Pechuga de pavo rellena

Ingredientes (para 3 personas):

  • 1 pechuga de pavo abierta para rellenar (500 gr)
  • 2 huevos.
  • Jamón serrano en lonchas finas.
  • Queso en lonchas.
  • Frutos secos (piñones, ciruelas pasas, nueces, pasas...).
  • Sal y pimienta blanca.

Para la salsa:

  • 1 cebolla.
  • 1 ajo.
  • Aceite de oliva.
  • 1 vaso de vino blanco (200 ml).
  • 1 vaso de agua.

Elaboración:

  • Comienza por los ingredientes de la salsa para que se vayan haciendo mientras preparas la pechuga.
  • Corta la cebolla en juliana fina y el ajo en láminas. Rehoga en una cazuela con unas cucharadas de aceite de oliva. Añade una pizca de sal (para ayudar a sudar a la cebolla) y deja hacer a fuego suave hasta que la cebolla esté blanda y translúcida. Si pones la tapa de la cazuela se hará antes, por la concentración del vapor. Una vez pochado todo saca la cebolla y el ajo de la cazuela y reserva.
  • Ponte con la pechuga mientras se rehogan la cebolla y el ajo.
  • Haz una tortilla francesa fina con cada huevo (huevo batido con un poco de sal cuajado en sartén). Como la pechuga de pavo es más grande que la de pollo te llevará dos tortillas. No hagas una de dos huevos porque tendrías que hacerla en una sartén grande (para que el grosor sea el mismo) y recortarla para encajarla en la pechuga. Es más fácil hacer dos tortillas.
  • Salpimenta la pechuga por ambos lados y estírala sobre la encimera. Cubre con las tortillas francesas. Toda la superficie menos un par de centímetros de un lado (para que no se salga el relleno, al enrollar arrastra).
  • Sobre la tortilla coloca las lonchas de jamón serrano, y sobre éste las de queso.
  • Pica los frutos secos y coloca por encima.
  • Enrolla la pechuga por un extremo, el que hemos cubierto por completo y brida.
  • Para hacer la pechuga rellena primero la márcala (fríela a fuerte fuerte hasta que esté dorada) y luego cuécela a fuego lento.
  • Empieza. Marca la pechuga en el aceite en el que has pochado la cebolla y el ajo (recuerda que la habías sacado de la cazuela y reservado). Marca primero los extremos, para evitar que se salga nada y después dórala por todas partes.
  • Cuando tenga un color dorado (un color bonito, a tu gusto), riega con el vaso de vino y el vaso de agua y añade la cebolla y el ajo reservados. El caldo ha de llegar al menos a la mitad de la pechuga.
  • Cuece durante 40 minutos aproximadamente a fuego lento. Los primeros 20 minutos cuécela con la tapa puesta. Pasados esos 20 minutos, da la vuelta a la pechuga y quita la tapa, para que reduzca la salsa.
  • Pincha la pechuga para comprobar que esté tierna. Si es así y la salsa no ha reducido lo suficiente saca la pechuga para no sobrecocer el pavo.
  • Tritura la salsa y devuelve a la cacerola.
  • En el momento de servir, quita el cordel al pavo y corta en rodajas. Te recomiendo cortarla con un cuchillo liso, no de sierra, la sierra desmenuza la carne y le deja un aspecto bastante feo.

Notas.

  • Como ves apenas pongo cantidades porque va al gusto de cada uno. Más o menos cargado. Recuerda no sobrecargar de relleno o no cerrará bien.
  • La pechuga ha de estar abierta de forma que quede un filete grande fino, si no resultará un poco seca.
  • Puedes rellenarlo de cualquier cosa, teniendo en cuenta que, si quieres rellenarla de algo que requiera cocción (por ejemplo, carne picada), debes hacer la cocción antes. De otra forma el grosor de la pechuga hará que no se cocine.
Comments