Canelones de calabacín con atún y queso crema

Ingredientes (para 15 rollitos):

  • 1 calabacín.
  • 3 pimientos del piquillo asados.
  • 100 gr de atún al natural.
  • 150 gr de queso blanco para untar.
  • 2 hojas de puerro.
  • Sal.
  • Pimienta.

Elaboración:

  • Lava los calabacines, despúntalos y córtalos a lo largo en láminas finas. Es más fácil que lo hagas con una mandolina, pero a mano también sirve. Reserva.
  • Pon agua a hervir en una cazuela lo suficientemente amplia como para que te entren los calabacines.
  • Mientras calienta prepara el relleno. Quita las semillas de los pimientos del piquillo y córtalos en brunoise.
  • Echa en un bol el queso crema, el atún escurrido y el pimiento picado y mezcla bien. Pon a punto de sal y pimienta y mezcla de nuevo. Reserva en la nevera.
  • Cuando el agua esté hirviendo, añade una cucharadita de sal y las láminas de calabacín. Cuécelas entre uno y dos minutos, que estén tiernas  pero ofrezcan una pequeña resistencia. Sácalas y resérvalas sobre un escurridor.
  • ¡No tires el agua! Corta las hojas de puerro en tiras finas y escáldalas. Es decir, hiérvelas durante 1 minuto en el agua hirviendo de los calabacines. Sácalas, escúrrelas y reserva.
  • Estira las láminas de calabacín sobre la meseta. Sécalas con papel absorbente si fuera necesario. Pon una cucharadita de la mezcla en uno de los extremos de cada lámina y enrolla hasta formar el canelón.
  • Ata con la tira de puerro cada uno de los canelones y, cuando los tengas en el plato para servir, decora con un poco de pimiento del piquillo picado y unas hierbas provenzales.

Notas. 

  • No pongas demasiado relleno en las láminas de calabacín o se saldrá. Del mismo modo, no aprietes el canelón a la hora de enrollarlo.
  • Si te sobra relleno puedes aprovecharlo para hacer sándwiches, canapés... o simplemente servirlo con unas tostaditas de pan.
Comments