Pollo asado al limón y romero

Ingredientes:

  • 1 pollo de 1kg y medio aproximadamente.
  • 1 cebolla o 1 trozo de cebolla (lo que tengas y quieras, yo he aprovechado un trozo que tenía desperdigado).
  • 3 ajos.
  • 3 - 4 ramas de romero fresco.
  • 200 ml de vino blanco.
  • 1 limón.
  • Sal.
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

  • Enciende el horno a 180º para precalentarlo, calor arriba y abajo.
  • Pela la cebolla y córtala en juliana, gordita, no hace falta que sea fina, se hará de todas formas en el horno. Colócala en la bandeja de horno donde harás el pollo.
  • Lo primero que debes hacer limpiar bien el pollo por dentro con papel de cocina humedecido. Y aprovechar para limpiarlo por fuera también. Hay quien lo lava debajo del grifo con agua y quien no lo hace. Lo dejo a tu elección.Aprovecha también para quitar alguna pluma si no estuviera del todo limpio. Cuando este bien limpio, sécalo. 
  • Una vez que tengas el pollo limpio úntalo con aceite de oliva virgen extra. Ayúdate con un pincel o con las manos bien limpias.  Después salpimenta.
  • Pela los ajos y échalos en un mortero junto con las hojas de una ramita de romero,  una cucharadita de aceite de oliva y una pizca de sal. Machaca toscamente, no importa que queden trozos grandes.
  • Mete esta mezcla por el culillo del pollo. Parte el limón a la mitad e introdúcele también una de las mitades.
  • Dispón las ramas de romero en la fuente.
  • Coloca el pollo en la fuente, encima de la cebolla y riégalo con el zumo del medio limón sobrante y con el vino blanco.
  • Introduce en el horno y deja hacer durante 1 hora y 40 minutos. El truco como ya sabes es sacarlo cada 20 minutos, para esto vendrá genial un reloj de cocina. Haz 20 minutos y riega, hazlo dos veces más y a la tercera vez dale la vuelta al pollo (que ya estará tostadito por arriba) y haz los últimos 40 minutos con su intervalo de riego a los 20 minutos. Finalmente sácalo del horno.
  • Saca el limón al pollo y lo córtalo. ¿Recuerdas cómo? Aquí lo veíamos. Cortar un pollo asado es exactamente igual que cortar un pollo crudo. La única diferencia es que el pollo asado no podemos cortarlo con tijeras o nos pondríamos perdidos. ¿Lo mejor de cortar un pollo asado? Que al estar cocinado se desprende con muchísima facilidad. Apenas tenemos que separar las piezas un poquito y rematar con el cuchillo.
Nota. Puedes añadir unas patatas a la elaboración, quedarán muy buenas. Haz unas patatas panadera y ponlas debajo del pollo, con la cebolla. Al igual que hacíamos con el pescado, pero esta vez sin freír previamente ya que tendrán tiempo de sobra de hacerse en el horno.
Comments