Cómo preparar las hojas del repollo

Cómo preparar las hojas del repollo:

  • Quita las hojas exteriores ya que estarán más feas y serán menos tiernas. Quita las necesarias hasta llegar a las que no estén estropeadas. Quita entre 2 y 4 hojas aproximadamente. Si hay alguna rota quítala también. Si sacamos las hojas enteras es porque las queremos en su totalidad para cocinar. Si lo que queremos hacer es picar el repollo no hará falta sacarlas de esta manera, podemos picarlo directamente. Pero lo veremos más adelante.
  • Corta el tallo.
  • Saca las hojas con cuidado, desenrollándolas lentamente y con delicadeza. Si el tallo ofrece resistencia arranca la hoja con cuidado.
  • Pon en una olla grande abundante agua a hervir y mientas calienta lava bien las hojas.
  • Cuando el agua alcance el punto de ebullición introduce las hojas. Aplasta bien con una espátula para que las cubra el agua y hierve entre 10 y 15 minutos. Si las hojas van a cocinarse en la receta que hagas después hiérvelas 10 minutos. Si por el contrario no se van a cocinar posteriormente déjalas 15 minutos. Depende también de la dureza del repollo. Puedes ir tanteándolas una vez pasados los 10 minutos con la espátula.
  • Saca las hojas de repollo y déjalas escurrir y enfriar en un colador.
  • Ya tienes las hojas listas para utilizar.
Nota. Si no vas a utilizar el repollo entero puedes congelarlo. Para hacerlo es conveniente escaldarlo previamente un par de minutos, enfriarlo inmediatamente y escurrirlo. De esta forma evitaremos la decoloración, pérdida de sabor y de valor nutritivo. 
Comments