservamos.
  • En una olla ponemos el lacón, la panceta y el chorizo y morcilla pinchados unas cuantas veces con un cuchillo para que no revienten en la cocción. Como hacíamos en la fabada.
  • Cubrimos con agua fría con un dedo de agua por encima y llevamos a ebullición. Cuando alcance el hervor desespumamos y añadimos la berza. Bajamos a fuego medio y dejamos hacer 30 minutos hasta que la verdura esté tierna.
  • En este momento añadimos las patatas peladas y escachadas, ¿recordáis lo que era? Lo veíamos en el marmitako, se echan así para que engorde más el caldo. Y echamos también cuatro cucharadas soperas colmadas de fabas.
  • Dejamos hacer 15 minutos a fuego medio hasta que ablanden las patatas.
  • En ese momento añadimos el resto de fabas. Ponemos a punto de sal, dejamos cocer un par de minutos más y apartamos del fuego.
  • Dejamos reposar 10 minutos y servimos.

Notas.

  • El pote asturiano, al igual que la fabada, está mejor de un día para otro.
  • Es probable que durante la cocción nos quedemos escasos de agua. No pasa nada, añadimos más y listo. Eso sí, en este caso la echaremos caliente para que no pierda temperatura.
  • Echamos unas cucharadas de fabas antes para que rompan y engorden el caldo. Pero podemos no hacerlo así y que quede más ligero.
  • Para que quede menos grasiento, igual que comentábamos con la fabada, podemos hervir el compango un minuto en una olla aparte antes de usarlo para el guiso. Así quitamos gran parte de la grasa.
  • Escaldamos la  berza antes para quitarle amargor, pero podemos echarla directamente si nos gusta más fuerte. Es habitual dar este hervor previo también para que conserve un verde más intenso.
Comments