Flan de huevo

Ingredientes:

Para el caramelo:

  • 150 gr de azúcar.
  • 4 cucharadas de agua.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.

Para el flan:

  • 1 litro de leche.
  • 8 huevos medianos.
  • 210 gr de azúcar.

Elaboración:

Del caramelo:

  • Echamos en un cazo todos los ingredientes, el azúcar, el agua y el zumo de limón colado. Lo removemos bien hasta integrarlo y lo acomodamos en el fondo del cazo. Lo ponemos a fuego medio y no lo volvemos a tocar.
  • Cuando el caramelo tenga un color dorado lo apartamos del fuego y lo vertemos en el molde o los moldes que vayamos a usar.
  • Movemos los moldes con rapidez para que se distribuya el caramelo por el fondo y reservamos.

Del flan:

  • En un bol amplio, o en el vaso de la batidora si es lo suficientemente grande, echamos todos los ingredientes y batimos con la batidora hasta que quede homogéneo.
  • Vertemos en los moldes con caramelo (una vez duro) y cubrimos con papel de aluminio para evitar que entre agua. Es conveniente no llenar los moldes del todo para que el papel no toque la mezcla.
  • Lo ponemos al baño María (echamos agua hasta la mitad de la altura de los moldes) y los metemos al horno a 160ºC (horno precalentado) durante 40 minutos. También lo podemos hacer en los fogones del mismo modo. El tiempo será el mismo, aunque comprobaremos por si acaso. Para comprobar destapamos el papel y pinchamos en el centro con un palillo. Se suele decir que está hecho cuando el palillo sale limpio pero no es del todo cierto. Si sale un poco manchado, solo un poco, lo podemos sacar también, porque terminará de cuajar mientras enfría. ¡Pero solo un poco!
  • Sacamos del agua con ayuda de un guante de cocina y dejamos enfriar.
  • Cubrimos con papel film y reservamos en la nevera hasta que los vayamos a consumir.
  • Papel desmoldarlos tan sólo tenemos que pasar el filo de un cuchillo por las paredes del flan, y volcarlo en un plato.

Notas.

  • Los moldes que he usado para estos flanes son los típicos de 125 ml. Para moldes más grandes necesitaremos más tiempo. 
  • Como hemos dicho es habitual que el flan  se pinche como los bizcochos para comprobar que está hecho. Es decir, si el palillo sale limpio es que está. Yo no lo recomiendo. El flan suele quedar más rico y más ligero cuando el palillo todavía mancha un poco, ya que sigue cuajando una vez fuera del fuego, así que guiaos por el tiempo. De todas formas, digo lo mismo que siempre, probad y probad hasta dar con vuestro punto perfecto.
  • Si queréis añadir algún aroma basta con echarlo en la leche e infusionarla. Echamos vainilla, canela, cáscara de limón, cáscara de naranja... a la leche y la ponemos al fuego hasta que esté a punto de hervir. En este momento la apartamos del fuego y la dejamos reposar tapada 20 minutos. Colamos, dejamos entibiar para que no cuaj el huevo al añadirlo y hacemos la receta como de costumbre.
  • Para amortiguar la ebullición del baño María (por si no estamos atentos y se nos pasa) ponemos un papel o un paño en el recipiente antes de echar el agua del baño. En el suelo del recipiente, debajo de los moldes.
Comments