Pollo a la villaroy

Ingredientes:

  • 4 filetes de pechuga de pollo (de 1 cm de grosor aprox).
  • 40 gr de aceite de oliva o mantequilla o combinación de ambos.
  • 40 gr de harina.
  • 400 ml de caldo de pollo.
  • 1/2 cebolla.
  • 4 champiñones.

Para el rebozado:

  • Harina.
  • Huevo batido.
  • Pan rallado.

Además necesitarás:

  • Aceite de oliva para freír.

Elaboración:

  • Comienza fileteando las pechugas de pollo si es que no lo han hecho en la carnicería y ponlas a punto de sal y pimienta por ambos lados.
  • Pon una sartén a fuego medio-alto con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen aproximadamente y cuando esté bien caliente fríe las pechugas por los dos lados. Has de darle la cocción que quieras que tenga porque luego, al estar rebozadas, no se van a cocinar más por dentro.
  • Mientras se hacen los filetes pela y pica la cebolla en brunoise. Reserva.
  • Limpiar los champiñones con un paño húmedo, córtalos a la mitad, lamínalos y reserva.
  • Una vez cocinado el pollo resérvalo y añade a la sartén SIN LIMPIAR los 40 gr de aceite o mantequilla o combinación de ambos. La mantequilla resiste menos temperatura que el aceite y se quema con facilidad, pero si la combinamos con aceite de oliva ampliamos su umbral.
  • Cuando haya cogido temperatura añade la cebolla picada y una pizca de sal para que sude y se poche antes.
  • Pasados 5 minutos añade los champiñones y deja hacer hasta que esté blandito.
  • Mientras se hace prepara una bandeja que se adapte al tamaño de los 4 filetes de pollo. Cúbrela con papel film y úntala con un poquito de aceite con la ayuda de un pincel.
  • Cuando la cebolla y los champiñones estén listos agrega la harina, dale unas vueltas y cocínala bien para que pierda el sabor a crudo.
  • Cuando la harina esté bien cocinada añade poco a poco el caldo de pollo. Remueve bien mientras lo integras. Pon a punto de sal y sigue cocinando hasta tener una textura espesa.
  • Echa la mitad de la salsa sobre la fuente que habías preparado antes, coloca los filetes de pollo encima, y cubre con el resto de salsa. Reboza bien todos los filetes con esta salsa y deja reposar un par de horas en la nevera o hasta que coja cuerpo.
  • Separa los filetes con ayuda de una espátula o un filete y reboza. Pasa por harina, huevo y pan rallado.
  • Fríe en abundante aceite caliente por los dos lados y retira el exceso de aceite colocando los filetes sobre papel absorbente de cocina.
  • Sirve en caliente con la guarnición que elijas.

Notas.

  • Como te he dicho esta es mi versión, así que modifica según tus gustos. Ya ves que ni las recetas que creemos estándar las hacen todos los cocineros por igual.
  • Ten en cuenta que la villaroy no se empleaba exclusivamente para napar pollo. Prueba con lo que quieras, otras aves, huevos, pescados, mariscos...
Comments