Ensalada de garbanzos

Ingredientes (para dos personas):

  • 150 gr de garbanzos.
  • 1 zanahoria.
  • 1 puerro.
  • 1 trozo de apio.
  • 1/4 de cebolla tierna.
  • 1 trozo de pimiento verde.
  • 1 lata de atún al natural (de las grandes o dos latas de las pequeñas).
  • 1/2 aguacate.
  • huevo cocido.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Vinagre balsámico.
  • Sal.
  • Ajedrea.

Elaboración:

  • La noche anterior ponemos los garbanzos a remojo en agua tibia. El agua ha de ser abundante porque los garbanzos van a duplicar su volumen.
  • Al día siguiente cocemos los garbanzos. Para ello los escurrimos del agua de remojo y reservamos.
  • En una olla con abundante agua echamos la zanahoria pelada y partida en dos, el puerro partido en dos, el apio, y una cucharadita de sal. Llevamos a ebullición.
  • Cuando el agua hierva añadimos los garbanzos. Los cocemos durante dos horas manteniendo una ebullición suave y constante. Si nos quedamos sin agua agregaremos más agua caliente, NUNCA FRÍA, para que no pierda el hervor. Hablamos de ese hervor que saca burbujitas (un hervor suave), no del hervor a borbotones.
  • Vamos probando los garbanzos y, cuando estén tiernos (a las 2 horas aproximadamente) apartamos del fuego. Escurrimos el agua y reservamos los garbanzos. 
  • Echamos los garbanzos en un bol y añadimos el resto de ingredientes. La cebolla y el pimiento en brunoise, el tomate en concassé y el aguacate y el huevo cocido también en forma de dados. Escurrimos el agua del atún, lo desmigamos y lo añadimos también.
  • También vamos a aprovechar la zanahoria de la cocción. La picamos en dados y la echamos con todo. 
  • Preparamos ahora una vinagreta sencilla. Echamos en un vaso 3 partes de aceite de oliva virgen, 1 de vinagre balsámico y una pizca de sal. Emulsionamos bien y regamos la ensalada con ella.
  • Espolvoreamos con una pizca de ajedrea, que va muy bien con las legumbres, o con la especia que queramos. 
  • Y decoramos con un poco de sal negra (opcional).

Notas.

  • Como veis no he enfriado los garbanzos. Lo he hecho porque, como la época no acompaña, seguro que preferimos una ensalada templada. En este caso aseguraos de que los ingredientes de la ensalada estén a temperatura ambiente y no de nevera. Además, antes de añadir el aguacate echadle unas gotitas de limón, ya que el calor no le va nada bien para la oxidación.
  • Si os apetece una ensalada más fresquita tan sólo debéis dejar enfriar los garbanzos o enjuagar con agua fría una vez cocidos y escurrirlos bien antes de usar.
  • Si no os apetece hacer todo el rollo de cocer los garbanzos podéis usar garbanzos de bote. En este caso, cuando los saquéis, enjuagadlos bien con agua para quitar el sabor a conserva.
Comments