Cachopo de calabacín (versión vegana)

Ingredientes (para dos personas):

  • 2 calabacines.

Para el relleno:

  • 120 gr de anacardos crudos y sin sal.
  • 4-5 tomates secos.
  • 2-3 cucharadas de levadura de cerveza desamargada o nutricional.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 60 ml de agua.
  • 1 pizca de sal.

Para el rebozado:

  • 2 cucharadas de harina integral.
  • 1/2 vaso de leche vegetal sin endulzar.
  • 2 cucharadas de pan rallado.

Para freír:

Elaboración:

  • La noche anterior pon los anacardos a remojo. Si no te has acordado, remójalos un mínimo de dos horas.
  • Haz lo mismo con los tomates secos. Si no te has acordado puedes hidratarlos en 10 minutos. Pon agua a hervir y aparta del fuego, echa los tomates y déjalos a remojo alrededor de 10-15 minutos o hasta que estén blandos.
  • Despunta y pela los calabacines. Córtalos en láminas de medio centímetro aproximadamente con ayuda de una mandolina o con un cuchillo. Ponlos a punto de sal y pimienta y reserva las láminas sobre papel absorbente para que pierdan humedad.
  • Echa en un robot de cocina o en el vaso de la batidora el agua y los tomates secos. Tritura bien, añade el resto de ingredientes del relleno y procesa hasta tener una pasta densa.
  • Empareja las láminas de calabacín por tamaños. Extiende un par de cucharaditas de relleno sobre la mitad de las láminas y cubre con su pareja.
  • Reboza. Pasa las láminas por harina, quita el exceso, por la leche vegetal, escurre, y por el pan rallado.
  • Echa en una sartén aceite de oliva hasta cubrir el fondo y pon a fuego alto.
  • Fríe los cachopos, primero por un lado hasta dorar y luego por el otro.
  • Saca y coloca sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa.
  • Sirve con la guarnición elegida.

Notas:

  • Recuerda poner el fuego bien alto a la hora de freír. El calabacín ablanda muy rápido, si los frieras más tiempo que el necesario para que doren, quedarían demasiado blandos y nada consistentes.
  • La crema ha de ser densa para que no se escurra. Ha de quedar como una especie de paté.
  • Ten en cuenta que puedes modificar este paté añadiendo las especias que quieras según tus preferencias. Está fantástico incluso para comer solo con tostaditas de pan.
  • Si quieres congelarlos puedes hacer de más y hacerlo una vez empanados. Cuando los vayas a comer fríelos sin descongelar previamente. Pero ten en cuenta que, al haber estado previamente congelados, cuando los cortes para comer, el empanado tenderá a despegarse por la cantidad de agua que tiene el calabacín.
Comments