Carne guisada

Ingredientes (para 1 kg de carne de ternera):

  • 1 kg de carne de ternera para guisar cortada en dados.
  • 4 ajos.
  • 2 cebollas.
  • 2 zanahorias.
  • 2 tomates.
  • 1 pimiento rojo.
  • cucharada de harina.
  • 100 ml de vino tinto.
  • Caldo de pollo (cantidad suficiente para cubrir la carne).
  • cucharadita de pimentón dulce.
  • cucharadita de pimentón picante.
  • 1 pizca de ajedrea.
  • 1 pizca de curry.
  • 1 hoja de laurel.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Aceite de oliva virgen.

Elaboración:

  • Lo primero de todo es poner el pimiento rojo a asar, que lleva su tiempo.
  • Empezamos con el sofrito. Para ello pon la olla o rondón donde vayas a cocer la carne a calentar con unas cucharadas de aceite, que cubra ligeramente el fondo. Ponla a calentar a fuego medio-bajo.
  • Pela y pica la cebolla y el ajo en brunoise y, cuando el aceite esté caliente, añádelos al rondón. Echa una cucharadita de sal y rehoga.
  • Mientras se rehoga la cebolla y el ajo pela la zanahoria y córtala en ruedas, ni muy finas ni muy gruesas. Y sigue rehogando durante 10 minutos.
  • Coloca una sartén a parte con un par de cucharadas de aceite a fuego alto y marca los trozos de carne previamente salpimentados. Es decir, dale un color doradito sin falta de que se cocine por dentro. La queremos dorada por fuera y cruda por dentro. Ve reservando en un plato.
  • NO LAVES LA SARTÉN. Todavía nos va a dar juego. Queremos recuperar los jugos que ha soltado la carne y han quedado pegados en la misma por lo que, sin apagar el fuego, echa en la sartén el vino tinto para despegar esa sustancia. Es lo que se conoce como DESGLASAR. Remueve con una espátula para despegar todo esto y deja al fuego un poco hasta que se evapore el alcohol (entre 1 y 2 minutos). Aparta del fuego y reserva.
  • Añade al sofrito el tomate previamente pelado y despepitado. Córtalo en concassé, que es el corte típico del tomate, como una brunoise pero más gruesa.
  • Añade también el pimentón dulce y picante y remueve bien para que no se queme. En este punto puedes apartar un poco la olla del fuego por si tienes miedo de que pase.
  • Llegó el momento de añadir la ligazón. Echa una cucharada de harina e integra en el sofrito mientras dejas que se cocine un rato. Un par de minutos serán suficientes.
  • Añade el vino tinto que tenías reservado. Mezcla bien y vierte la carne, con la salsa que ha soltado y todo.
  • Cubre con el caldo, añade el resto de especias (ajedrea, curry y laurel), pon a punto de sal y deja cocer a fuego suave hasta que esté tierna. Ha de hacer un ligero burbujeo pero no hervir. Yo la pongo al fuego mínimo con la tapa medio puesta.
  • ¿Echas algo de menos? Sí, el pimiento que estaba asando. Cuando esté asado lo pélalo como vimos en su día, pícalo del tamaño que quieras y lo agrégalo a la olla.
  • Usa la carne como quieras, guarnecida con unas patatas fritas (como he hecho yo), con arroz, o como un guiso de carne. En ese caso tan sólo tendrás que añadir unas patatas escachadas 20 minutos antes de finalizar la cocción. No te lleves las manos a la cabeza, hablábamos de este tipo de patatas cuando hicimos el marmitako de atún.

Notas.

  • Si haces la carne como un guiso con sus patatas, añade un poquito menos de harina en el sofrito, ya que las patatas escachadas sueltan almidón que engorda el caldo.
  • Puedes hacer el sofrito a tu antojo, con los ingredientes que quieras, tan sólo sigue las pautas.
  • El alcohol no es obligatorio, simplemente me gusta el toque que le da.
Comments