Marmitako de atún

Ingredientes (para 3 personas):

  • 500 gr de atún.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento verde.
  • 2 ajos.
  • 3 patatas medianas.
  • 200 gr de tomate triturado.
  • cucharada sopera colmada de pulpa de pimiento choricero.
  • 2 cayenas.
  • 500 ml de fumet.

Elaboración:

  • Ponemos una cazuela a fuego medio y sofreímos la cebolla, los ajos y el pimiento verde previamente pelados y cortados en brunoise.
  • Cuando esté todo bien pochado, ya sabéis, la cebolla translúcida y blanda y el pimiento blando también, añadimos el tomate triturado. Mezclamos bien y dejamos hacer un par de minutos.
  • Añadimos las patatas peladas y escachadas (para que suelten más almidón y engorden el caldo) e integramos con la mezcla.
  • Agregamos la pulpa de pimiento choricero y mezclamos bien. Sofreímos todo durante un minuto.
  • Echamos también las cayenas pinchadas en un palillo para poder recuperarlas bien después.
  • Vertemos el fumet bien caliente. Tenemos que dejar hacer unos 15-20 minutos, hasta que ablanden las patatas. Durante este tiempo marcamos el atún.
  • Cortamos el atún en tacos y los freímos en una sartén a fuego alto con muy poco aceite. Sólo queremos que cojan un bonito color por fuera y que queden crudos por dentro, se acabarán de hacer en el guiso. Reservamos en un plato.
  • Cuando las patatas estén cocidas, sacamos las cayenas y añadimos los tacos de atún. Acomodamos bien en la olla y dejamos hacer 2 minutos más.
  • Apartamos del fuego, ponemos a punto de sal y dejamos reposar hasta servir.
  • Servimos con un poco de perejil picado espolvoreado por encima.

Notas.

  • Es importante que el atún se eche cuando las patatas ya estén en su punto. La cocción del atún ha de ser muy breve para que no se seque y endurezca, no hay quien coma un trozo de atún como la suela del zapato.
  • Si no os atrevéis con la cayena (con las 2 que echo yo le da un puntito alegre), echad menos o sustituirlo por unas gotas de tabasco. Hay que ir vigilando el toque picante de la cayena ya que, cuanto más tiempo esté en el guiso, más picará. Por eso, si os da miedo que se os pase utilizad tabasco, que es más fácil de controlar. Tan sólo hay que ir echando unas gotas e ir probando.
  • En cuanto a la cantidad de caldo id probando, no echéis el medio litro del tirón. ¿Por qué? Como veis las medidas son muy relativas. Una cebolla, un pimiento... Hablamos de cantidades estándar. Todos distinguimos entre una cebolla tamaño normal y una cebolla tamaño cabeza, pero aun así, seguro que difiere la vuestra de la mía (la cebolla, no la cabeza, aunque ésta también). Así que, estos ingredientes de más o menos, engordarán más o menos el guiso. Así que echad fumet hasta cubrir las patatas holgadamente y luego id añadiendo más si lo queréis más caldoso.
  • Huelga decir que podemos hacer este mismo plato con bonito, en vez de con atún, pero... os voy a contar un secreto. ¡Con atún está cojonudísimo! 
Comments