Cómo confitar tomates

Ingredientes:

Elaboración:

  • Pela los tomates. Para ello dales un corte superficial en el culo en forma de cruz, escáldalos y sumérgelos inmediatamente en agua fría (si es con hielo mejor). La piel comenzará a levantarse sola.
  • Quita las semillas. Para ello corta horizontalmente el tomate, apenas a una distancia de uno o dos centímetros de la parte superior. Ahora verás perfectamente donde están las semillas. Despégalas del tomate con ayuda de una puntilla y vacíalos con una cucharilla.
  • Ve reservando los tomates boca abajo para que pierdan el agua. No tires las semillas, te valdrán para un aperitivo tan chulo como éste.
  • Salpimenta y coloca en una bandeja de horno.
  • Seca en el horno a 170ºC durante 30 minutos.
  • Pasado este tiempo los tomates estarán secos. Cúbrelos con el aceite de oliva.
  • Horneamos a 170ºC durante 20 minutos más y deja enfriar.
  • Reserva hasta que los uses en un recipiente con el aceite para que se conserven en óptimas condiciones.

Notas.

  • Para usar el menor aceite posible, usa un recipiente que se ajuste en tamaño a los tomates que quieras confitar. No dejes parte sin cubrir porque te puede pasar como me paso a mí, que se tostaron un poquito por la parte que no les cubría.
  • Ves que en los ingredientes pongo que uso aceite de oliva virgen. Desde que tuve el privilegio de asistir a la charla sobre el aceite de oliva es el que uso, virgen para cocinar y virgen extra para ensaladas. Pero puedes usar aceite de oliva suave.
  • ¡No tires el aceite! Cuélalo y resérvalo para confitar más tomates o para usar como aceite normal a la hora de cocinar.
  • Si no quieres hacerlo al horno puedes hacerlo en sartén igual que el bacalao.
Comments