Cómo cocinar y conservar legumbres para ahorrar tiempo

Necesitarás:

  • Legumbres
  • Agua.
  • Alga kombu.
  • Tarros de vidrio con tapa.

Elaboración:

  • Pon las legumbres a remojo, en agua, un mínimo de 8 horas, hasta que se hidraten. Cuanto más tiempo estén a remojo, más digestivas serán. Si las dejas más tiempo, recuerda cambiar el agua cada 8 horas.
  • Desecha el agua de remojo y acláralas.
  • Cuece las legumbres como de costumbre. Los garbanzos a partir de agua hirviendo, las demás legumbres pueden ser a partir de agua fría. Añade al agua un trozo de alga kombu y evita la sal.
  • Cuando estén tiernas guárdalas en tarros de vidrio y llena estos hasta casi rebosar. Las legumbres han de estar totalmente cubiertas por el agua de cocción bien caliente.
  • Cierra el frasco fuertemente con la tapa. Dale la vuelta y déjalo reposar en un lugar plano hasta que enfríe sin tocarlo.
  • Una vez frío guárdalo refrigerado o a temperatura ambiente un lugar fresco, seco y oscuro. Te aguantarán en perfectas condiciones hasta tres semanas en la nevera y hasta una a temperatura ambiente.

Notas.

  • Comprobar que el semivacío se ha hecho correctamente es muy sencillo. A la hora de abrir el tarro, deberás escuchar el "plop" característico de los tarros de conserva. Si no lo escuchas es que el semivacío no se ha producido y deberás comprobar que las legumbres están en buenas condiciones por su olor, aspecto y sabor.

 

Comments