Dedos de bruja

Ingredientes (para 26 dedos aproximadamente):

  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente. 
  • 25 gr de azúcar.
  • 1 huevo.
  • Unas gotas de esencia de vainilla (opcional).
  • 150 gr de harina.
  • 1 pizca de sal.

Además necesitaremos (para dar aspecto de dedo sangriento):

  • Almendras crudas.
  • Mermelada de fresa. 

Elaboración:

  • Mezclamos la mantequilla, el azúcar, el huevo y la sal en un bol. Para que se integre la mantequilla es importante que esté a temperatura ambiente, aunque siempre nos quedará algún grumito.
  • Una vez bien mezclado añadimos la harina y mezclamos. Podemos ayudarnos primero con unas varillas, pero tendremos que acabar con las manos porque la masa de galletas no es "líquida" como la de un bizcocho.
  • Amasamos hasta tener una mezcla homogénea. Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel film. La dejamos reposar 30 minutos en la nevera. Así conseguimos que la mantequilla endurezca la masa y sea más fácil trabajar con ella.
  • Una vez lista cogemos porciones de masa y les damos forma de churro, para hacer la forma de dedo. Tendremos que hacer dos hendiduras a cada lado presionando un poquito para dar forma a los nudillos. Con un cuchillo hacemos las marcas de los nudillos, hacemos 3 hendiduras (como las de nuestros dedos :) ). No importa que exageremos estas marcas, ya que en el horno se suavizan.
  • Colocamos las almendras crudas en su sitio (haciendo de uña) y presionamos para colocarla. Una vez hecho el hueco la retiramos y lo pintamos con mermelada de fresa para volver a colocarla en su sitio. Así nos aseguramos de que queda en el sitio perfecto.
  • Pintamos con mermelada de fresa el final del dedo para dar aspecto de que se lo hubiéramos arrancado a la bruja.
  • Y horneamos a 180ºC durante 15 minutos o hasta que comiencen a dorarse.

Notas.

  • Debemos usar almendras crudas porque en el horno se cocinan. Si las usamos ya fritas se quemarían y amargarían  la galleta.
  • Tened cuidado de no formar los dedos muy gordos, porque en el horno hinchan un poco y acabarían pareciendo muñones.
  • Las galletas se conservan en perfecto estado, una vez frías, en un recipiente hermético.
Comments