Cómo hacer aquafaba casera

Cómo hacer aquafaba casera

Ingredientes:

  • 1 parte de garbanzos.

Para el remojo:

  • 6 partes de agua.

Para la cocción:

  • 3 partes de agua.

Elaboración:

  • Pon los garbanzos a remojo la noche anterior con 6 partes de agua. No hace falta que uses la báscula, hazlo por volumen. Echa, por ejemplo, 1 vaso de garbanzos y 6 vasos de agua.
  • Al día siguiente escúrrelos y desecha ese agua.
  • Mide los garbanzos una vez hidratados. Si ahora, al estar hidratados, ocupan 2 vasos pues echa en una olla 6 vasos de agua. Es decir, 1 parte de garbanzos y 3 vasos de agua.
  • Lleva el agua a ebullición y, cuando hierva, añade los garbanzos. Pon a fuego fuerte y cuando vuelva a alcanzar el hervor baja la intensidad y deja hacer a ebullición suave durante 30-45 minutos, o hasta que los garbanzos estén tiernos.
  • Llegado este punto, retira los garbanzos y deja reducir el agua. Verás que va espesando. Deja reducir hasta que te quedes con una parte de aquafaba. Es decir, si echaste 3 partes de agua para la cocción, de aquafaba te quedará 1 parte. En este caso, como habías echado (por ejemplo) 6 vasos de agua, te quedarán 2 vasos de aquafaba.
  • Cuando haya reducido aparta del fuego, deja enfriar y refrigera. Cuando la aquafaba esté bien fría úsala como si fueran claras de huevo.

3 cucharadas de aquafaba= 1 huevo.

Notas. 

  • Al igual que las claras puedes congelar la aquafaba sin problema.
  • La aquafaba, al igual que la clara de huevo, tiende a soltar el liquidillo por debajo cuando está en reposo. Pero puedes volver a montarla sin problema.
  • Sí es cierto que es un poco menos estable que las claras, por lo que si quieres usarla para hacer una mousse, deberás hacer los movimientos envolventes con especial cuidado.
Comments