Crema pastelera

Ingredientes:

  • 500 gr de leche entera o semidesnatada.
  • 100 gr de azúcar.
  • 40 gr de maicena.
  • 3 huevos.
  • vaina de vainilla.

Elaboración:

  • Del total de la leche, aparta medio vaso (unos 100 ml) y reserva en la nevera.
  • Prepara la vaina de vainilla como te enseñé en su día. Ábrela a la mitad y saca las semillas.
  • Pon el resto de la leche en un cazo con la vaina de vainilla y las semillas a fuego medio-alto hasta que casi alcance el punto de ebullición. En este momento aparta del fuego, tápala y deja reposar unos 30 minutos.
  • Mientras se infusiona la leche coge el vaso de leche reservado y añádele la maicena, remueve bien hasta que se disuelva del todo. Reserva.
  • Casca los huevos y échalos en un bol. Añade el azúcar y bate hasta tener una mezcla completamente integrada. En este momento añade la leche con la maicena y bate hasta tener una mezcla homogénea.
  • Destapa la leche que tenías infusionando y cuélala sobre la mezcla del bol. De esta forma quitarás la vaina de vainilla y algún posible resto de nata que se pudiera haber formado. Mezcla hasta integrar.
  • Ahora vuelve a colar la mezcla sobre el cazo que vas a utilizar y ponlo a fuego medio-bajo sin dejar de remover con unas varillas.
  • Mantén al fuego mientras remueves hasta que la mezcla espese. Ten en cuenta que cuando enfríe espesará más.
  • Retira del fuego y vierte sobre el recipiente en que la vas a conservar. 
  • Para evitar que se forme una costra en la superficie espolvorea un poco de azúcar mientras todavía esté caliente. O bien, puedes cubrirla con papel film a piel para evitar la condensación de agua. Cuando filmamos a piel quiere decir que el film esté totalmente pegado a la crema.
  • Una vez que haya perdido temperatura reserva en la nevera.
  • Antes de usar remuévela con unas varillas para recuperar la textura.

Notas.

  • Lo ideal es que sigas removiendo la crema mientras enfría ya que, mientras siga caliente se seguirá cociendo y creará costra. Lo que se suele hacer para enfriar una crema rápidamente es extenderla sobre una superficie limpia y fría y moverla con una cuerna (o espátula) hasta que pierda temperatura, momento en el cual ya podemos guardarla en el recipiente escogido y refrigerarla.
  • Puedes hacer la crema utilizando 6 yemas en lugar de 3 huevos. Resultará una mezcla más delicada. Personalmente prefiero hacerla con huevos enteros para no verme obligada a cocinar algo con las claras y que no me anden rondando por ahí.
  • Lo de separar un poquito de leche es porque la maicena se diluye en líquidos fríos, si tratases de hacerlo sobre un líquido caliente se formarían grumos.
  • Si quieres una crema más melosa puedes añadir unos dados de mantequilla a temperatura ambiente cuando hayas terminado la mezcla. Incorpóralos y mezcla con las varillas, la mantequilla se fundirá con el calor residual y se integrará.
  • Puedes hacer la crema con harina de trigo normal en lugar de maicena, pero resultará una crema más tosca.
  • Si en lugar de infusionar una vaina de vainilla prefieres usar azúcar vainillado, sustituye una cucharada de azúcar, por una cucharada de azúcar vainillado y procede del mismo modo.
  • También puedes aromatizar la crema con cáscara de limón o de naranja. En este caso, al pelar la cáscara, procura no llevarte nada de la parte blanca, ya que amargaría el resultado.
  • También puedes sustituir la vaina de vainilla por un palo de canela.
  • En caso de que no quieras aromatizar la crema con nada sáltate el paso de dejar reposar la leche.
  • Si la aromatizas con esencia de vainilla, añádela al final de la elaboración. Pero cuida la dosificación porque es muy potente, una cucharadita será suficiente.
Comments