Pasta choux

Ingredientes:

  • 125 ml de leche.
  • 125 ml de agua.
  • 100 gr de mantequilla.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 200 gr de harina de trigo floja.
  • 4 huevos.

Elaboración:

  • Ponemos en un cazo el agua, la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar. Llevamos a fuego medio-alto hasta que se derrita la mantequilla y esté todo perfectamente integrado. 
  • Subimos el fuego y, cuando alcance el punto de ebullición, añadimos la harina de golpe (previamente tamizada) y removemos con una cuchara de madera o espátula. Hacemos durante unos minutos al fuego mientras removemos para que no se pegue. Se trata se cocinar la harina y secar la mezcla.
  • Cuando la mezcla se compacte, se haga una bola, apartamos del fuego y cambiamos de recipiente para que enfríe. Dejamos reposar 5 minutos.
  • Añadimos los huevos uno a uno a la masa. Primero uno y removemos bien hasta que se integre. Al principio parecerá que se disgrega la masa, es así, pero a base de remover se homogeneiza.
  • Cuando el huevo se haya integrado del todo añadimos el siguiente. Y así con los 4.
  • Solo nos queda usarla para lo que queramos.
  • Podemos hacerla al horno o frita en la sartén. De una forma u otra la escudillaremos para darle forma.
  • En horno. Hacemos durante 20 minutos a 210ºC-220ºC. Si vemos que dora demasiado abrimos un poco la puerta del horno una vez que hayan pasado esos 20 minutos. Si hemos hecho porciones bastante grandes bajaremos la temperatura a 150ºC-160ºC y haremos otros 5-10 minutos más.
  • En aceite. Los freímos en aceite de oliva (yo uso virgen, ya lo sabéis, pero podéis usar aceite de oliva suave o de girasol) a una temperatura lo suficientemente alta para que se hagan pero no tanto como para que se queden crudos por dentro y tostados por fuera. Podemos poner una temperatura más bajita al principio (unos 150ºC) y, cuando hayan inflado, subir un poco para que doren. Sacamos, escurrimos sobre papel de cocina para quitar el exceso de aceite y rebozamos en azúcar.

Notas.

  • Como decíamos puedes sustituir la leche por agua, es decir, hacer la receta con 250 ml de agua. 
  • Es importante tamizar la harina para evitar la formación de grumos.
  • Como siempre os digo, cada horno es un mundo, el mío con 20 minutos dejó lista la masa. Pero si no estáis seguros de que esté hecha, sacad una porción de masa y probad. Si está cruda por dentro dejadlo un poquito más en el horno a 160ºC para que no tuesten demasiado.
  • Si queréis que la masa horneada quede brillante, o un poco más dorada, pintadla con huevo batido.
Comments