Chupa Chups de galleta

Ingredientes (para 8 Chupa Chups):

  • 100 gr de galletas.
  • 100 gr de leche condensada.
  • Chocolate para fundir.
  • Virutas de chocolate (opcional).

Además necesitaremos:

  • Palos de brocheta, palos de helado, o similar.

Elaboración:

  • Con un robot de cocina o batidora tritura las galletas. Si no tienes, mete las galletas en una bolsa limpia, y las machácalas ayudándote con el rodillo. No hace falta liarse a rodillazos con las galletas, con pasarlo por encima como si amasaras, sirve.
  • Mezcla las galletas con la leche condensada hasta conseguir una masa compacta. Tapa con papel film y reserva en la nevera durante 20 minutos. Esto lo hacemos para que endurezca la masa.
  • Saca de la nevera y forma bolitas del tamaño deseado, tamaño Chupa Chups.
  • Colócalas sobre papel de horno para que no se peguen y déjalas enfriar otro poco en la nevera, con 10 minutos será suficiente.
  • Mientras esperas, derrite el chocolate al baño María.
  • Una vez pasado el tiempo saca las bolitas, moja un palo en el chocolate e introduce en una bolita. La finalidad es que quede bien adherido el palo.
  • Una vez clavado el palo introduce la bolita en el chocolate y cubre por completo. Sacude un poco para retirar el exceso y decora con virutas de chocolate (opcional).
  • Coloca sobre papel de horno y deja secar.
  • A menos que tengas un recipiente lo suficientemente estrecho y hondo, puede ocurrir que la zona del palo no cubra correctamente. No hay problema, tengo truco. Una vez colocados en el papel de horno ayúdate de un pincel para cubrir esa zona.
  • Deja secar y sirve.

Notas:

  • Lo ideal es dejar secar los Chupa Chups en posición vertical, pero a veces resulta complicado si no disponemos de algún sitio donde pincharlos o colocarlos.
  • El ingrediente que hace que se sujete perfectamente la bolita al palo es el chocolate, por lo que es imprescindible pintar de chocolate la zona de unión de bola-palo y asegurarse de que esté bien seco, ya que es lo que le confiere dureza.
  • Existen un montón de posibilidades. Cambiar galleta por bizcocho, magdalenas... la leche condensada por crema de queso, nutella... ¡hay infinitas opciones!
Comments