Mejillones al vapor

Ingredientes:

  • Mejillones.
  • Vino blanco (opcional).

Elaboración:

  • Limpia muy bien los mejillones. Para ello quita las barbas que sobresalen del mejillón cerrado. Agarra y tira de ella mientras la mueves arriba y abajo. De esta forma la sacarás de dentro del mejillón. Además con un cuchillo raspa los restos adheridos a las conchas. También puedes ayudarte con el estropajo. Finalmente lávalos muy bien debajo del chorro de agua fría.
  • Los mejillones que estén abiertos o rotos deséchalos, como el que ves en la imagen.
  • Una vez bien limpios (y sin falta de secarlos) ponlos en un rondón, amplio, para que no se amontonen demasiado. Tapa y pon a calentar a fuego alto.
  • En el momento que oigas que la temperatura está alta y suene una especie de hervor (una especie de fsssss), deja hacer 2 minutos. Apaga el fuego, espera 1 minuto más y levanta la tapa. Retira los mejillones que ya estén abiertos. Si ves que queda alguno deja éstos un minuto más. Los mejillones que no se abran deséchalos.
  • Quita una parte de la concha y sirve el mejillón sobre la otra mitad con limón.

Notas.

  • Como ves no hace falta echar líquido para abrir los mejillones, ya que éstos sueltan mucha agua. Aún así puedes echar en el rondón antes de verter los mejillones un poquito de agua o de vino blanco para darle sabor.
  • El caldo de los mejillones no lo tires. Servirá para reforzar el sabor de sopas, salsas, arroces... Puedes congelarlo en cubiteras, en bolsas de congelar o en frascos, como hacíamos con el caldo de pollo.
Comments